miércoles. 12.06.2024

Saturada NO, Loly, A-BAN-DO-NA-DA

Permítanme los lectores que haga a la presidenta del Cabildo esta humilde pero contundente corrección de sus palabras en el día de hoy. Con no más intención que la de hacerla recapacitar sobre la responsabilidad que debemos a nuestros ciudadanos los que hemos tenido el honor de ser elegidos por ellos para representarlos.

Seguramente, si hubiera dedicado estos cuatro años a trabajar y solucionar los problemas de la gente no tendría la necesidad de que le redactaran este tipo de ocurrencias vacías de cualquier tipo de contenido, justificación ni significado.

Y es que NO, Loly, Lanzarote y Arrecife no están saturadas, están A-BAN-DO-NA- DAS, abandonadas de políticas públicas desde el Estado, Canarias o el Cabildo y huérfanas desde que, quienes ostentan la representación de los que aquí vivimos, no hayan exigido donde corresponde lo que en justicia nos pertenece y a lo que, como ciudadanos, tenemos derecho.

Cortinas de humo y términos grandilocuentes como los que le pusieron hoy en su discurso no solucionan los problemas de la gente, Loly. Hablar de saturación no tapa su nefasta gestión al frente de la primera institución ni el sectarismo con que han dirigido ese Cabildo desde mediados de 2019.

YA ESTÁ BIEN de coger banderas vacías que no les pertenecen y contra las que sistemáticamente han atentado cada vez que han tenido responsabilidades de Gobierno. Hundieron INALSA y los CATC, vaciaron las cuentas públicas con una política de despilfarro sin precedentes y abandonaron a su suerte a los municipios cuando tenían la responsabilidad de protegerlos y, sin salir de mi asombro, no sólo han vuelto a hacerlo sino que creo, y nos daremos cuenta en unos meses, han empeorado su peor versión al frente de la primera institución insular.

Loly, me pregunto, dónde estuvo el atril de logo rojo para los anuncios grandilocuentes cuando tocaba rechazar la instalación del campamento de la vergüenza en mi ciudad y pedir al Estado que asumiera su responsabilidad sin mermar los recursos de seguridad de nuestra capital.

¿Dónde estuvo el discurso grandilocuente salpicado de sonrisas cuando una vez más mi ciudad se inundó en las últimas lluvias porque no se ha ejecutado el Plan de Pluviales que dejamos redactado en el Consorcio del Agua?

¿Dónde estaba el carmín rojo socialista en su boca cuando tocaba anunciar la

apertura del Centro de Salud de Argana Alta o la entrega de las llaves de las viviendas a las cuatrocientas familias que anunciaron hace ya cuatro años?

¿Dónde estaba su chaqueta blanca inmaculada cuando, junto a su asesor no político Leopoldo Díaz, decidió guardar en un cajón el Plan Supletorio de Arrecife?

¿En qué estaban su equipo de asesores y redactores de discursos vacíos cuando Arrecife reclamó mayor inversión pública y se redujo como nunca en la historia por parte del Cabildo Insular?

¿Dónde estaban sus aplaudidores de salón cuando decidió obstaculizar la ampliación del cementerio de mi ciudad?

¿Dónde ha estado usted y sus ocurrencias, María Dolores, durante estos cuatro años en los que el PSOE en el Cabildo, el Gobierno de Canarias y el Estado, decidieron abandonar a mi ciudad a su suerte?

Y es así, Loly-Carlos, Carlos-Loly, que ustedes como dirigentes han abandonado durante estos cuatro años a Arrecife y a los arrecifeños con sus políticas. Y ahora vienen a hablarnos de saturación.

Saturados estamos los ciudadanos de usted y sus ganas de hablar mucho para no hacer nada, de sus políticas de que nada cambie para que todo siga igual para los de siempre, y del “y tú más” en el que ha convertido la política insular.

El 28 de mayo espero contar con el apoyo de mis vecinos para iniciar la transformación y el cambio que Arrecife necesita y merece y, como alcalde, para sacarla del abandono –que no saturación–, que sufrimos tras su llegada al Cabildo insular.

Léanlo bien, Loly-Carlos, Carlos-Loly, ARRECIFE NO ESTÁ SATURADA, ESTÁ A- BAN-DO-NA-DA por quienes la vendieron a cambio de la sumisión a Torres y Sánchez sin importarles ni el porvenir ni el bienestar de su gente.

Y ahora quieren justificarse con un discurso con muy buena puesta en escena, pero tan vacío de realidad y contenido como su gestión al frente del Cabildo de Lanzarote.

Saturada NO, Loly, A-BAN-DO-NA-DA
Comentarios