viernes 24/9/21

La industria musical solicita el uno por ciento de los presupuestos de Canarias para sacar de la crisis a la Cultura

La Asociación de la Industria Musical Canaria ha dirigido un escrito al presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres
6767676666
Foto: cope.es

La industria de la música de Canarias ha solicitado formalmente al presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, que destine el uno por ciento del presupuesto de 2022 de la Comunidad Autónoma a Cultura, porcentaje que se sitúa en la actualidad en un 0,5% de las cuentas autonómicas.

El sector entiende que de esta manera, el Ejecutivo canario compensaría parcialmente una deuda histórica con la Cultura, que ha sufrido en los últimos catorce años un recorte, en los recursos autonómicos, del 78%, que si bien ha sido atenuado en esta legislatura con incrementos puntuales no han resultado suficiente para mitigar los efectos devastadores de la crisis de la pandemia en las artes y la creación y, muchos menos, para aproximarse a las cifras presupuestarias de Cultura de 2008, cuando la dotación con esa finalidad ascendía a 66 millones de euros frente a los actuales 37 millones de euros para el mismo concepto.

La Asociación de la Industria Musical Canaria [AIMCA], de ámbito en toda la Comunidad Autónoma, que preside el productor Jairo Núñez, y que engloba a más de sesenta empresas de actividades culturales relacionadas con la producción, servicios de sonido, iluminación, infraestructuras, estudios de grabación y profesionales como técnicos, diseñadores gráficos, artistas, acomodadores o gestores, entre otros, con gran peso específico en el colectivo de la Cultura, explica este viernes en un comunicado de prensa remitido a Crónicas que ha dirigido una carta al presidente de Canarias, en la que, no obstante, pone en valor “su sensibilidad personal y la de su gabinete autonómico demostrada con la Cultura desde el momento en que proclamó solemnemente, en su discurso institucional, con motivo del Día de Canarias, el pasado mayo de 2020, que la Cultura pasaba a formar parte, desde aquel momento histórico, de sus objetivos estratégicos en los planes de reactivación de la economía canaria para la postpandemia, como así ha sido inyectando recursos en el tejido cultural de Canarias con tal finalidad, iniciativa que nuestro colectivo valora como un esfuerzo digno de encomio”.

Sin embargo, AIMCA manifiesta, en su misiva al presidente autonómico, su deseo de “transmitirle que la prolongación en el tiempo [casi año y medio] de esta crisis económica, a consecuencia de la pandemia de la covid19, ha golpeado gravemente a nuestro sector, que ha resultado ser uno de los más castigados, con pérdidas cuantiosas en el lucro cesante y en la destrucción de empleo [sirva como dato de referencia la desaparición de un 37% de puestos de trabajo en la actividad cultural del primer trimestre de este año, según fuentes de la Encuesta de Población Activa [EPA]]”.

Es por ello que la citada asociación pone de relieve al jefe del gabinete autonómico de Canarias que “la economía de la Cultura sigue seriamente dañada porque el proceso de recuperación es más lento que en otros renglones productivos, ya que los aforos para la programación cultural continúan siendo restrictivos en los recintos cubiertos y al aire libre, no hay una regulación establecida para los pabellones e instituciones feriales y las celebraciones multitudinarias

aún no han arrancado. A este ralentí en la vuelta a la normalidad en la dinámica cultural hay que sumar las dificultades en la venta de tickets en una población debilitada económicamente, con porcentajes de récords de paro, y recelosa todavía de acudir a actos concurridos por temor a contraer la enfermedad”.

“Nuestro sector está pagando, ahora más que nunca, con esta dilatada crisis del coronavirus”, recoge el escrito dirigido a Torres Pérez, “las secuelas que arrastró, en los últimos doce años, al haber pasado de un presupuesto de Cultura, en 2008, de 66,2 millones de euros a un presupuesto, en 2020, de 35 millones de euros, casi la mitad menos, recorte que estuvo originado por la crisis económica de la burbuja urbanística, en la que los gobiernos autonómicos anteriores hicieron pagar los platos rotos al colectivo de las artes”.

Finalmente, AIMCA traslada al presidente, en dicho documento, la petición de que “en los próximos presupuestos de la Comunidad Autónoma se tengan en cuenta las razones y los argumentos esgrimidos y se acuerde, por su Gabinete, destinar el uno por ciento de los presupuestos de la Comunidad Autónoma a Cultura, contribuyendo así a resarcir la vieja deuda histórica del ejecutivo canario con nuestro sector”. “En este sentido”, la asociación informa al presidente, “que hemos celebrado encuentros con todos los grupos del arco parlamentario canario habiendo recibido una acogida de consenso a nuestra petición, que entendemos que es un marco político propicio para que esa aspiración del colectivo de la Cultura de Canarias sea una realidad”.

“Si, finalmente, se diera, por parte de su Gobierno, ese paso”, agrega el citado texto de AIMCA, “estamos seguros de que un segmento vulnerable de la economía canaria recibiría un balón de oxígeno”. Y recuerda que “el último Anuario de Estadísticas Culturales del Ministerio de Cultura confirma la importancia del Sector de la Cultura de Canarias, afirmando que está constituido por 5.544 empresas que generan 31.600 puestos de trabajo, el 3,5% del empleo total de las islas, lo que representa una aportación del 2% al PIB de la Comunidad Autónoma, y un volumen de consumo cultural anual de más de 500 millones de euros”.

La industria musical solicita el uno por ciento de los presupuestos de Canarias para...
Comentarios