sábado. 24.02.2024

La portavoz del Grupo Mixto en el Parlamento de Canarias, Vidina Espino, ha transmitido “el malestar y enfado” de las cuidadoras y familiares de personas dependientes y lo ha hecho absteniéndose hoy en la votación para convalidar el decreto que regula las condiciones y cuantías máximas de las prestaciones económicas a los cuidados en el entorno familiar y de apoyo a personas cuidadoras no profesionales. De esta forma, Espino ha cumplido su palabra de llevar al Parlamento la voz de este colectivo, tal y como le pidió la representante de Acufade, Elena Felipe, que ha calificado este decreto de “electoralista e insuficiente”.  

Según la nota enviada este martes a Crónicas, durante su intervención en la Diputación Permanente, Espino ha reprochado a la consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana que, a pesar de haber tenido cuatro años para aumentar las cuantías de las prestaciones, “no lo han hecho hasta hace apenas unas semanas antes de las elecciones”. La portavoz también ha insistido en que este aumento de las cuantías “se queda corto, ya que no revierten los recortes, ni si quiera vuelven a las cuantías del año 2011, antes del recorte que sufrió la dependencia”. 

Espino ha recordado que en 2011, la cuantía para cuidados en el entorno familiar para un dependiente de grado III era de 520 euros, pero, en este decreto, “se quedan en 504 euros”. Para un dependiente de grado II era de 337 euros “y ustedes la suben ahora solo hasta los 319 euros”. Con estos datos, Vidina Espino ha argumentado que este Gobierno no ha revertido los recortes del año 2012. “No han tenido en cuenta que el coste de la vida ha aumentado desde el 2011 hasta hoy en más de un 18 por ciento”, ha aclarado. 

Millones sin ejecutar

Una vez más, la portavoz ha dejado claro que el hecho de que no suban las cuantías no tiene que ver con la falta de recursos porque “el año pasado el Gobierno de Canarias “dejó más de 800 millones de euros sin ejecutar, 58 de ellos en Derechos Sociales y esta subida tiene un coste anual de 14 millones”. Espino ha insistido: “Claro que se pueden subir aún más las cuantías, señora Santana, se han quedado ustedes cortos. Por eso yo entiendo el enfado de las personas dependientes y de sus familias”, le ha repetido.

Vidina Espino ha ofrecido más datos. Entre ellos, que de todas las prestaciones, “las de cuidados en el entorno familiar son las más numerosas en Canarias, 14.000, en estos momentos”. Según los últimos datos publicados por el propio Ministerios de Derechos Sociales, en el mes de marzo en Canarias, “solo 493 personas dependientes reciben ayuda a domicilio en Canarias, 5.100 acuden a un centro de día y 4.400 tienen plaza en una residencia”. Con estas cifras, ha recordado que, por tanto, el mayor peso de la atención a la dependencia “sigue recayendo en las familias, en concreto en las mujeres que son el 80 por ciento de las cuidadoras”.

Más peso sobre las mujeres y cuidados precarios

Sobre este hecho, la portavoz ha insistido en que “muchas de estas mujeres se sienten esclavizadas”, tal y como afirmó en comisión parlamentaria la representante de las cuidadoras ”porque no se les da otra opción más que cuidar a sus padres o hijos dependientes. “No se les presta servicios, porque no existen, porque usted no los ha puesto en marcha en toda la legislatura”, le ha espetado Espino a Santana. “Lo que ha hecho es descargar más peso sobre esas mujeres y precarizar los cuidados, dando la prestación más barata del sistema a las familias”. 

La portavoz ha recordado que no a todas las familias les llegan las ayudas. Según datos también del Ministerio de Derechos Sociales, en el mes de febrero en Canarias se registraron 507 bajas de solicitudes por fallecimiento. “Esto significa que 18 personas murieron cada día esperando por una respuesta a su solicitud”. 

Farolillo rojo 

Otro dato negativo en las cifras de la dependencia. Canarias sigue siendo la comunidad autónoma donde más hay que esperar para una resolución: 946 días de media frente a los 338 de media de espera en el resto del Estado. “Los canarios esperamos 20 meses más que el resto de los ciudadanos de este país por la resolución de una solicitud de dependencia y tal es así que somos el farolillo rojo, la única comunidad autónoma marcada en rojo en todo el informe”, ha aclarado Espino. “En Canarias hay que esperar una media dos años y medio por una respuesta.” 

Ante una situación que no ha mejorado a pesar de las promesas, Vidina Espino ha pedido que, gobierne quien gobierne la próxima legislatura, “esto no puede seguir así” y ha señalado que uno de los mayores retos y de los mayores compromisos que debe asumir el próximo gobierno es “poner el cumplimiento de la ley de dependencia, como una de sus principales prioridades”.  

Espino muestra el malestar de las cuidadoras y familiares de las personas dependientes...
Comentarios