jueves 9/12/21
Quieren que se les aplique el convenio que ahora mismo permite al resto de profesionales del sector recibir los incentivos anuales

Los trabajadores del Hospital Insular denuncian que el Cabildo no cumple con el acuerdo que les prometía aplicar las mejoras recogidas en su convenio

Los afectados denuncian que el consejero de Sanidad, Juan Santana, les “margina” y sólo ha aceptado las reclamaciones salariales de los médicos, mientras que desoye las reivindicaciones del resto del personal sanitario. Entre otras peticiones exigen que se les devuelvan unos pagos atrasados que les deben por un error cometido en las nóminas

Los trabajadores del Hospital Insular están hartos de las promesas incumplidas del Cabildo, que lleva más de dos años dándoles largas sobre la aplicación de algunas cláusulas del convenio firmado en 1999, con el que deberían estar recibiendo ciertas ventajas económicas que no se les reconocen ahora mismo a unos 300 trabajadores.

Entre los profesionales sanitarios de este Hospital y de los Servicios Sociales, son cientos los afectados por esta situación que el Comité de Empresa entiende que es una “marginación” con respecto al resto de empleados del sector, que está recibiendo incentivos anuales y con los que no se ha cometido ningún error en su nómina.

Estas son dos de las reclamaciones que elevan los trabajadores del Hospital Insular, a los que les deben unos 120.000 euros por la suma de una parte de su nómina que no se les ha estado ingresando.

Además, denuncian el agravio comparativo que están sufriendo con respecto a los facultativos a los que el actual consejero de Sanidad de la Primera Institución, Juan Santana, sí que reconoce estos derechos. Esta decisión llegó a los afectados por medio de un comunicado que el consejero envió verificando el acuerdo al que había llegado con los médicos el pasado mes de diciembre.

El presidente del Comité de Empresa, Antonio Machín, se mostró perplejo ayer en sus declaraciones a Crónicas, en las que mostró el profundo descontento de los afectados, que asegura que están hartos de las evasivas de los responsables del Cabildo.

Según Machín, el anterior consejero de esta área, Manuel Fajardo, se había comprometido verbalmente con los sanitarios para hacerse cargo de las deudas y de la aplicación del convenio, un compromiso que ahora Juan Santana se niega a mantener.

Diferencias entre profesionales

Aunque los denunciantes llevaban ya muchos meses negociando y reivindicando sus condiciones económicas, no fue hasta el pasado 22 de diciembre cuando se decidieron a tomar cartas más serias en este asunto.

Fue precisamente este día cuando les llegó la noticia por escrito de que se les habían concedido las condiciones que pedían todos sólo a los médicos, mientras que se les comunicaba al resto que tendrían que seguir las negociaciones.

“No entendemos por qué a unos se les reconoce a unos y a otros no y tenemos que renegociarlas”, insistió este trabajador, que no entiende cómo puede estarse produciendo esta discriminación por parte del Cabildo.

Otra de las quejas que le plantean a esta institución tiene que ver también con el incumplimiento de un compromiso que adquirieron para aumentar la plantilla para el Hospital a principios de año y que aún no han hecho efectiva. “No queremos mejoras sólo que se nos aplique el convenio, no pedimos nada que esté fuera de este documento ni que haya un carácter retroactivo de los acuerdos”, insistió Machín.

Además, considera que no se esta pidiendo “nada del otro mundo”, simplemente que se les pague lo que se les debe, que en el caso de los incentivos “no es más que 300 euros cada seis meses para evitar que los trabajadores de los hospitales se cojan bajas pequeñas”.

“Especiales características”

La respuesta del Cabildo ante sus reclamaciones también excluye a estos trabajadores de las negociaciones que mantienen en la actualidad con todos los empleados vinculados a la Primera Institución alegando que “sus especiales características por la actividad que realizan hacen imposibles su inclusión” en estas reuniones.

Según explicó Machín, esta diferenciación sólo se hace con este sector de los empleados públicos y con los del EPEL, que también quedan excluidos por las mismas razones.

Las medidas oportunas

Ante todos estos desplantes del consejero de Sanidad, los trabajadores no están dispuesto a quedarse de brazos cruzados y ya se están organizando para tomar las “medidas oportunas” para presionar al consejero para que cumplan con sus compromisos.

Aún no saben cuáles serán exactamente estas iniciativas, pero sí que comenzarán lo antes posible si no cambia la actitud de Santana ante este asunto.

Los trabajadores del Hospital Insular denuncian que el Cabildo no cumple con el acuerdo...
Comentarios