viernes 16/4/21

Crónicas de Lanzarote

Cuatro personas tuvieron que recibir asistencia hospitalaria por los golpes recibidos. La jueza que lleva el caso estuvo tomando declaración a los detenidos hasta altas horas de la noche, y se les prolongó un día más su estancia en prisión. El TSJC ha emitido una nota de prensa en la que comunica que se va a prolongar un día más su estancia y que se ha detenido al sexto militar que estaba huído

Militares galeses pegan una paliza a trabajadores y clientes de un restaurante de Costa Teguise

Seis agresores fueron detenidos y han prestado declaración en el Juzgado Número 4 de Arrecife

Seis militares galeses del ejército británico que estaban en Lanzarote de vacaciones sembraron el miedo el sábado por la noche en el restaurante argentino ‘La vaca loca’, de Costa Teguise, en la isla de Lanzarote. Los ciudadanos británicos, según testigos presenciales, agredieron al personal y a los clientes del establecimiento, según ha confirmado la agencia ACN Press. La noche del martes la pasaron en el cuartel de Costa Teguise, ya que se ha prolongado al menos un día más su detención. Según las fuentes consultadas, faltaba uno de los militares, que estaba en busca y captura y que finalmente fue detenido por la noche.

Nota oficial del TSJC

Este martes por la mañana el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha emitido una nota de prensa en la que explica que "durante el día de hoy, 9 de febrero se ha prolongado la detención de los seis militares británicos que el sábado por la noche participaron presuntamente en los destrozos de un restaurante en Costa Teguise y en las agresiones a varias personas que se encontraban en dicho local".

De igual modo, subraya que "la magistrada del juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 4 de Arrecife tomó declaración durante la tarde de ayer a cinco de los seis militares detenidos. El sexto que fue apresado ayer por la noche declarará en el mismo juzgado a lo largo de la mañana de hoy".

"A todos ellos se les imputan los delitos de lesiones, atentado a agente de la autoridad y daños en las cosas", concluye la nota oficial.

Siempre según el relato de una testigo que se encontraba allí cenando, la agresión comenzó sobre las once de la noche, cuando los militares entraron e intentaron robar una botella de vino. El dueño les invitó a marcharse del local y el grupo de británicos, entonces, cuando parecía que iban a salir, se dieron la vuelta y lo golpearon, cayendo sobre una mesa.

Los atacantes comenzaron a agredir a los allí presentes. Golpeaban uno a uno a los clientes “de forma coordinada”, con una violencia brutal. Cuatro de los agredidos tuvieron que recibir asistencia hospitalaria, entre ellos el cocinero del restaurante, que recibió una paliza considerable al intentar evitar otra agresión.

En el restaurante, según la testigo, había niños y personas mayores. Los atacantes utilizaron sillas y botellas, y rompieron cristales del establecimiento. “Parecía un ataque militar”, asegura. A su marido le intentaron saltar encima de la espalda una vez que lo inmovilizaron en el suelo.

Los agresores fueron detenidos por la Guardia Civil de Costa Teguise. Al parecer, ofrecieron resistencia y golpearon también a dos agentes. A lo largo de la mañana han prestado declaración en el Juzgado número 4 de Arrecife los agredidos y los agresores.

Larga declaración

Desde primera hora de la mañana, según pudo comprobar este diario, se fueron sucediendo los testimonios de los testigos en el sótano de los juzgados de Arrecife. Muchos de ellos, especialmente un turista alemán, mostraban los signos claros de la pelea, con magulladuras de todo tipo y moratones en la cara.

Alrededor del juzgado se concentraron no pocos medios de comunicación, que fueron obteniendo los testimonios de los sorprendentes heridos. Allí, dentro, un único militar que no había participado en el asalto, se identificó como "comandante". Se trata, tal y como explicó, de un grupo de soldados de élite que terminaron en octubre su misión en Afganistán y que se encontraban en Lanzarote para relajarse y hacer algo de surf.

Son numerosos los delitos que se les imputan, entre ellos el ataque y la resistencia ante la autoridad, que fueron los agentes de la Guardia Civil que fueron igualmente golpeados.

Nota aclaratoria

Ante los posibles errores y malas interpretaciones que se hayan podido hacer de la redacción de la noticia, que como figura tiene una parte realizada por la agencia ACN Press y otra por Crónicas, a este diario le gustaría aclarar que toda la información de cosecha propia parte directamente de los implicados en el caso, puesto que se da la circunstancia de que dos periodistas de este diario estuvieron toda la mañana dentro del Juzgado porque tenían que acudir como testigos a otro juicio. Durante las horas en las que estos dos periodistas estuvieron dentro del juzgado, fueron testigos de todo lo que se narra, como lo fueron otros periodistas a los que se les dio permiso para entablar conversaciones con testigos y abogados del suceso. En ningún caso la información puede ser atribuible a funcionario alguno, ya que no fueron éstos ni el personal relacionado con el caso los que filtraron absolutamente nada. Más adelante ampliaremos el asunto en su justa medida.

Militares galeses pegan una paliza a trabajadores y clientes de un restaurante de Costa...
Comentarios