lunes 8/3/21

Crónicas de Lanzarote

¿Dónde los metemos?

Meter en la cárcel sin piedad a los mafiosos que los traen y ayudar a los países más pobres de África, en los que el hambre se come a la gente. Pero jamás una política de fronteras abiertas porque Europa se blinda, ya no podrán pasar a Francia, que es su destino favorito, sino que se quedarán en España, que no vive precisamente un buen momento económico. Y no digamos Canarias, que está arruinada. Hablo de los 15.000 africanos que han llegado en los últimos meses a las Islas y que ahora se encuentran hacinados, entre ratas -palabra de alcaldesa- en el puerto de Arguineguín o en hoteles de playa del Puerto de la Cruz. ¿Qué va a ser de esta pobre gente? De vez en cuando repatrían a cuarenta en un avión hasta Mauritania. ¿Qué será también de ellos? Cuando se den cuenta de que aquí no tienen trabajo, ¿qué harán para comer? Cuando dejen de percibir los euros públicos que les damos cada día para que sobrevivan, ¿a qué se van a dedicar? ¿Los usarán para engordar el censo? ¿Qué hará el Gobierno más socialista del mundo con esta pobre gente? ¿Cómo los va a encajar en la economía, en el sistema productivo de una comunidad que va a llegar al 40% de parados? ¿Se convertirá Canarias en una nueva Lampedusa? ¿Es que no existe sistema para convencer a los gobiernos africanos de que combatan a las mafias, de que acepten ayudas que vayan a parar a la gente necesitada y que no se queden en los bolsillos de los sátrapas? No tengo ninguna confianza en que este Gobierno acabe con el drama de la inmigración, ni siquiera con el drama de Canarias. Les diré en enero lo que va a pasar con las empresas y con los canarios, que tampoco saben ya qué hacer. ¿Sólo tirarnos de los pelos?

Publicado en Diario de Avisos

¿Dónde los metemos?
Comentarios