lunes. 04.07.2022

Mariano Cañardo, el primer campeón del ciclismo español

gabe-abrahams.

Mariano Cañardo Lacasta (1906-1987) nació en Olite, Navarra. Cuatro veces Campeón de España de ciclismo en ruta y siete veces ganador de la Volta a Catalunya, aún es el ciclista que más veces ha ganado ambas pruebas.

Huérfano de padre a los seis años y de madre a los catorce años, la infancia de Mariano Cañardo transcurrió entre Olite, Huesca y Barcelona, donde vivía su hermana mayor.

Tras la muerte de su padre Mariano Cañardo, un teniente de la Guardia Civil, y de su madre Magdalena Lacasta, Mariano Cañardo se trasladó a vivir a Barcelona definitivamente con su hermana mayor Eustaquia y se hizo carpintero y persianero. Antes había sido pastor de ovejas en Estallo, Huesca.

Después de aficionarse al ciclismo y de comprarse una bicicleta a plazos, Mariano Cañardo debutó en 1926 como ciclista en la Volta a Catalunya, terminando en un meritorio tercer puesto. Ese mismo año ganó la Vuelta a Cantabria.

En 1928, venció en la Volta a Catalunya, un éxito que repetiría hasta en siete ocasiones. Ganó la Volta a Catalunya de los años 1928, 1929, 1930, 1932, 1935, 1936 y 1939. Todavía hoy ningún ciclista ha sido capaz de igualar ese número de victorias.

Durante ese período de tiempo, Cañardo también fue cuatro veces Campeón de España de ciclismo en ruta (1930, 1931, 1933, 1936), acabando dos veces séptimo en el Campeonato del Mundo de la especialidad. Otro récord de victorias que permanece.

Mariano Cañardo redondeó su palmarés ganando la Vuelta al País Vasco en 1930, siendo segundo en la primera edición de la Vuelta Ciclista a España de 1935, finalizando segundo por equipos en el Tour de Francia de 1936 y ganando otras pruebas menores como la París-Lisboa y el Circuito del Norte (1939), la Vuelta a los Puertos (1940), etc.

Mariano Cañardo disputó el Tour de Francia en varias ediciones, con suerte dispar. En 1934, fue noveno. En 1936, quedó sexto, logrando el segundo puesto por equipos con la selección de la Segunda República Española que acudió a disputar el Tour. Y, en 1937 y 1938, tuvo una actuación discreta.

Son famosas las imágenes de Mariano Cañardo y de los otros componentes de la selección de la Segunda República Española (Julián Berrendero, Salvador Molina, Emiliano Álvarez, Federico Ezquerra) luciendo el maillot con los colores de la bandera republicana durante el Tour de 1936.

En aquellos años, el deporte de la República Española consiguió grandes logros, más tarde silenciados por la dictadura de Franco. 1935 fue el año del nacimiento de la Vuelta Ciclista a España, que nació republicana, pero también fue el año de otros éxitos deportivos como por ejemplo el conseguido por la selección española de baloncesto, la cual se proclamó Subcampeona de Europa en el EuroBasket. Como se ha comentado, en 1936, la selección de la Segunda República Española también alcanzó el segundo puesto por equipos en el Tour de Francia.

Durante los años de la Guerra Civil Española (1936-1939), Mariano Cañardo estuvo exiliado en Francia y residió en París y en Amélie-les-Bains, acudiendo a competir al Tour de Francia y convirtiendo su casa en un centro de acogida de republicanos españoles. Finalizada la guerra, Cañardo regresó a España y fue acusado por la dictadura de Franco de ser “republicano y separatista”. Sufrió un breve paso por prisión y fue inhabilitado durante un tiempo. Terminada la inhabilitación, Mariano Cañardo fue capaz de conseguir sus últimos éxitos deportivos como la Volta a Catalunya de 1939 o la Vuelta a los Puertos de 1940, entre otras, y se retiró del ciclismo.

En las siguientes décadas, Mariano Cañardo permaneció unido al deporte que tanto le había dado ocupando diversos cargos federativos. Fue seleccionador nacional de ciclismo, presidente de la Federa­ción Catalana de Ciclismo y director de carreras como la Setmana Catalana. Recibió diversos homenajes y reconocimientos.

Mariano Cañardo falleció en Barcelona en 1987 en la clínica Corachán, de una hemorragia cerebral. Un cáncer de colon muy extendido fue el desencadenante. Su muerte fue muy sentida por los aficionados al ciclismo de todo el mundo. Ese mismo año, la Generalitat de Catalunya le concedió la medalla Forjador de la Història Esportiva de Catalunya.

Mariano Cañardo suele ser considerado el primer campeón del ciclismo español. Su talento traspasó fronteras y su popularidad estuvo a la altura de mitos futbolísticos de su época como Samitier o Zamora. Cañardo tiene un mérito deportivo que lo termina de encumbrar aún hoy a ese nivel: sus récords de victorias en el Campeonato de España de ciclismo en ruta y en la Volta a Catalunya permanecen.

Recordar la figura de Mariano Cañardo es recordar la historia del deporte español, pero sobretodo supone recordar la historia del tan olvidado deporte republicano. Aquel que logró un pódium en el Tour de Francia de 1936. Aquel que logró otras gestas memorables. Es de justicia tenerlo presente.

Mariano Cañardo, el primer campeón del ciclismo español
Comentarios