domingo 22/5/22
Un 40 por ciento de las personas que han participado en la encuesta semanal también creen que los organizadores de la prueba tienen responsabilidad en lo sucedido

Los lectores del Crónicas culpan principalmente al PSOE de la suspensión del Rally Isla de los Volcanes

Curiosa imagen en la que posan los dos consejeros que anunciaron la suspensión del rally y parte de los participantes y de la organización después de que les comunicaran el infeliz desenlace
Curiosa imagen en la que posan los dos consejeros que anunciaron la suspensión del rally y parte de los participantes y de la organización después de que les comunicaran el infeliz desenlace

La mayoría de las personas que han participado esta semana en la encuesta semanal que este periódico realiza consideran que son los representantes del Partido Socialista (PSOE) en el Cabildo de Lanzarote los principales responsables de la suspensión del Rally Isla de los Volcanes, una decisión que puso patas arriba la actualidad informativa de la semana pasada y que todavía resuena por la importancia de algo que los aficionados no van a olvidar tan fácilmente. 

Imagen del resultado de la encuesta al cierre de este artículo.
Imagen del resultado de la encuesta al cierre de este artículo.

El viernes de la semana pasada, cuando todos los participantes estaban en la Isla para participar en una prueba nacional, con centenares de periodistas acreditados y miles de aficionados con todo dispuesto para disfrutar de un espectáculo único para ellos, el consejero de Actividades Clasificadas, Marcos Bergaz, y el consejero de Deportes, Alfredo Mendoza, comunicaron a la organización y a alguno de los pilotos que entraron a la reunión del Cabildo que la prueba no se iba a celebrar. La razón no era otra que el miedo a dar luz verde a un evento cuando había informes técnicos del Gobierno de Canarias, que no eran vinculantes, que no lo recomendaban. Fue un enorme jarro de agua fría que provocó una airada reacción de todo el mundo. Los foros de periódicos como el nuestro y las redes sociales han echado fuego. Nadie se explica por qué se esperó hasta el último momento, 24 horas antes de que se iniciara la prueba, para determinar la cancelación. 

Este debe ser sin duda el principal argumento que ha llevado al 51,22 por ciento de los participantes, más de 4.000 personas hasta que se determinó el pasado viernes el cierre del recuento, a entender que los integrantes del Gobierno del Cabildo que pertenecen al PSOE, que son los que manejan la institución a través de la Presidencia y el grupo mayoritario son las personas a las que hay que responsabilizar del desaguisado. 

Así también se explica que sólo el 6 por ciento de los votantes culpe al otro partido del Gobierno, a Podemos. Y no es difícil encontrar razones. La formación morada en este asunto se ha limitado a expresar públicamente su oposición, haciéndolo además con tiempo para evitar por lo menos que la gente se desplazara a la Isla. De hecho, la consejera de Medio Ambiente, Elena Solís, envió a los medios una nota el pasado 22 de abril en la que pedía que no se celebrara la prueba. El PSOE esperó hasta el día 28 para tomar la decisión. Son claves que está claro que manejan los enfadadísimos aficionados y las personas que han participado en la encuesta. 

Una mínima parte de los participantes, el 2,76 por ciento, reparte culpas entre los dos socios de gobierno en la Primera Corporación insular.  

Como dato curioso del sondeo, sin duda, está la cantidad de personas que responsabilizan también a los organizadores de la prueba. El 40,03 por ciento de los lectores que han votado en la encuesta entienden que son los principales culpables. Al no dar explicaciones porque no lo permite el tipo de sondeo, se entiende que creerán que deberían haberla suspendido ellos una vez que vieron la cantidad de reacciones negativas que se estaban produciendo y los problemas que les ponían cada día, problemas que derivaron incluso en cambios de trazado de la competición automovilística. 

Sea de quien sea la culpa, lo único cierto es que se creó una situación que se podría haber evitado y que va a tener consecuencias imprevisibles. A día de hoy este diario no sabe si alguno de los afectados ha presentado algún tipo de demanda reclamando los evidentes daños y perjuicios que se produjeron en aquella terrible semana. 

Los lectores del Crónicas culpan principalmente al PSOE de la suspensión del Rally Isla...
Comentarios