domingo 19/9/21

Un país más justo

El pasado 21 de enero, el grupo parlamentario socialista registró en el Congreso de los Diputados la proposición de la Ley integral para la igualdad de trato y no discriminación, conocida como Ley Zerolo. Que la iniciativa lleve ese nombre es un gran homenaje para Pedro Zerolo, activista LGTBI y responsable de la Secretaría de Movimientos Sociales del PSOE, ya que su legado y su lucha dejaron huella y todo su trabajo está a punto de encontrar sus frutos.

Con esta nueva ley se pretende garantizar una igualdad real con herramientas jurídicas que prohíban cualquier tipo de discriminación, ya sea por sexo, raza, religión, lengua, identidad sexual, clase social, etc. Esta normativa contempla una estrategia estatal para la igualdad de trato y no discriminación en las diferentes esferas. La sanidad o educación deben estar fundamentadas en el respeto y la accesibilidad para cualquier persona. Además, desde el Gobierno de Pedro Sánchez se pretende la creación de una autoridad independiente que se encargará de proteger y garantizar los principios básicos de esta ley.

Algunas de las organizaciones políticas buscan en el Congreso de los Diputados verter odio hacia ciertos colectivos, generando una división en la sociedad y una actitud absolutamente irresponsable para una democracia sana. Todos esos grupos o personas que no cumplan esta normativa o generen algún tipo de discriminación se enfrentarán a sanciones que oscilan entre los 150 euros, las más leves, hasta 500.000, en los casos más graves.

Por estas razones, sorprende cada vez más ver a partidos que se denominan progresistas votar en contra de este gran avance. No se trata de ver quien se cuelga una medalla, sino en trabajar juntos para que los ciudadanos puedan disfrutar de un país más justo que protege a los más vulnerables. Creo que no es momento de divisiones absurdas, sino de continuar avanzando para que, dentro de unos años, los ciudadanos puedan reconocer que viven en un país más justo. Esta ley así lo demuestra. El odio y la discriminación deben ser cosa del pasado.

Un país más justo
Comentarios