miércoles 20/10/21

"Aironman"

Desde el otro lado del Jable

 

 

 

En la Constitución española de 1978,  en su Título Preliminar, Artículo 1, encontramos los siguientes tres postulados:

A.- España se constituye en un Estado Social y Democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico,  la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

B.- La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

C.- La forma política del Estado español es la Monarquía Parlamentaria.

Que sepamos, todavía no hemos convertido el país de las Comunidades Autónomas (concepto territorial moderno, novedoso y digno de estudio, que sustituyó inteligentemente los arcaicos y denostados  conceptos del Confederalismo,  el Federalismo y a las patrañas varias territoriales e ideológicas absurdas,  por otra realidad territorial en España y de lección para el resto del mundo, mucho más efectiva, innovadora, eficaz y capaz del autogobierno de las regiones).

Quería escribir,  que todavía no hemos convertido el país de las Comunidades Autónomas en una Nación Republicana, Comunista y Musulmana, como propugnan algunos nuevos protagonistas de ideas caducas inservibles para una realidad europea,  que sí o sí,  se impone cada vez con más fuerza y mucho más realista, que la visión partidista iberocaribeña precisamente ejemplo de casi nada, o cuanto menos,  de muy poco.

No sé lo que será en un futuro, ni siquiera digo aquello de próximo o lejano,  porque la vida de los humanos es tan efímera y corta,  que pensar en la forma política regidora de los destinos de un país,  que a lo mejor mañana deja de serlo,  o de un territorio concreto,  es tarea ardua digna para esotéricos y visionarios de cartas.

Lo que sí se evidencia, es que en un Estado Social y Democrático de Derechos, que propugna como Valores Superiores de su Ordenamiento Jurídico,  la LIBERTAD, la JUSTICIA, la IGUALDAD y el PLURALISMO POLÍTICO, no caben en el Poder Judicial las individualidades IRONMAN ni tampoco las de IRONWOMEN. (“Aironman” y “Aironwomen”,  hombre y mujer de acero).

Un sobrevalor añadido para mediocres justicieros.

En realidad, el valor de una prueba deportiva muy conocida que pasó desapercibida este mayo 2020 en Lanzarote, porque no ocurrió tal evento por primera vez desde 1992, tiene un peso específico importante en la individualidad del atleta, deportista aficionado,  o simplemente reto personal individual llevado a cabo como apuesta capaz de conseguirse.  Y ahí, sin duda, hay mérito y capacidad.

Pero el Fiscal “Aironman” (IRONMAN) del cual imaginamos que semejante sobrenombre le viene por aquello de haber sido Fiscal en esta isla de Lanzarote, y no por sus acciones y actuaciones profesionales,  algunas de ellas bastante cuestionables y criticables, como el caso del acusado y condenado por el asesinato de Benjamín Santana, deteriora el buen nombre de esa prueba deportiva,  o incluso pudiera pensarse,  que deja sin mérito ni capacidad a los deportistas superadores de esa dificultosa experiencia de resistencia mental  y física.

A mí no me ha extrañado nada el presunto lío de bragas y calzoncillos, pues por esta ínsula nuestra se airearon rumores de sus escarceos amorosos por dependencias carcelarias y del edifico de los juzgados llegó a comentarse que funcionaba mejor como Burdel,   que como Palacio de Justicia. 

Se comentó también, habladurías,  ya se sabe, que tenía dos agendas. En una apuntaba los procedimientos ganados y en la otra el número de actos sexuales mantenidos con las distintas conquistas logradas casi bimensualmente. El Ironman del amor.  Todo un picha brava, se comentaba. Claro que puede interpretarse toda esa verborrea sexual propagandística esparcida por bares y cafeterías,  como el resultado envidioso de quienes no estaban fornicando…

Nada de todo eso que se cuenta por allá en la Capital del Reino, repito, a mí no me sorprende,  enredado además en esa otra jaqueca presuntamente cómplice para la defensa de un Partido Político que promueve la voladura del Estado Social, Democrático y de Derechos.

El disparate de los disparates, cuando su obligación inexcusable es la defensa de este Estado.

Se le investiga o se le promueve un expediente de no sé muy bien qué, ni para qué, la verdad. Pero quienes  van a gestionar y revolver esa porquería corrupta del anticorrupción Fiscal, vaya lío, son sus propios compañeros.

Estamos apañados si son como los de Canarias, que  inconscientes desde luego, porque no conocían ni sabían a quién estaban defendiendo, menuda vergüenza,  salieron algunos Fiscales con un comunicado de apoyos y de amenazas a los ciudadanos si se atrevían criticar a tan loable justiciero y supuesto adalid de la honestidad máxima.

¿Qué tal señores Fiscales si se reúnen de nuevo y firman un comunicado pidiéndonos perdón?   No es tan difícil.  Prueben, verán que no lo es.

Ni imaginar quiero, si llegan estos a ser los responsables de semejante Poder Judicial en la futura nueva Nación Republicana, Comunista y Musulmana.

Suerte a quienes les toque vivir con ese nuevo Ordenamiento Jurídico, o mejor dicho, sin ningún tipo de Ordenamiento…

Por Serapio Manuel Rojas de León

"Aironman"
Comentarios