martes 15/6/21
Ni el centro de enseñanza ni la Administración del Estado se han molestado en contestarle

Un vecino de Costa Teguise lleva más de dos años pidiendo que se coloque la bandera de España en su colegio público

IMG-20210528-WA0016
El vecino no entiende que el centro público haya hecho ondear la bandera de Canarias con motivo de la fiesta de la Comunidad y la bandera de España no esté nunca en el mismo mástil.

Un vecino de Costa Teguise que se ha puesto en contacto con este diario ha detallado con la documentación correspondiente el calvario que está pasando no ya para que le den la razón y se haga lo que solicita simplemente echando mano de lo que determinan las leyes de este país sino para que le contesten. Este ciudadano lleva más de dos años, concretamente desde diciembre de 2018, tratando de que la dirección del centro del Colegio Público de Costa Teguise cumpla con la ley y haga ondear en el mástil que tienen a la entrada la bandera de España. Para él, lo más indignante de la historia no es sólo que no pongan la bandera del país en el que se encuentra el colegio sin ningún tipo de prejuicio, sino que tanto la dirección del centro como la Dirección Insular de la Administración General del Estado en Lanzarote ni siquiera se han molestado en contestarle.

En uno de los escritos registrados en la institución que representa al Gobierno central en la Isla y que no ha sido contestado, el vecino recuerda que se está produciendo el incumplimiento sistemático de la Ley 39/1981. “Se reitera en este segundo escrito, pues es el principio que se debe tener presente y no ignorarlo en ningún momento, que la bandera de una nación representa a la sociedad que la conforma y desempeña ese cometido cuando la vemos en cualquier dependencia oficial. De ahí emana la realidad jurídica que defiende el respeto a esa función representativa cuando vemos la bandera ondeando en edificios o establecimientos de la administración pública, independientemente de su ámbito geográfico. Ello es gracias a que una ley así lo establece por lo que si se aprecia que no está presente allí donde debiera, estamos siendo testigos del incumplimiento de la misma por parte de la propia administración que está cometiendo una afrenta a la sociedad española representada en esa bandera, precisamente la titular de la Soberanía Nacional”, explica a los responsables públicos.

De igual modo, el vecino apunta que “en una isla como Lanzarote, donde la realidad es multicultural y en la que numerosas personas extranjeras han decidido venir a España a desarrollar su vida y criar a sus hijos con éxito y prosperidad, es donde la labor del director insular del Estado es fundamental para velar por que se muestre la representación del Estado español y particularmente en los centros educativos a través de la enseña nacional, para que los alumnos tengan desde temprana edad el referente básico de la organización política de España”. “Además, en un momento en que es evidente y peligroso el auge de movimientos independentistas, la Administración del Estado no  debe ni puede permitir la opacidad de su representación. Los ciudadanos demandamos que se respete nuestra soberanía, que dicho sea de paso, reside en el Pueblo español. La Ley es cristalina al respecto, la bandera española deberá ondear en el exterior e interior de los edificios o establecimientos de las administraciones públicas.

Las leyes votadas en el Parlamento son hechas para que se cumplan y sin cumplimiento de las leyes no hay ni Estado de derecho ni democracia, pues no hay respeto a la Libertad de todos los españoles y es la Soberanía Nacional la que se está violando continuamente”, advierte.

En esta línea, recuerda que diferentes sentencias del Tribunal Supremo han establecido que el incumplimiento de esta ley es un delito de desobediencia y prevaricación que podría llevar asociadas penas de inhabilitación especial para cargo público de hasta diez años y multas de hasta doce meses. “Y cuando una institución incumple la Ley, rompiendo y desoyendo la Soberanía Nacional, se arroga su fractura ganándose la ilegitimidad por desempeño”, sentencia finalmente en el escrito que no ha sido ni contestado.

Para su sorpresa, eso sí, como muestra la imagen, la dirección del centro hizo ondear estos días la bandera de Canarias, lo que le ha llevado a pensar al vecino que lo que subyace de fondo son cuestiones meramente políticas y no de acatamiento de la ley. De ahí que le extrañe todavía aún más que no haya intervenido la Dirección Insular y que haya determinado como importante que la bandera constitucional, la que representa a todos los españoles sean del partido que sean o tengan la ideología que tengan, esté en la entrada de un centro público de enseñanza.

Un vecino de Costa Teguise lleva más de dos años pidiendo que se coloque la bandera de...
Comentarios