domingo. 14.07.2024

Cuando el viento sopla desde el Cabildo

Voy a empezar este artículo de opinión pidiendo a mis compañeros y compañeras de Coalición Canaria en el Cabildo insular de Lanzarote que se sigan aunando esfuerzos y tendiendo puentes al Ayuntamiento de Haría, como han estado haciendo hasta ahora, porque es la única manera de que el municipio no quede rezagado como hasta ahora, y también solicito al Gobierno de Canarias que tenga en cuenta a Haría en sus presupuestos.

Llevamos meses esperando conocer cuál es el rumbo que ha decidido seguir el Ayuntamiento del norte con el nuevo grupo de gobierno, puesto que el único movimiento que se ve viene generado por las llamadas inercias institucionales. Parece ser que aún no funciona la brújula. Seguimos a la espera de una carta de navegación en forma de hoja de ruta.

¿Cuál es el destino de Haría? A puertas de un 2024 donde dejaremos de tener la brisa en popa de la ley de ajuste presupuestario, como gran recurso que nos permitía utilizar nuestro remanente, volveremos a encallar en un banco de arena que impedirá las grandes inversiones y que se atiendan las necesidades básicas de nuestro municipio.

Son las ráfagas de inversiones que llegan desde el Cabildo y desde el Gobierno de Canarias, indistintamente del color político al que pertenezca la tripulación, las que hacen posible que municipios como el de Haría, ante la falta de recursos propios, puedan dar un paso en sostenibilidad, movilidad o Medio Ambiente.

El varado institucional que ha vivido Haría en los últimos cuatro años de inoperancia insular y autonómica están pasando factura. No hay que ir muy lejos para darse cuenta de que quienes ahora llevan el timón en el Ayuntamiento son los mismos que capitaneaban en la pasada legislatura el Gobierno y El Cabildo.

Eran ellos los que estaban en posesión del timón que permitía esquivar los arrecifes del problema del agua en Lanzarote, las urgencias en el Centro Salud de Mala, el muelle y los aparcamientos de Órzola, la falta de inversión para sector primario (plaga de la cochinilla en Mala) y pescadores del Norte o el palmeral de Haría.

Esos mismos que tuvieron la oportunidad de que el barco no encallara y se fueron directos contra las rocas, son los que ahora producen el mar de fondo y achacan falta de sensibilidad a Coalición Canaria.

Insisto, seamos serios; el poco viento en popa que recibe Haría, procede del equipo de Coalición Canaria en el Cabildo de Lanzarote que, sin tener en cuenta quién está en el puente mandos del Ayuntamiento, sí está apostando fuerte por este municipio.

Actos culturales, deportivos, inversiones y actuaciones de limpieza llevan el apoyo y el sello de la Primera institución. Ahora les corresponde a otros ajustar las velas para aprovechar este viento a favor y que no perdamos el norte.

Y termino como empecé; como secretario del Comité Local de CC en Haría, le pido al Cabildo que no decaiga en el esfuerzo y aumente el apoyo institucional para que Haría siga avanzando. Así se lo hemos pedido también al Gobierno de Canarias. Como ellos no sigan apostando por Haría, triste futuro nos espera con el actual gobierno municipal.

 

Cuando el viento sopla desde el Cabildo
Comentarios