domingo. 14.07.2024

Soterramiento

Si consultamos la evolución de los datos poblacionales de Playa Honda podemos ver que llevamos veinte años teniendo la misma cifra de población, en torno a diez mil habitantes. Otros tantos años llevamos con una zona industrial y comercial muy visitada por gente de toda la isla por la calidad de sus comercios. Sin embargo, llevamos todo este tiempo con problemas de tráfico, principalmente en los accesos y salidas, y con los problemas causados por la presencia de una autovía que separa las dos zonas, y un paso entre ellas que no reúne las condiciones mínimas necesarias de accesibilidad y seguridad. Lo que quiero decir con esto es que no se trata de una situación nueva, ni está causada por el crecimiento poblacional de Playa Honda, eso está claro.

El partido político que ostenta el gobierno en el municipio de San Bartolomé lleva 16 años en el poder y no ha solucionado nada de esto por el momento. Hace no mucho tiempo, empezaron a defender la posibilidad del soterramiento de la LZ-2 como solución a este problema, siempre que los informes técnicos certificaran la viabilidad de la propuesta. Una vez realizada la consulta al Gobierno de Canarias, este emite un informe en el que se presentan siete diferentes opciones de carreteras, muchas de ellas con el soterramiento como opción totalmente viable. Sin embargo, el informe determina que la mejor opción es crear una carretera nueva que circunvala la zona industrial de Playa Honda y va desde el Hospital José Molina Orosa hasta el aeropuerto aproximadamente. El Gobierno de Canarias empieza los trámites para la ejecución de esta última opción, a pesar de ser la más cara, por la cantidad de dinero que hay que dedicar a la expropiación de terrenos, y la de mayor impacto medioambiental por la cantidad de territorio que consume, sin entrar en otras consideraciones como podría ser la protección del paso de jable o las especies de flora y fauna que pudieran ser afectadas por este trazado.

Ante esta situación nadie da explicaciones, ni el alcalde de San Bartolomé, ni la presidenta del Cabildo, ni nuestros parlamentarios autonómicos. ¿Por qué este cambio de criterio? ¿Cómo es posible que se haga una consulta sobre el posible soterramiento de la LZ-2 al Gobierno de Canarias y se acabe teniendo un nuevo cinturón que encorseta el posible futuro desarrollo de Playa Honda? ¿Es una imposición del Gobierno de Canarias? ¿Cabildo, ayuntamiento y ciudadanía no tenemos nada que decir al respecto? Y lo que consideramos más sangrante, ¿en qué medida soluciona esta  opción los problemas de Playa Honda? Ya se lo digo yo, en ninguna, no mejora en nada la vida de nuestros vecinos y vecinas.

Por otro lado, los partidos de la oposición en San Bartolomé se limitan a defender sin mucho entusiasmo el soterramiento, más para desgastar al adversario político que por verdadera convicción. Desde Lanzarote en Pie San Bartolomé, no estamos del todo de acuerdo con ninguna de las opciones. La carretera nueva que propone el Gobierno de Canarias no parece que responda a una decisión muy meditada, ¿no sería más apropiado planificar lo que se quiere hacer en materia de movilidad y carreteras a nivel insular? Desarrollar un plan, no mediante la imposición, sino mediante el consenso, con la participación de la ciudadanía, con respeto al medio, ajustándose a las necesidades presentes y futuras de la isla. Parece una manera más apropiada y democrática de actuar, ¿no les parece?

En este mundo polarizado en el que vivimos, parece que hay que elegir siempre entre dos únicas opciones, en este caso soterramiento o carretera nueva. El soterramiento podría ser una opción para los problemas de Playa Honda, cierto, pero no deja de ser una opción muy costosa. Es más respetuosa con el medio que la otra opción principalmente porque no consume territorio, no porque sea en sí misma ambientalmente adecuada, y no quiero ni pensar en las molestias que causarían esas obras durante un tiempo prolongado a residentes y comerciantes del municipio y a todos los que pasan por esa carretera, que no son pocos.

“Si no te gusta nada, propón algo”, me dirán con seguridad. Sin ser técnico ni especialista en la materia, me atrevería a decir que creo que se podría hacer una intervención más sencilla que solucione los problemas de accesos de Playa Honda consistente en hacer algo similar a lo que se hizo en la LZ-3 en el cruce que une Argana con la entrada de Arrecife de los cuarteles pero, en este caso, a  la altura de la rotonda del Deiland. Separando por un lado a los que entran a la zona industrial de los que entran a la zona residencial. De esta manera lo que hoy es el puente y las dos rotondas, al no tener prácticamente tráfico, se podría convertir en una espaciosa zona verde, peatonal y accesible, uniendo así las dos zonas de Playa Honda.

Más allá de que la opción que propongo pudiera ser viable o no, (como dije antes no soy especialista en la materia), considero que muchas veces, enfrascarse en la pelea política hace que se pierda la perspectiva. Puede haber otras vías a explorar que no se tienen en cuenta porque se está perdiendo el tiempo en discusiones, en vez de estar a lo que hay que estar, que es en buscar y aportar soluciones a los problemas de nuestros vecinos y vecinas.

Soterramiento
Comentarios