martes. 28.05.2024

¿Cuándo va a despertar España? (IV)

… Los gobiernos del Partido Popular con Aznar no miraban ni le daban importancia al vecino del Sur.

La preocupación de ese Gobierno era ETA, pues no en vano cuando lideraba la oposición a Felipe González, su coche blindado fue destrozado por un coche bomba el 19 de abril de 1995 en la calle José Silva de Madrid y cuyos ocupantes salieron milagrosamente ilesos de ese atentado.

No tuvo suerte Margarita González Mansilla de 73 años que entró en coma y moriría tres meses después, el 22 de julio, a causa de las heridas que provocó el derrumbe de su casa por el efecto de la onda expansiva. Una veintena de personas resultaron heridas, incluido el marido de la fallecida.

La tensión máxima se produjo con el crimen chantaje del joven concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco Garrido, de 29 años, que moriría el 13 de julio de 1997. Tenía mi misma edad y yo también era concejal en el Ayuntamiento de Teguise por el Partido de Independientes de Lanzarote. (PIL) Legislatura 1995 - 1999.

Se han cumplido este mes de julio los 26 años de una vigilia que empezó la noche de su secuestro el jueves 10 de julio de 1997. El joven concejal había sido secuestrado por tres miembros de la banda terrorista ETA, que exigieron a cambio de su liberación el acercamiento de todos sus presos a las cárceles del País Vasco,  generando como nunca antes, una importantísima reacción social histórica en contra de los terroristas.

Ante la negativa del Gobierno de Aznar a esa petición innegociable de ETA, el inocente sería  tiroteado dos días más tarde en un descampado la tarde del 12 de julio siendo hallado con vida y muriendo en la madrugada del día 13.

En el año 2001 fue arrestado a quien se considera su asesino, Francisco Javier García Gaztelu, alias Txapote. Fue condenado a 152 años de cárcel por el asesinato de otras 13 personas más, pero se estima su excarcelación sobre el 14 de febrero de 2031.

Lo de entre rejas lejos de los suyos hasta el año 2.153 es una burla a la inteligencia, cuando en este país no se puede continuar en la cárcel más allá de los 30 años. La permanente revisable, aunque resulte increíble, deja fuera los asesinatos cometidos por estos terroristas.

El actual gobierno de España, comunista y proterrorista, del  presidente Pedro Sánchez, ha conseguido asesinar al denominado Espíritu de Ermua y a Miguel Ángel Blanco lo han vuelto a matar por segunda vez. Aceptó el chantaje de los terroristas y ha accedido al  traslado de todos los presos a las cárceles del País Vasco que todavía cumplen condenas.

Hay que tener un estómago capaz de aguantar lo indecible para soportar las ofensas graves infligidas al honor y a la dignidad de las personas, para que este domingo 23 de julio, personas que se consideran decentes, honradas y detestan las acciones moralmente reprobables, sean capaces de coger una papeleta del Partido Socialista Sanchista para depositarla en las urnas.

La gente afiliada, simpatizante y votante del verdadero Partido Socialista Obrero de España, debiera introducir este domingo papeletas blancas, reivindicando aquel espíritu de la paz, la concordia, los sentimientos nobles y la solidaridad con el dolor injusto de las familias afectadas,  de igual manera que hace 26 años se gritó "¡basta ya!" levantando sus manos mojadas en pintura blanca. ¿Qué vincula a un verdadero socialdemócrata con este falso PSOE de los actuales sanchistas? ¡No! ¡Que no! ¡A esos, a esas,  que les vote Txapote!...

El 30 de enero de 1998, como Segundo Teniente de Alcalde,  me tocó Convocar y Presidir el Pleno Extraordinario del Ayuntamiento de Teguise para condenar el atentado del Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Sevilla, Alberto Jiménez Becerril de 38 años y el de su esposa, Procuradora de los Tribunales, Ascensión García Ortiz de 37. 

El Alcalde y el Primer Teniente de Alcalde de Teguise ese día se encontraban de viaje en Gran Canaria y en la isla de la Graciosa. Presidí ese único Pleno Municipal como Alcalde en funciones, y no fue para aprobar y acordar asuntos de interés para el municipio, sino desgraciadamente como en tantas otras ocasiones, aquel Pleno fue para condenar otro atentado inútil y absurdo de la banda terrorista ETA. Mi corta aventura política, sólo de cuatro años, contrariado y con cierta decepción, acabaría en junio de 1999.

Entre los años 1996 y 2004 con José María Aznar López en la Presidencia del Gobierno de España, ETA asesinó a 68 personas. ​En 1999 la banda terrorista no cometió atentados mortales en lo que se denominó Tregua Trampa, pero en el año 2000 morirían 23 personas con el inicio de su actividad terrorista de nuevo,  en una ola de atentados que en agosto y en octubre de ese año fueron especialmente significativos.

Al año siguiente 2001  murieron 15 personas y Aznar sufrió tres intentos de asesinato en un período de 13 días. El objetivo era derribar mediante un lanzamisiles el avión donde viajaba. Esas tres veces fracasó el arma y no se llegó a producir ningún ataque. Uno de los lanzamisiles utilizado era una SAM-7 de fabricación rusa. En el 2002 fallecieron 5 personas y en el año 2003 fueron 3 personas las que perdieron su vida.

A partir de ese año empezó a notarse mucho más la gestión de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como la fuerte presión política y judicial contra la banda terrorista, que a partir de ese momento dejó de contar con facilidad para cometer atentados.

El siguiente no sería hasta el 30 de diciembre del año 2006 con José Luis Rodríguez Zapatero en la presidencia del gobierno de España en el conocido como atentado de la T4 del aeropuerto de Madrid, en el que murieron 2 personas y una veintena sufrirían heridas de distinta consideración.

Se comentaba que las relaciones de la España de Aznar con el Reino Unido de Tony Blair y de Estados Unidos con George Bush, ayudaban al jaque mate contra ETA.

Sin embargo, el Gobierno de España dejó de mirar al Sur y en el Sur habita un ser supuestamente pretencioso al que no se le dio importancia, a pesar de su aviso con ninguna  buena intención, en su aventura fallida en el peñuzco del Perejil…

(Fin de esta cuarta parte)

¿Cuándo va a despertar España? (IV)
Comentarios