sábado 4/12/21

Cuatro jóvenes jugaron de madrugada en Tías a tumbarse en medio de la carretera

Uno de los conductores que pasó por la zona lo denunció a la Policía Local, que no acudió al lugar porque se encontraban en un centro de salud con un detenido
Imagen de la zona donde los jóvenes decidieron tumbarse en la carretera.
Imagen de la zona donde los jóvenes decidieron tumbarse en la carretera.

Cuatro jóvenes de edades comprendidas entre los 15 y los 18 años realizaron este domingo de madrugada uno de los juegos más peligrosos de los muchos que se les podrían haber ocurrido para pasar el rato. Según ha explicado a este diario uno de los testigos presenciales del hecho, sobre la una de la madrugada de este domingo fueron varios vehículos los que tuvieron que parar al comprobar que estos menores, que no han sido todavía identificados, se tumbaron en medio de la calzada para realizar una especie de reto en la carretera que va de Tías a San Bartolomé, la LZ-35, cerca del cruce y del puente que conduce a Ferretería Tías.

Uno de los conductores de estos vehículos explicó este lunes a Crónicas que cuando circulaba por la zona se quedó perplejo al ver a los cuatro posibles menores de edad tumbados en la carretera. Tras pegar un frenazo tremendo y después de verlos casi de milagro, tres de los cuatro rodaron hacia el arcén para evitar que les atropellaran. “Iba conduciendo con las luces largas y vi en la carretera algo que pensé que era un cono. Al llegar comprobé que había una persona botada en la carretera y a otras tres que estaban en uno de los laterales de risas y fiestas”, relató visiblemente molesto el conductor del vehículo, que lógicamente paró al entender que podría haberle sucedido algo al que había tardado más en retirarse de la vía. “Bajamos del coche y el que estaba en la carretera se levantó y se fue con los otros también muerto de la risa. No hubo una desgracia porque no había casi tráfico y los coches por ahí suelen ir muy despacio”, subrayó muy enojado el afectado.

Tras bajarse del vehículo y comprobar que no había nada, el vecino de San Bartolomé llamó a la Policía Local de Tías para denunciar lo que estaba sucediendo y para que pasaran por allí con el fin de evitar que lo repitieran. Su sorpresa fue mayúscula cuando la persona que le atendió al teléfono le dijo que no podían mandar a nadie porque los dos únicos agentes que estaban de guardia a esa hora en el municipio se encontraban en el centro de salud del pueblo con un detenido. “La verdad es que tuve una mezcla de frustración y de pena. Frustración por ver que no iban a ir allí con lo peligroso que era lo que estaban haciendo y pena al pensar que sólo dos agentes de la Policía Local de Tías tenían que cubrir todas las incidencias de un municipio tan grande”, señaló el afectado a este periódico realmente sorprendido.

Finalmente, por fortuna, no ha habido que lamentar que se produjera algún herido y todo quedó en el susto de los que tuvieron que padecer la broma de los jóvenes que decidieron esa noche poner en riesgo su vida y la de los ocupantes de los vehículos que pasaron por allí.

Cuatro jóvenes jugaron de madrugada en Tías a tumbarse en medio de la carretera
Comentarios