domingo. 14.07.2024

Elijo el Tercer Sector porque creo en las personas

Cuando decides retomar la vida como gestor político, manda la convicción, que en mi caso no es más que la fiel creencia de que las personas pueden y deben mejorar la realidad desde la óptica y con los medios de los que se dispone. Ese es y será mi credo.

Creo con firmeza en las personas, y en la posibilidad del cambio, de ahí que desde joven tuve clara mi vocación. Primero inmerso en el tejido juvenil y asociativo porque teníamos ansias de cambiar nuestra realidad, hasta ir forjando mi verdadera vocación que no es más que ser un engranaje de ayuda en los procesos personales de cambio.

Por ello creo en las personas, y en la necesidad y posibilidad de cambiar el presente y el futuro.

Por eso volví a la gestión pública, vuelvo para seguir apostando por el cambio y por la necesidad imperiosa de devolver a todos los agentes sociales, entidades y asociaciones el lugar que nunca debieron de perder porque sin duda son los verdaderos agentes promotores del cambio.

Si cierro los ojos, aún puedo recordar aquel grupo de madres y algunos padres que salieron a la calle buscando un sitio para atender a sus hijos e hijas cuando aún las adicciones era un tema incómodo que nadie quería abordar y la heroína destruía casi toda una generación. Gracias a esas madres y padres que ocuparon nuestras calles hoy nuestra isla dispone de una Red de Atención a las Adicciones que permite que la posibilidad exista.

Recuerdo a Doña Nena, mujer de un ánimo incansable que me ha dado las mayores de lecciones de vida, pionera y revolucionaria en la lucha contra las adicciones, con AFACODA y de la mano de una de las referentes en la defensa de los derechos de las personas más vulnerables, siempre en mi recuerdo a Lolina Curbelo.

Derecho y Justicia, con semilla generacional a través de los ojos de Tharais, que se introduce en el Centro Penitenciario de Tahiche, para que la reinserción sea un hecho y no un deseo.

Calor y Café, sinónimo de hogar para aquellos que no lo tienen, voluntarias de corazón, de entrega, de generosidad, de miradas limpias… Eternamente agradecido a Sor Ana, Benigna Trujillo y a todas las personas y voluntarios/as que ahí siguen día tras día sin descanso buscando respuestas para quien no las encuentra.

Forma parte de nuestra historia también, el nacimiento en el año 1992 de la Asociación de Salud Mental “El Cribo”, “Adislan” movimiento asociativo que defiende los derechos de las personas con discapacidad, “AFA Lanzarote” que busca de forma incansable respuestas al tratamiento, cuidados del alzhéimer y otras demencias y descanso y respiro a sus familias.

Asociación Mararía, referente en la defensa de la violencia de género en la isla de Lanzarote, la Asociación “Acompañar”, siempre de la mano con Sergio García su entrega y silencio sanador, Asociación Tinguafaya que visibiliza la necesidad del ocio de las personas con discapacidad, Asociación AFOL cobijo y apoyo para los enfermos onco-hematológicos, y tantas y tantas como APSAL, Asociación Creciendo Yaiza, Asociación Esclerosis Múltiple, Médicos de Mundo, Cruz Roja, TRIB-ARTE, ALANEM, ASPERCAN, ATDHAILANZ, Asoc. Pequeño Valiente, APSAL, Asociación Soculturas “La vida de Zuaina”, Asociación de mayores “La Destila”, Asomavo…y otras muchas y tantas que ahora no recuerdo pero que no olvido, y espero me sepan perdonar. ¡¡¡GRACIAS!!!  Gracias por formar parte del cambio, por compartir el mismo objetivo común que es hacer frente a las situaciones de desigualdad y de exclusión social.

Elijo seguir de la mano, compartiendo el mismo sueño, avanzando siempre en la misma dirección, sin olvidarnos nunca de marcarnos retos, sumar deseos, y afrontar la realidad como lo que somos…las administraciones desde nuestro deber de velar por los y las ciudadanos/as y ustedes llegando a todo aquello que nosotros no podemos llegar.

Elijo silenciar los cantos de sirena que balbucean que tratamos de escurrir el bulto, que escupen que los hechos son sólo declaración de intenciones, que torticeramente piensan que trabajar de la mano del Tercer Sector tratamos de despistar a la ciudadanía…, elijo no mirar a un pasado que me asusta que vuelva a pasar y vuelvo a elegir mirar al futuro, nunca sólo, siempre con ustedes porque obra son amores y no buenas razones.

Siempre estaré en deuda con ustedes, el tejido asociativo.

Elijo el Tercer Sector porque creo en las personas
Comentarios