jueves. 06.10.2022

La diputada del Grupo Mixto en el Parlamento de Canarias, Vidina Espino, ha pedido una vez más al Gobierno -este martes lo ha intentado con la consejera de Educación- que tome en cuenta su propuesta de repartir una tarjeta monedero de 100 euros por escolar para que las familias de Canarias puedan hacer frente al gasto extra que, debido a la inflación, supone la compra del material y libros en este inicio de curso. Esta iniciativa se une a la que también ha presentado al consejero de Hacienda para que duplique la deducción fiscal a las familias. 

Espino ha sido clara con Manuela Armas: “Ningún niño se puede quedar sin el material y sobre todo sin libros” y ha aprovechado para dar voz a la propuesta de los sindicatos que piden que la Consejería ponga a disposición de los centros una partida específica para que, en caso de detectar esa falta de material escolar en niños de familias con más dificultades, ellos mismos puedan comprar las libretas o lo que les haga falta. “Que todos los niños cuenten con el material suficiente es igualdad”, ha recordado la diputada. 

En su intervención, Vidina Espino ha agradecido el compromiso y la dedicación de docentes, equipos directivos, asociaciones de padres y madres que, “a pesar de las dificultades, hacen todo lo posible por dar la mejor educación a nuestros hijos e hijas”. Además, “son un colectivo que no conoce el teletrabajo porque desde el primer minuto estaban en las aulas dando clase pero también son un colectivo que sufre la falta de previsión y planificación en la gestión de la educación en Canarias”. A estas alturas y con el curso recién iniciado, los docentes no saben todavía los contenidos que deben impartir en clase y “están preparando una programación que, en unos meses, no sabrán si tendrán que cambiar”. 

Espino también se ha referido a la situación por la que atraviesan los profesores de La Graciosa que están recogiendo firmas por el sobrecoste que les supone el trayecto desde Lanzarote y ante la dificultad de encontrar una vivienda en La Graciosa ya que se destinan al alquiler vacacional. En este traslado diario gastan hasta 130 euros al mes. 

En relación a la situación de las infraestructuras de los centros educativos, la diputada ha mostrado una vez más su preocupación por el estado en que se encuentran. “Hay colegios donde los padres y madres de niños que necesitan atención especial se han encontrado que las aulas siguen sin estár adaptadas y continúan con obras”. En este punto, también ha recordado que todavía en Canarias, muchos niños y niñas, siguen estudiando en barracones o en colegios a los que les falta el techado. Espino ha apremiado a la consejera a poner solución urgente a esta situación. 

Espino insiste en su propuesta de una tarjeta monedero de 100 euros por escolar para la...
Comentarios