lunes 18/10/21

Seguridad ciudadana de extrema necesidad

La petición por parte de los ciudadanos ante la necesidad de ampliar el número de efectivos de agentes de autoridad en la isla y en especial en Arrecife, es más que evidente.

Desgraciadamente, sube cada vez más el porcentaje en robos, hurtos, ocupaciones a la propiedad privada, desorden público y demás actitudes incívicas en la ciudad capitalina (quema de contenedores, vehículos, agresiones etc.,).

Algunos se atreven a decir que han descendido los casos, pero se olvidan del porcentaje de tiempo de confinamiento y demás restricciones, que hacen que la ciudadanía tenga por obligación permanecer oculta en sus zonas de residencia, lo que hace que bajen las estadísticas a nivel general. Pero la proporcionalidad real se basa en las incidencias de queja de la ciudadanía en base a datos administrativos, nos referimos tanto a policiales como judiciales, desde donde se presentan las denuncias al respecto, y donde en las indicaciones en las mismas se insinúa que son provocadas en su mayoría por ciudadanos NO RESIDENTES (siempre hablemos en datos de población).

Todos sabemos que la inmigración ilegal ha subido en Canarias con la entrada de cerca de 600 pateras más en el año 2020 con respecto al año 2019 y de más de 20.000 personas con respecto al año anterior. Administrativamente se crea una inacción jurídica desde la parte gubernamental que crea en resumidas cuentas INSEGURIDAD en nuestras calles y barrios de diferentes municipios.

 Sí, sé que automáticamente, puede que algunos, cada vez menos, lancen los improperios de todos conocidos: racistas, xenófobos, homófobos, misóginos, fascistas etc. Real y tristemente lo damos por asumido, y por ello decir que creo que algo estaremos haciendo bien, cuando la izquierda más radical se dedica a difamarnos desde el más rancio discurso obsoleto, que nada tiene que ver a razón de lo que nos están solicitando los ciudadanos en el infierno en el que perciben estar viviendo en la actualidad, y que critican a la vez  que mal discurren cuando no se tienen verdaderas políticas de Estado efectivas para la ciudadanía a los cuales les deben la dedicación que requieren y solicitan.

Tenemos graves problemas por afrontar, pero antes de pensar en ese número de agentes muy necesarios, hay que comentar la mayor de las incidencias, que trata como no, de los que nos tienen que representar en dichos cometidos por parte de la Administración Local y, en resumidas cuentas, cómo los mismos valoran esta problemática desde el Consistorio capitalino. Estos, nos dejan en incertidumbre y en evidencia una vez más, con movimientos, digamos turbios, a la hora de presentar una Oferta Pública de plazas donde lo que se echa en falta es una de las características más importante que no podemos obviar: la TRANSPARENCIA.

Todos sabemos que para presentar una publicación, sus bases tienen que ir supervisadas por un número determinado de responsables. De entre ellos, tenemos que nombrar al Secretario, Sindicatos, Junta Local de Seguridad y al propio Alcalde. Todos, se deben a la rigurosidad de que cualquier tipo de Oferta de Empleo Público tiene que estar detallada, planificada y supervisada antes de efectuar su publicación, para luego no encontrarnos con el problema actual.

 Una vez más, nos encontramos con el viejo refranero "de aquel polvo estos lodos". Nos encontramos con una Oferta Pública de Empleo, teniendo que ser revisada por los Tribunales, ahora en recurso a la más alta instancia y con la tristeza de observar que en vez de velar por la imparcialidad de las mismas, se ha intentado presuntamente ser clientelar al favoritismo de algunos, y se estudia, ya no sólo el número de plazas ofertadas, sino el ascenso de otros, algo que es anormal y de muy de vieja usanza pero que parece que la costumbre denota la arbitrariedad en los hechos.

Bajo este problema, nos encontraríamos una vez más con nuevos criterios de ajustes en los bolsillos de los ciudadanos. Por un lado, el no poder contar con una serie de efectivos que deberían estar realizando sus labores de prestaciones al ciudadano en las diferentes necesidades que requieren y dispongan, y, por otro lado, las posibles indemnizaciones que acarreará en caso de que el fallo lo valoren a causa de la mala praxis por parte de los responsables competentes. A falta de efectivos tenemos un nuevo planteamiento por parte de diferentes grupos parlamentarios, donde solicitan la petición de la Policía Canaria, de la cual, desde nuestra posición, discrepamos por una serie de motivos.

La Policía Autónoma, creada bajo una inversión de desorbitada locura, la componen poco más de 150 efectivos para dar servicio a todo nuestro archipiélago, se invierte en una logística de alta escala, naves sobre diferentes ubicaciones de provincias, vehículos, uniformidad, resto de material a cargo y lo más importante a destacar por nosotros, la formación para cubrir las competencias. Esa formación nos cuesta y nos costará muchísimo más dinero si el planteamiento en el proceso es el ir ampliando dichas plazas sin criterios profesionales, y que en estos momentos suena a futurista y a la vez irrealista por no decir irrisorio.

En las diferentes CC.AA., la intención desarrollada tanto en Cataluña, País Vasco y Navarra, ha devenido en una finalidad política con el tiempo, pero ésta, a su vez, ha creado unas graves discrepancias, y lo han conseguido, sobre dichas competencias. Han desestabilizado la efectividad de las mismas entre las FCSE y Policías Autónomas por falta de coordinación y cooperación. Para aquellos que desempeñan las diferentes especialidades policiales, saben que es una realidad, y terminan discutiéndose y valorándose en distintos despachos con diferentes opiniones y criterios evaluativos de carácter político.

¿A dónde queremos llegar? ¿Cuál es el propósito real? Cada vez más se incita bajo las políticas federalistas a desestabilizar a España desde todos los puntos posibles estratégicos de poder institucional, y la Policía no iba a ser menos! En Canarias quieren hacer lo mismo. Una intención despiadada donde poco a poco haga que las FCSE terminen siendo inexistentes, desplazando cada vez más al Cuerpo Nacional de Policía y a la Guardia Civil.

Desde nuestras políticas, para nosotros eso es impensable y será inviable, no quepa la más mínima duda! Nuestro apoyo a las FCSE es rotundo e incondicional desde donde les brindamos y rendimos nuestra mayor admiración y apoyo desde su creación a los presentes días.

Hay que tener en cuenta que provisionar de diferentes presupuestos para un mismo fin repercute al final a todos. Qué piensan hacer para crear dichas plazas? Subir los impuestos a los ciudadanos como de costumbre? Creo que, con la situación actual generalizada de malestar y descontrol en diferentes ámbitos, los ciudadanos no sean muy partidarios de querer gastar de donde no hay tras la falta de inversión para los problemas reales que sí afectan a Canarias ahora más que nunca. Les han dicho a los ciudadanos en cuánto nos va a salir el desplazamiento por dietas y ubicación e instalación de los agentes? Seamos conscientes y no irresponsables. Creemos que lo más apropiado para las necesidades de todos los canarios, es que se formalice una adaptación de dichas plazas de vuelta a los diferentes cuerpos policiales ya establecidos bajo acuerdos de mejor interés al beneficio de servicio público bajo las FCSE y otros Municipios con falta de agentes de Policía Local. Las FCSE ya disponen de experiencia y logística infraestructural para las diferentes especialidades. Tras lo cual, sería mejor invertir en ellas y dotarlas según requieran dentro de las necesidades, dando más prestaciones a las CCAA de forma adscrita, como lo llevan desarrollando en Galicia, Valencia o Cataluña desde hace muchos años en caso del CNP y en diferentes poblaciones interprovinciales por parte de la GC.

Es un auténtico despropósito lo que están haciendo los políticos con nuestras FCSE. En Navarra ya han suprimido el servicio de montaña que prestaba la GC (GREIM) y ahora poco falta para desmantelar las competencias de tráfico para que las mismas sean entregadas en su totalidad a la Policía Foral.

Pero hagamos hincapié sobre la Policía Local de Arrecife.

 Cuántas veces hemos escuchado a nuestros políticos locales estar luchando por una efectividad en recursos humanos generales para los mismos? Cuántas veces han dicho el tiempo que falta para finalizar las obras de las instalaciones de la Comisaría de Policía Local de Arrecife? Se han planteado alguno de ustedes que la ubicación de las instalaciones son obsoletas y deben estar en un lugar acorde de respuesta más ágil a todos los barrios de Arrecife? No creen ustedes, señores políticos, que deben estar adaptados y diseñados de igual forma o similar que el Cuerpo de Bomberos que dispone de su propia nave, desde donde puedan desempeñar sus cometidos como por ejemplo recibir las denuncias por parte de los ciudadanos, desarrollar sus reuniones sobre actividades a desempeñar, estacionamientos propios para sus vehículos, armeros, vestuarios y todo lo necesario sin que esté a la luz pública por paso de todo viandante?

 Y en cuanto a los medios materiales, qué decir! Hasta hace muy poco tiempo carecían de emisoras para compartir las novedades y ahora les han entregado unos maravillosos vehículos ECO muy poco operativos para decirle a los ciudadanos una vez les requieran, que irán a por los delincuentes cuando los vehículos estén con las baterías en su totalidad de carga para realizar el correspondiente cometido.

Pero da la casualidad que esos vehículos no son operativos, y a lo que me refiero es que no corresponden a la eficacia que requieren para la acción-reacción necesaria para el fin competente. Dicen estar a falta de entregar coches de gasolina, pues abundamos en el mismo criterio: ¿Han comprobado que son los más efectivos o es para seguir con la dinámica al servilismo político y dar continuidad a la guerra contra el diésel por criterios dirigidos desde la Agenda 2030?

La gestión y las decisiones son realizadas y tomadas casi siempre por cabezas pensantes no profesionales, y normalmente suelen ser cómo no, de carácter político y no constructivo, para aquellos que tienen que desempeñar su labor con profesionalidad.

 En cuanto a las emisiones de contaminación lo dejamos para otro momento, con las nuevas tecnologías frente a los diferentes carburantes, pero vamos a fijarnos en lo importante y simple que se basa en prestaciones, mantenimiento y operatividad de los mismos. Creemos que ustedes no lo han sabido valorar o incluso nos atrevemos a pensar que ni siquiera se han tomado un segundo de su digno tiempo para plantearlo.

Nuestro criterio lógicamente, es dar las prestaciones más coherentes a nuestros policías en lo que compete a la tercera ciudad capitalina más grande de Canarias, como se merecen y con todas las garantías. Disponer de nuevos criterios es el fin de dar prestación a la motivación por parte de los efectivos en el desarrollo y planificación de sus actuaciones para que todos dispongamos de mejores prestaciones en los diferentes percances que actualmente tenemos para dar las mejoras dinámicas en lo que refiere a seguridad ciudadana.

 Desde VOX queremos dar las gracias siempre a la Policía Local de Arrecife, dando nuestro máximo apoyo en todo momento. Intentaremos estar a la altura de las necesidades reales de las que carecen y anhelan en todos los sentidos, tanto en número de efectivos como en medios necesarios que necesiten siempre y cuando consigamos que los ciudadanos aporten su grano de arena brindándonos su confianza en venideros comicios. Decirles que son ustedes muy importantes y necesarios para la tranquilidad de los ciudadanos que tanto les reclaman. Se les necesita ahora y siempre.

Si queremos desarrollar una seguridad eficiente para todos, primero debemos empezar a pensar en tener unos políticos que sepan y valoren desempeñar, desarrollar y planificar con criterio.

Concluyendo, decirles a ustedes señores políticos que esto no puede quedar en un simple propósito de intención sino de obligación, porque a ellos se deben. Sí, a sus ciudadanos y a los policías que con su desempeño deben protegerlos.

Seguridad ciudadana de extrema necesidad
Comentarios