martes. 21.05.2024

 

El parlamentario por Lanzarote y La Graciosa de Nueva Canarias-Bloque Canarista (NC-bc), Yoné Caraballo, destaca este viernes en nota de prensa que en la mañana de hoy ha intervenido en la comisión de economía, industria y comercio del Parlamento de Canarias para exponer la situación en la que se encuentra la comarca de El Jable. 

A través de una pregunta al consejero del ramo y vicepresidente del gobierno conservador, Manolo Domínguez, donde se interesaba por las licencias y autorizaciones de extracción de áridos en El Jable, Caraballo instó al gobierno a medir bien el impacto negativo que tienen las actividades industriales y de ocio en la biodiversidad, el patrimonio y la agricultura de la comarca, y esclarecer los beneficios para la población local que tienen sus externalidades negativas. 

Así, el diputado canarista apuntó que la comarca de El Jable es el mayor hábitat que posee la especie protegida de La Hubara, donde la comunidad científica internacional ya ha alertado de la afección negativa que tienen las extracciones de áridos para la crianza y supervivencia de esta especie única en el mundo. 

De la misma forma Yoné Caraballo destacó la actividad agrícola y ganadera que se lleva a cabo en la comarca, la cual alberga la mayor producción de batata lanzaroteña. Aprovechó la ocasión para referirse a la “situación agónica que viven los agricultores de Lanzarote, y especialmente los de la batata, con un campo cada vez más sucio, sin agua ni relevo generacional y con problemas de plagas que afectan directamente a la planta del tubérculo”. “Estamos cada vez más cerca de la extinción de la batata lanzaroteña”, alertó. 

A la par, el diputado puso en valor otro de los elementos que hacen única a la comarca como es el patrimonio arquitectónico e indígena. Señaló la existencia de pueblos contemporáneos sepultados bajo la arena donde aún se pueden apreciar algunas de sus aljibes; o yacimientos indígenas como el de Zonzamas, las Peñas o Finiquiquineo que dan cuenta de que El Jable es más que un desierto de arena, sino que es “un entorno natural y cultural único en Canarias y en el mundo que debemos restaurar, conservar y divulgar”. 

Con todo, Yoné Caraballo insistió en que el Gobierno de Canarias evaluara el impacto que tienen las previsibles nuevas extracciones, con volúmenes de más de 132.000 m3, contemplando una producción anual de 10.000 m³ durante 13 años; y que vigilara y paralizara a aquellas que se están haciendo de forma ilegal, con permisos caducados o en zonas no autorizadas. 

 

Yoné Caraballo alerta de la situación de deterioro de la biodiversidad, el patrimonio y...
Comentarios