miércoles 8/12/21
Fernando Clavijo, ex presidente del Gobierno de Canarias y senador por la Comunidad Autónoma

"Se ha visto muy compenetrados a la mujer del ex ministro de Justicia, a Santiago Pérez y a la Fiscalía Anticorrupción contra mí y contra CC"

"Antes de la pandemia hablé con todos los compañeros y les transmití que me gustaría poder presentarme a la Secretaría General y sigo pensando en lo mismo. Queremos fortalecer la organización y tener las mayores posibilidades de ganar las próximas elecciones"

"Es fundamental que haya gente de Lanzarote en mi equipo porque siempre ha sido punta de lanza"

"Me gustaría preguntarle a la presidenta del Cabildo de Lanzarote qué piensa de que Canarias no esté contemplada en el plan turístico o qué opina de la política de impuestos. Han vivido de la inercia y de la magnífica gestión que dejó Pedro San Ginés"

“Cuando el Partido Socialista es desalojado, siempre hay tensión porque son especialistas en crearla pero esta vez se les han visto las vergüenzas, el estilo y las prácticas de amedrentar y de hacer campañas de acoso y derribo desde las redes”

“El acoso y derribo al que me sometieron fue por el contrato de Radiotelevisión Canaria; entre otras cosas, pero principalmente por eso”

El ex presidente del Gobierno canario y actual senador por la Comunidad Autónoma, Fernando Clavijo, tiene muy claro que su futuro político pasa por liderar Coalición Canaria (CC). Así lo ha confirmado este viernes en una larga entrevista en el programa "A buena hora" de Crónicas Radio-COPE Lanzarote en la que ha querido explicar en profundidad temas de actualidad como las últimas informaciones sobre la Fiscalía Anticorrupción y sus teóricos avances filtrados a parte de la prensa en el conocido como "Caso Reparos". En la entrevista, además, muestra su absoluta convicción de que existe un complot contra él y contra su organización en el que participan el ex portavoz del Partido Socialista (PSOE) en La Laguna Santiago Pérez, alguien a quien no nombra y sólo define como el ex ministro de Justicia y la mujer de éste, todo con un lazo directo y una coordinación que le tiene perplejo con la Fiscalía Anticorrupción y con varios medios de comunicación de las Islas. Sobre los medios también habló abiertamente, afirmando que son los mismos que se quedaron sin el suculento contrato de la Radiotelevisión Canaria, que ahora actúan no por informar a la población de forma veraz y objetiva sino como una especie de venganza por este tema y por otros que no termina de definir. En la entrevista, además, cuenta sus planes de futuro, su idea de separar la parte orgánica de la pública en CC y de contar con gente de Lanzarote en su equipo si finalmente, como pretende, sale elegido secretario general. 

pescadores_playa_blanca_1_

- El Partido Socialista le ha acusado esta semana de estar criticando y felicitando a la vez al Gobierno de Pedro Sánchez. ¿Ha sido así, le ha dado a Sánchez una de cal y otra de arena?

- Creo que el PSOE se inventa una realidad que quiere repetir mucho a ver si se convierte en verdad pero en absoluto. Una cosa es la firmeza y otra la educación. Yo le dije a la ministra que no estamos satisfechos con la regulación de los ERTEs en Canarias. Entendemos que se ha hecho a la medida de Baleares, que tiene otra temporada, que tiene a los trabajadores fijos discontinuos, que se van al paro y vuelven con el inicio de la siguiente temporada. Lo que sucede es que cuando empieza la temporada den Canarias es cuando se acaban los ERTEs y es cuando los empresarios deberían tener la tranquilidad de que van a poder ir abriendo los hoteles de manera gradual para que ese empleo no se destruya. Lo que le transmití a la ministra es que eso no fue lo que se acordó con nosotros cuando Ana Oramas le apoyó con la prórroga del estado de alarma. Nosotros dijimos que había que llevarlos como mínimo hasta el 31 de diciembre porque no hacerlo podía suponer la destrucción de cuarenta o cincuenta mil puestos de trabajo en Canarias. En islas como Lanzarote o Fuerteventura, el 70% de la economía de la isla depende del sector turístico. Si el 30 de septiembre se acaban los ERTEs, con la incertidumbre que tenemos todavía sobre si se hacen test en origen, si llegan vuelos o si no, no se puede estar así.

- La mayoría de los hoteles no van a abrir en verano en las Islas. Por tanto, no va a haber negocio…

- El objetivo es que cuando empiece la campaña de invierno, cuando ni siquiera sabemos si va a haber un brote o no, puedan hacerlo de manera gradual y puedan ir subiendo a los trabajadores en función de la ocupación del hotel. Yo sé que al PSOE le molesta que Ángel Víctor Torres haya vendido eso como un éxito pero la realidad es que si se lee la disposición no hemos conseguido nada que no se esté aplicando en La Coruña o Málaga.

- Ha habido una crisis de gobierno en Canarias que ha pasado de puntillas, probablemente por la situación del coronavirus, con el cambio de dos consejerías tan importantes como Educación y Sanidad. ¿Cómo lo ha visto usted, cree que se han librado de una crítica mayor por estar en la situación en la que estamos?

- Es el único Gobierno de toda España que ha tenido que cesar a una consejera y un consejero interino en mitad de la mayor crisis sanitaria que se ha vivido en Canarias. En menos de un año vamos por el tercer consejero de Sanidad. En el caso de Educación, tuvimos a profesores y sindicatos desesperados por el destrozo que había hecho la consejera y ahora tenemos una nueva responsable y habrá que ver cómo va todo. Yo tuve la ocasión de compartir gestiones con Manuela Armas cuando fui alcalde de La Laguna, creo que es muy buena persona pero vamos a ver del equipo del que se rodea.

- Usted fue presidente del Gobierno y sabe que esto no consiste en coger a buenas personas ni asignar cuotas territoriales en departamentos clave. De hecho, recuerdo que tuvo unas críticas enormes por sacar a un profesional como Baltar de la sanidad privada y resultó ser un gran consejero, alguien capaz de poner de acuerdo a todo el mundo…

- Sí, fui duramente criticado por el PSOE cuando decidimos profesionalizar dos áreas, Economía con Pedro Ortega, que también era un independiente, y Sanidad, porque seguimos sosteniendo que hay áreas en las que no vale la ideología política; lo que vale es la gestión. Después de eso, los resultados fueron magníficos. Nunca en la historia de Canarias se habían bajado tanto las listas de espera ni se había conseguido tal nivel de satisfacción de los ciudadanos con el sistema público canario ni nunca se había tenido un presupuesto tan alto. Al final, se trataba de una gestión seria y rigurosa donde no había ideología. Demostró que fue el mejor consejero de Sanidad que ha tenido Canarias en su historia.

- Vamos a hablar si le parece de su situación personal y procesal. Tras su absolución por el Caso Grúas, después de los ríos de tinta que algunos hicieron correr, varios medios se lanzaron a publicar la segunda bala que parecía que algunos tenían en la recámara, el ahora conocido como Caso Reparos. Digo esto porque a cualquier periodista serio esto no le debe oler demasiado bien, teniendo en cuenta que no pasó ni un día desde que se conoció una noticia que terminaba con innumerables ataques contra usted y su partido y comenzaba la otra. ¿Qué pensó cuando conoció la noticia?

- Pensé que era una estrategia y una trama en la que está la mujer del ex ministro de Justicia, Santiago Pérez, ex compañero del ministro de Justica, algunos medios de comunicación y alguna persona en la Fiscalía para seguir con la campaña de acoso y derribo a la organización política de la que yo formo parte y a mi persona por no prestarme a seguir su juego.

- ¿Cuál era su juego, fue todo por el contrato de la Radiotelevisión Canaria?

- Sí. Efectivamente. Entre otras cosas, pero principalmente esto. Cuando tratas de ser justo, pasan estas cosas, pero la Justicia pone a todo el mundo en su sitio. El auto del Supremo ni siquiera entró a valorar la causa porque vio que la historia ni siquiera tiene indicios de delito. Hubo un relato escrito por Santiago Pérez, la mujer del ex ministro de Justicia de abogada de ese señor y una Fiscalía Anticorrupción que fue creada por el ex ministro de Justicia, a los que además se les veía muy compenetrados; la Fiscalía estuvo reescribiendo entre comillas los argumentos del denunciante y claro, uno se preocupa. Afortunadamente, yo siempre he creído en la justicia y en la honradez de la mayoría de los profesionales que la ejercen. Insisto en que el auto ha sido muy contundente con el varapalo que le da a la Fiscalía y a la Audiencia Provincial y da razón a la jueza que lo archivó en su día en La Laguna y le obligaron a abrirlo, con un cambio de criterio de la Fiscalía cuando entró a gobernar el PSOE en España. La Fiscalía había estado a favor de archivar el caso porque no había nada y cuando entró a gobernar el PSOE, curiosamente, cambió de criterio. Ahora, ya están buscando tener algo para poder sacar titulares este verano.

- Cuando ha saltado el caso de Ignacio Stampa en la Fiscalía Anticorrupción, cuando se habla de las filtraciones a Podemos y del interés político que hay detrás en otro caso, ¿qué se le pasa por la cabeza?

- Es muy fuerte que sean los mismos medios que han estado amplificando y generando una burbuja que no tenía ningún tipo de sentido. Ni nosotros ni los concejales hemos recibido nada del Juzgado y nos enteramos anoche por los medios de comunicación que parece que tienen una línea directa con algunas personas dentro de la Fiscalía. Ves cómo la Fiscalía Anticorrupción filtra documentos y lo hemos visto con el caso de Podemos. Esto le hace un flaco favor a la Justicia y a la democracia.

- ¿El objetivo era acabar con su carrera política, cree que en parte lo han logrado?

- No, ni lo van a lograr. Al final, son los ciudadanos los que depositan su voto. La gente por la calle me va felicitando y diciéndome que menuda injusticia y preguntándome qué había hecho a esa gente. Yo siempre he sido la misma persona. Resignación aunque la familia lo pasa mal; mi mujer, las niñas, mi madre… esas cosas duelen pero mientras los ciudadanos y mi organización política estimen que soy útil a la sociedad, seguiré ahí, por mucho que ellos quieran quitarme del medio.

- Hay muchos líderes de su partido como José Miguel Barragán, Marcial Morales u Oswaldo Betancort que han dicho en este mismo medio que usted tiene que ser el próximo secretario general de CC. ¿Lo va a ser?

- Afortunadamente, en CC hay mucha gente válida. Antes de la pandemia, yo hablé con todos los compañeros y les transmití que me gustaría poder presentarme a la Secretaría General y sigo pensando en lo mismo. Es importante poder ofrecer mi experiencia y si puedo ayudar a que sea un gran equipo, estamos en un momento muy difícil para Canarias y para el partido. Hemos ganado las elecciones en 6 de las 8 islas, pero en muchas ocasiones los pactos antinatura nos han llevado a la oposición. Lo único que une el pacto a cuatro era desalojarnos y ahora tendrán que demostrar para qué. Queremos fortalecer la organización y tener las mayores posibilidades de ganar las próximas elecciones.

- ¿Tiene claro si va a llevar en su equipo a alguien de Lanzarote teniendo en cuenta el peso de la organización en la Isla?

- Seguro que va a haber gente de Lanzarote en mi equipo. El partido tuvo unos resultados magníficos en las últimas elecciones y este pacto raro entre PP-PSOE lo han desalojado. Es fundamental que haya gente de Lanzarote en mi equipo porque siempre ha sido punta de lanza en muchas políticas, desde las energías renovables, el cuidado del medio ambiente y hay mucha gente válida.

- ¿Su idea es ser también el candidato a la presidencia del Gobierno o prefiere que se separe la parte orgánica de la pública como hacen por ejemplo en el PNV o como han hecho durante la etapa de José Miguel Barragán?

- Sigo creyendo que es bueno separarlo. Cuando llegue ese momento, serán los compañeros los que decidan. Queda mucho tiempo por delante, hay mucha gente válida, con unos cuadros de líderes insulares muy potentes. Ahora hay que trabajar en fortalecer la estructura del partido. Canarias necesita alguien que defienda sus intereses y no unas siglas políticas o lo que le dicen de Madrid, siendo sumisos a ellos.

- ¿Cómo ha vivido todo lo que ha pasado en Santa Cruz, entiende la tensión que se ha generado?

- Cuando el Partido Socialista es desalojado, siempre hay tensión porque son especialistas en crearla, pero esta vez se les han visto las vergüenzas, el estilo y las prácticas de amedrentar y de hacer campañas de acoso y derribo desde las redes. Insultan, amenazan y es un flaco favor a la democracia. Creo que es igual de legítimo que Patricia Hernández fuese la alcaldesa no habiendo ganado las elecciones, a mucha distancia de José Bermúdez, que ahora que ella ha perdido por su incapacidad, se configure otra mayoría mucho más solvente que la saque de la Alcaldía. Eso no debería llevar a escuchar audios como el que hemos tenido que escuchar o la campaña mediática con algunos concejales. Crujen a cualquiera que no opine como ellos en las redes y eso no es bueno porque habla de la poca calidad democrática de algunas personas.

- ¿Se van a extender los cambios a otras instituciones, cree que va a haber un otoño caliente, que esos cambios podrían afectar incluso al Gobierno de Canarias?

- Nosotros estamos practicando una oposición responsable. Las decisiones que se tienen que tomar en los próximos meses son muy importantes y el Gobierno de Canarias debe tener la tranquilidad de poder tomarlas. Lo que a mí me gustaría es que se tomasen esas decisiones. Torres nos metió muchísima prisa para firmar el pacto por la reconstrucción de Canarias el 30 de mayo y la realidad es que a día de hoy no ha hecho absolutamente nada. No nos ha dado ni un papel. Tenía mucha prisa por la foto, que es a lo que se está dedicando este Gobierno. Necesitamos sacar adelante el presupuesto de la Comunidad Autónoma; el presupuesto del Gobierno de España, que es donde tiene que estar reflejado el dinero para Canarias. Se tienen que tomar decisiones en política fiscal y financiera; se tiene que llevar adelante el plan turístico del Gobierno de España, que no tiene ni un solo apartado específico para Canarias, siendo una de las potencias turísticas del Estado y el plan de reconstrucción que hemos hecho nosotros, con aproximadamente 50 enmiendas, que hemos sido los únicos que hemos hecho enmiendas porque Nueva Canarias no ha hecho ni una sola. Esto se tiene que cristalizar de aquí a noviembre o diciembre. Nosotros vamos a colaborar pero lo que queremos es que los que nos quitaron para gobernar porque iban a hacer las cosas mejor, hagan algo.

- ¿Qué le dicen en Madrid del pacto PP-PSOE de Lanzarote, siguen comentando lo extraño que les resulta fuera de Canarias o ya no lo hacen?

- Causa extrañeza y no sé hasta qué punto dos partidos que tienen una visión tan distinta de España y de la política son capaces de gobernar. Me gustaría preguntarle a la presidenta del Cabildo de Lanzarote qué piensa de que Canarias no esté contemplada en el plan turístico o qué opina de la política de impuestos. Han vivido de la inercia y de la magnífica gestión que dejó Pedro San Ginés.

"Se ha visto muy compenetrados a la mujer del ex ministro de Justicia, a Santiago Pérez...
Comentarios