domingo. 25.02.2024

Una enfermedad de quita y pon

Me alegro de ver nuevamente a Mame Fernández en el salón de plenos del ayuntamiento de Tías. Pero hasta ahí.

Hoy, en ese ayuntamiento, tenía lugar el que se supone que es el pleno más importante del año. El pleno donde se aprueban los presupuestos. El grupo de gobierno, en esta ocasión y motivado por qué una concejal, Kalinda, no se encuentra en disposición de acudir al pleno (le deseo una pronta recuperación) se encontraba en minoría si hubiera ocurrido lo de los últimos años, que un concejal del grupo, Mame Fernández, hubiera continuado sin aparecer por el salón de plenos y sin cumplir con sus obligaciones y por lo que no ha dejado de cobrar estos años.

Sorprendentemente aparece para la tranquilidad del alcalde y su grupo de gobierno. Ahora bien, y esta es muy duda: Mame Fernández ¿Esta enfermo o no? La realidad es que en todo este tiempo no ha presentado ni un solo parte de baja médica como cualquier otro trabajador público que se encuentre en esa situación. Hoy, cuando más lo necesitaba el grupo de gobierno, ahí aparece. En este caso, entiendo que Pepe Juan Jose Juan Cruz Saavedra como alcalde de Tías debe dar alguna explicación. ¿Por qué ha consentido que un miembro de su grupo de gobierno que ha estado cobrando religiosamente todos los meses no haya aparecido por el ayuntamiento?

Es difícil de aceptar que lo único importante es tener la mayoría para gobernar y que, lo de menos, es a qué precio. Y este precio es el que él, el alcalde, está dispuesto a pagarle a Mame Fernández para que aparezca o desaparezca del ayuntamiento a su conveniencia. No se puede entender que una enfermedad, aparezca o desaparezca, dependiendo de lo importante que sea el pleno o de lo acuciante que sea un voto para un grupo de gobierno en minoría. Entiendo la política como algo más serio. Pero más serio, y mayor respeto, se merecen todas y cada una de las personas que padecen una enfermedad, y creo que hoy, en el salón de plenos del ayuntamiento de Tías, se les ha faltado el respeto.

Una enfermedad de quita y pon
Comentarios