lunes. 26.02.2024

Consuelo para personas que sufren

Consolaciones que quizás pueden cambiar la vida de personas que sufren.

Nota. Antes de comenzar a explicar las consolaciones informo que, lo que escribo a continuación va enfocado con mi mejor propósito para gente normal (capacitada) y para gente normal (con menos capacidad).

Digo: Cuando te sientas feliz o triste y tengas ganas de cambiar tu existencia en este mundo (sea relacionado con lo mental, social o físico), no debes dirigirte al COSMO-PODER con rezos, agradecimientos o súplicas; pues, aunque huérfanos somos sin “Dios o dioses”, el COSMO-PODER=Creación, por su propio interés común y universal, puso en nuestro entorno y a nuestra mano todo cuanto necesitamos. -La cuasi-felicidad que pretendas conseguir, dependerá del “precio-esfuerzo” que quieras pagar por acaparar los bienes mentales, sociales y físicos que te urgen y que los necesitas para contentarte con algo de gozo-. (Cuasi-felicidad o cuasi-gozo que solo obtienes u obtendrías por ratos).

Tanto el hombre como la mujer, para vivir en paz consigo y con todo lo creado, primero tienen que trabajar para cubrir sus urgencias, y de segundo, deben producir fraternidad y compartirla con los demás, sean humanos, animales, plantas, árboles, etc.

La falta de afecto hacia uno mismo y para con el prójimo (sea persona, animal, planta, árbol o cosa), hace que no se forme la unidad misericordiosa y bondadosa entre lo creado por el COSMO-PODER; defecto de mayoría humana que responde con algunas de las llamadas desgracias y desamparos habidos.

El hombre, así como también la mujer (salvo en algunos casos de minusvalía mental) -misterio de la evolución- estamos dotados de un saber capaz de comprender lo que hacemos bien o mal, o bueno o malo. Eso nos muestra que somos parte de la Creación, y testigos de la misma.

Siendo nosotros, en conjunto, un mínimo de materia en el universo, y casi indetectables en el Todo, lo que nos ocurra en nuestro tiempo de vida de bueno o de malo, no es pretendido ni impuesto por el COSMO-PODER como un premio o un castigo; son disposiciones que la Naturaleza lleva por el ducto que ya tenemos como camino marcado y obligado para pasarnos de un destino a otro. Y por causa de que en la vereda universal nos encontramos todos y TODO, como si fuéramos un torbellino molecular, chocamos con lo habido. Y ese roce-choque incomprensible, nos afecta psíquicamente; y a veces por ello nos ponemos en rebeldía contra el COSMO-PODER, reclamándole que nos dé igual que a otros, sin entender que el COSMO-PODER no distingue a una parte u otra de su Creación, porque cada cual es una ficha de su Ajedrez Universal que el COSMO-PODER juega únicamente consigo mismo. Y en este juego de Ajedrez Universal el COSMO-PODER nos da permiso a todos para que participemos como fichas estables, ganadoras competitivas, y no arruinadas

No preguntes al COSMO-PODER acerca de temas como los siguientes: ¿Por qué uno nace pobre y otro rico? ¿Por qué algunos niños mueren antes de nacer? ¿Por qué mueren después de nacer? ¿Por qué hay hambre para unos y abundancia para otros? ¿Por qué hay guerra? ¿Por qué no todos poseemos lo mismo? ¿Por qué no llueve igual para todos? ¿Por qué uno es feo y el otro guapo? ¿Por qué uno es negro y otro blanco? ¿Por qué uno es más fuerte que el otro? ¿Por qué hay naciones ricas y otras pobres? ¿Por qué los malos parecen tener de todo, y los buenos no? ¿Por qué no hay paz en la Tierra? ¿Por qué miles de gracias y desgracias ocurren?, y un sinfín de cosas que los hombres y mujeres reclaman, algunos a su Dios y otros al COSMO-PODER, basándose en el dogma que les han o se haya inculcado.

Cuando no encuentres respuestas a las preguntas misteriosas e incomprensibles que le haces a la vida y al universo, debes entender que lo que tú intuyes, por ejemplo, gracias o desgracias, es únicamente la realidad de lo establecido por el COSMO-PODER, y eso el humano sólo puede comprenderlo un poco y cambiarlo algo; y para que se dé esa poca comprensión y ese poco cambio, nuestra mente debe aprender a memorizar lo bueno excluyendo lo ruin y lo malo de entre todo; y al mismo tiempo aceptar que el COSMO-PODER no es un Creador que se rige por religiones, sino por su propia naturaleza que vino y viene desde LA NADA, y que es un rompecabezas universal que nosotros no somos ni seremos, jamás, suficiente sabios para comprender su hechura y su porqué.

A consecuencia de lo trágico que te arribe y que tú creas que no lo puedes soportar más, pregúntate si vale la pena seguir viviendo. Si, después de meditar acerca de tu angustiada existencia crees haber llegado al límite máximo de sacrificio, lo mejor para ti sea tal vez abandonar tu vida. ¡Pero cuidado! RECUERDA SIEMPRE QUE CASI TODO TIENE SOLUCIÓN, y que hay veces que cuando un barco hace agua, parece hundirse, pero no siempre se va a pique, quedando a flote justo hasta el nivel de su mura. Cuando llegues a esta línea de flotación, RECAPACITA OTRA VEZ Y PREGÚNTATE SI ES MEJOR IRSE A LA NADA, O PASAR A OTRO INTENTO DE FUTURO... Aunque doloroso sea el reflotar, ¡tú eliges!

Cuanto te urja en este mundo, sin hacer daño a otros, con ímpetu, búscalo en ti, en tu entorno y entre los demás.

Nunca maldigas tu existencia, aunque difícil te sea a veces o por mucho tiempo aceptar la miseria que padezcas. Ámate y niega lo malo que no desees; y a lo bueno a que aspires, ábrele las puertas y las ventanas de tu ser. Y si es menester, quita el techo a tu cabeza para que la virtud llene tu espíritu físico de lo que te falte; y cuando lo tengas a tu alcance, sea amor o algo digno y físico que te merezcas, tómalo y abrázalo sin preguntar si es pecado o no.

Debes siempre recordar que tu cerebro tiene dos partes principales e importantes para regir tu vida, que son: el subconsciente y el consciente.

Lo que introduzcas como bueno y cierto en tu subconsciente a través de tu consciente, cuando preguntes a tu subconsciente por medio de tu consciente, te responderá tal como le ordenaste memorizar vía tu consciente. -Los problemas te surgirán cuando hayas introducido información en tu subconsciente que sabía tu consciente que era mala e incierta-. Por ello es importante que lo que memorices sea lo más ajustado a tu verdad y a lo bueno que deseas de espiritual o material para poder formar tu ego pleno de seguridad mental y físico.

No olvides nunca que nuestros genes, desde antes de que naciéramos tú o yo, ya tenían un acuerdo para unirse- porque eran polvo de estrellas-; y por consecuencia, cuando nacemos traen consigo algo de la información de su pasado; y, como todo lo demás existente en el universo, están preparados para aprender y añadir más a nuestra vida; y por cuestión de protección de la familiaridad de parentesco que hay entre ellos, traen en sí reglas claras, que sin aprenderlas en la vida cotidiana nos las imponen por ducto de nuestro ADN, como, por ejemplo, no matarnos entre nosotros, no comer carne de humanos, etc.

Nota. Por las mismas causas los animales tampoco se comen a los de su especie -salvo en algunas ocasiones como también hacen los humanos-.

Otras reglas prohibitivas sociales relacionadas con las ya dichas, y que se almacenan asimismo en nuestro subconsciente a través de nuestro consciente; son aquéllas que nos inculcan la familia, la escuela, la religión, la calle, etc. Todas, sin lugar a dudas, son enseñanzas con prohibiciones que cuando cometemos alguna infracción relacionada con una o varias, sentimos repudio y culpa. -Algo de esas enseñanzas, según el tiempo que tengan de roce con nuestra vida, sin que nos demos cuenta, se transmiten por vía de nuestros genes a nuestras futuras descendencias-.

Para vivir en paz contigo y con los demás, tienes que anular de tu mente al Dios o dioses religiosos y a las religiones, e introducir en su lugar al COSMO-PODER, al cual no se le ruega, ni se le pide ni se le reclama; pero con Él que es El Todo, debes fundirte como un grano más de arena, que por obligación universal formas parte de su Total Habido. Y siendo tú así parte del universo, con gozo interior debes aceptar los acontecimientos con los que hayas sido agraciado o desgraciado. Los acontecimientos agraciados que recibas te mantienen sano y estable. Los desgraciados, si los adoptas complaciente, aunque duros sean de aceptar, te enseñan sosegadamente a fomentar otros que en un futuro te pueden ser agraciados; pero la rebeldía contra las desgracias, te llevan a detestarte y a odiarte. Y cuanto más te odies, más bajo caerás. (Vía tu consciente mentaliza siempre a tu subconsciente que eres un ganador).

¡Y NO OLVIDES NUNCA!

NOSOTROS SOMOS UN GRUPO DE HOMO-SAPIENS HECHOS Y CUIDADOS POR UN CREADOR SIN IMAGEN QUE NO NOS DEMANDA NI NOS OBLIGA A CUMPLIR LEYES RELIGIOSAS NI PAGOS POR PERTENECER A SU HOGAR.

1.Ver interesante vídeo sobre cómo funciona el subconsciente y consciente. Información que nos ayuda a entender nuestro ego.

https://youtu.be/ldjibzA2Dnc

Consuelo para personas que sufren