viernes 16/4/21

Crónicas de Lanzarote

Reto imprescindible: integración e implantación

Visto sin entrar en profundidades, cualquier observador afirmará que Astrid Pérez cuenta con el respaldo rotundo de los afiliados del Partido Popular de Lanzarote. De los 480 afiliados inscritos, que este pasado sábado acudieron a las urnas, le votaron 435. Solo 45 no le apoyaron y optaron por la propuesta crítica de Saray Rodríguez. 

Pero, los números anteriores son relativos. Los números absolutos son otros. Números que Astrid Pérez, y quienes la apoyan, deberían analizar si lo que se proponen es, verdaderamente, tal y como Astrid Pérez proclamó: convertir al Partido Popular en la primera fuerza política de Lanzarote en los próximos comicios locales, al Cabildo y autonómicos de mayo de 2023.

NÚMEROS ABSOLUTOS

Por los datos manejados para la distribución de los 196 compromisarios electivos del IX Congreso Insular del PP de Lanzarote, la formación popular ha de tener en Lanzarote alrededor do los 2.000 afiliados. De ellos, solo 717 mostraron interés por participar en el proceso precongresual para elegir, entre Astrid Pérez y Saray Rodríguez, como la presidenta que habrá de dirigir a su partido para lograr el propuesto reto de liderar la acción política en Lanzarote. Digo 717 porque 650 fueron los avales validados y otros 67, por un motivo u otro, no.

De los 2.000 afiliados que hemos estimado pueda tener el PP en Lanzarote, 717 suponen apenas en 36%.

Conclusión, solo el 36% los adeptos más férreos del Partido Popular en Lanzarote mostraron interés por participar en un proceso electoral interno que, en cualquier formación política, es lo que mayor grado de movilización genera. Si este grado de movilización lo extrapolamos a las próximas elecciones municipales, autonómicas y al Cabildo de 2023, parece bastante obvio que el objetivo propuesto por Astrid Pérez, de que el PP fuera la primera fuerza política de la isla, estaría muy lejos de ser alcanzado. 

¿ENTONCES?

Pues, entonces, es igualmente obvio que la primera gran responsabilidad de Astrid Pérez y el equipo que el IX Congreso Insular del PP de Lanzarote eleja el sábado 17 de abril para dirigir el partido durante los próximos tres años ha de ser la de integrar, ilusionar y movilizar a sus afiliados para, en consecuencia, movilizar a su potencial electorado. 

Obvio es también que, para que el Partido Popular pase de ser tercera fuerza política, con un apenas un 13/14% de los votos, al Parlamento de Canarias y al Cabildo; necesario sera que capte electorado del territorio que en las últimas décadas ha venido ocupando CC. En consecuencia, es en ese espacio ideológico donde Astrid Pérez y su equipo deben patear el polvo y el asfalto. Principalmente en Arrecife, San Bartolomé, Teguise y Yaiza. Además de, obligatoriamente, lograr una mínima implantación en municipios como Haría o Tinajo en los que el PP prácticamente no existe. Todo ello sin olvidar el municipio de Tías, que es donde mayor respaldo electoral ha tenido históricamente.

Reto imprescindible: integración e implantación
Comentarios