jueves. 30.05.2024

La carta de Dog

Estimado ser humano:

Mi nombre es dog, soy un perro invisible, pero que lo ve todo. Desde hace un tiempo vengo observando el comportamiento de algunos de tus especies con mis compañeros y compañeras canes. Una actitud que ya he dicho vasta y he tenido que manifestarme en esta carta, para hacerte ver que tú también eres un desastre, incívico y porque no decirlo guarro.

Estáis tan preocupados porque se recogen las necesidades de los perros, las cuales deben de recogerse siempre y es algo que no niego y como si se tratase de una competición colocáis banderines. Sin embargo, os olvidáis de que existimos, porque dejáis los parques llenos de cristales rotos, cigarros medio encendidos, papeles, latas y esto es un resumen de nuestro día a día. Pero, no solo sucede en los parques, sino en calles, ya conozco perros que se han quemado almohadillas por culpa de un cigarro mal apagado. ¿Qué pasa cuesta mucho apagarlo y tirarlo a la papelera o es que eres un vago y egoísta?

Si te paras a pensar un poco, verás que puede pasar un tu hijo o nieto corriendo, caerse y quemarse y claro, ahí pones el grito en el cielo y te recuerdo que el único culpable eres tú y no los servicios de limpieza de tu ciudad como te escuché decir en alguna ocasión.

Sin embargo, es incomprensible que aquellas personas que se quejan porque no pueden jugar en los jardines por nuestras necesidades, después tiran cartones al suelo, papeles o dejan el lugar manchado. Pueden ser que solo sean unos pocos, pero yo no puedo jugar con todo eso tirado. Por cierto, en los parques hay muchas cacas que según algunas personas que parecen biólogos dicen que son de perros, sin embargo, son humanas y la verdad no hay tantas de estas, porque muchos colegas cachorros o por rebeldes se las comen.

Aparte de estas palabras quiero decirte que las aceras no son un parking y que por ellas caminan personas con perros guías, de asistencia, personas mayores o con discapacidad y que por tu culpa se tienen que bajar a la carretera poniéndose en peligro. Pero, se rompen adoquines y se tienen que reponer. ¿De esto no hay protestas?

Además, decirte que ¿nosotros machamos en las playas o ríos? Creo que te confundes, porque si somos muy listos, pero no fumamos, no llevamos pollos asados, ni cervezas, preservativos o compresas. Tan solo por citarte algunos elementos que aparecen en las playas cuando nosotros podemos jugar y que por tu incivismo nos quitan tiempo porque tienen que limpiar, para que tú vuelvas a mancharla en tus vacaciones.

Por cierto, cuando un perro ayuda a una persona deberías de respetar más, ya que existen transportes y establecimientos que continúan negándole el acceso a estos perros. A pesar de que por ley tienen libre acceso. Infórmate más, que con internet es gratis que luego vienen los lloros.

Asimismo, ir por la calle escuchando que el perro no es peligroso, sino que es el ser humano quien lo hace. Pues mira, al igual que pasa con un coche, cigarro y armas.  Tan solo hay que encender la televisión, leer el periódico o las redes sociales.

Desde que estamos en este mundo somos el mejor amigo del ser humano, siempre estamos ahí. Por eso, desempeñamos más labores e incluso tenemos que ayudar a personajes que odian a los animales o ayudar a colegas de otras especies por culpa de la avaricia y la codicia de tu especie.

Desconozco que gracia ven algunas personas en tirar petardos y provocar la muerte o daño algunos colegas. Pero, no solo este daño no lo hacen a nosotros, sino a algunos humanos con discapacidades o personas mayores. Además, una vez que acaban no recogen la gran mayoría y dejan todo aquello guarro.

Para finalizar, algo absurdo que he visto en esos que llaman políticos. Acaban de publicar o crear una ley de bienestar animal. Sin embargo, a colegas de caza que son los que más acaban en protectoras o perreras no están protegidos. Quizás sean pocos los desalmados que matan o abandonan a mis colegas los galgos o podencos. Pero, deberían de protegerse.

De igual manera, esta ley debería encargarse de regular las vacunas, tratamientos y regular más a los veterinarios.

Por ejemplo: No estaría mal obligar la vacuna de la tos de las perreras cuando somos cachorros o mayores. Mejorar un poco más la alimentación seca y húmeda eliminado grasa, que solo nos ceban y no nos llenan. También, que si se realizan pruebas en un hospital veterinario, que estas tengan un coste acorde con la normalidad y la lógica, porque a veces se escucha cada precio. Pero, creo que esto no entra en la ley de Bienestar animal.

Tan solo es una serie de líneas que pretenden hacer ver que no todos los propietarios de perros son guarros, que no todos los perros somos peligrosos y que somos el mejor amigo del ser humano.

Posdata si tú no haces ni eres nada de lo dicho en esta carta, Muchas gracias y mil lametones y si lo eres léelo las veces que consideres y échanos una pata. Para que veas quien es el verdadero culpable y como poniendo todos de su parte será un mundo muy wuau.

 Se despide Dog, el perro que todo lo ve y lo olfatea

La carta de Dog
Comentarios