domingo 19/9/21

El SIVE español cumple con lo que las leyes le otorgan y le exigen

Expongo como título de este artículo: “El SIVE español=Sistema de Vigilancia Exterior cumple con lo que las leyes le otorgan y le exigen. Pero añado que por falta de interés político y con su equipo y sistema de patrulleras, aviones y helicópteros que posee, no tiene capacidad a nivel nacional para atajar la inmigración ilegal que arriba a costas españolas peninsulares, canarias y territorios norte africanos españoles. 

El SIVE español, sobre todo, sirve para controlar los alijos de drogas que se trafican por mar, dar socorro a naves, sean mercantes, de pesca, de deporte, pateras, zodiacs, cayucos, etc, que se encuentren en situación de emergencia SOS en aguas de ZEE 200m/n de España peninsular, o bien en aguas de Zona Contigua 24m/n de Canarias y de posiciones territoriales españolas del norte de África. (Nota. El SIVE español como buenos samaritanos, incluso presta socorro en aguas que pertenecen a Marruecos porque el Reino Alauita hace caso omiso de cuidar a sus súbditos cuando piden auxilio en alta mar). De esta conclusión podemos pensar con quiénes negociamos. -Cada cual entienda lo que explico como quiera-. 

Cuando el SIVE funciona, contando que todavía hay lugares costeros españoles donde parte de sus equipos están en almacenes esperando ser instalados, como es el caso de Lanzarote; es apto a medias para en algunas zonas de mar controlar los alijos de drogas y dar socorro en altamar. Pero para los casos de eliminar la inmigración ilegal que arriba vía pateras, cayucos y zodiacs, es nulo por causas de que sin que importe donde se aprese una nave con inmigrantes ilegales, si ocurre cerca de las costas españolas o en altamar, por la presión que ejercen oenegés y partidos políticos socialistas y comunistas pro-inmigración ilegal, siempre son llevados a tierra donde se les da los primeros auxilios y a seguir alimentos, alojamiento, ropa, etc, tanto a adultos, MENAs, mujeres preñadas con niños o sin; y que por culpa de las autoridades políticas no cumplir con las leyes españolas, jamás son deportados, causando  con ello  en nuestra nación un incremento de pobreza , de paro obrero, saturación del Sistema Sanitario y educativo, etc de otros problemas sociales como son la delincuencia o cambio de costumbres sociales y religiosas.   

Para poner algo de cordura en esta grave tragedia, sería importante implantar otros SIVEs españoles en las costas de Marruecos, Sahara y Mauritania compartidos con las gendarmerías de las tres naciones aludidas, para con ello conseguir cortar el paso de navegación a inmigrantes ilegales hacia España peninsular, Canarias y territorios españoles del norte de África.  

Con lo que he expuesto se conseguiría aminorar el tráfico de drogas y el flujo de pateras, cayucos y zodiacs que ocasionan los tantos miles de muertes de inmigrantes ilegales que han perecido y siguen pereciendo en el mar y que venían y vienen buscando una vida mejor; y también el negocio que mafias y oenegés pro-inmigración ilegal mueven por el interés de dinero, y partidos políticos por votos. 

Y si cuando se les proponga crear SIVEs compartidos a países de donde sale la inmigración ilegal no aceptan el posible remedio, entonces España, y la UE deben denunciarlos ante Naciones Unidas por vulnerar los derechos humanos. Y así en caso de negativa también suspenderles toda ayuda social y económica que España y la UE les concede anualmente para controlar su inmigración ilegal, que son decenas de millones de euros. 

Sin estos requisitos que señalo, y otros que podrán ser añadidos, difícilmente podremos atajar la inmigración ilegal.  

Final: Que el CosmoPoder nos coja confesados porque al ritmo que vamos con la inmigración ilegal y la poca natalidad habida en España, terminaremos siendo un país totalmente invadido que anulará la continuación de la etnia y nacionalidad española convirtiendo el territorio ibérico español en una nueva nación islámica que podría ser igual a la que hubo a partir del año 710-711 AD hasta 1491. 

El SIVE español cumple con lo que las leyes le otorgan y le exigen
Comentarios