lunes. 04.07.2022
Luis Ibarra, presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas

“Vamos a intentar que se pueda hacer la obra del puerto de Arrecife prácticamente en su totalidad en 2023”

“Estoy convencido de que un buen velero o un barco de motor reducido con turistas puede tener una salida en el puerto de Playa Blanca”
Luis Ibarra, presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas.
Luis Ibarra, presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas.

“El Cabildo nos tiene que presentar un proyecto de parque para que podamos quitar el muro de Puerto Naos”

"MSC Cruceros, que hasta la fecha no se ha prodigado mucho en Canarias, está planteándose recuperar el mercado, sobre todo en verano y poder tener movimientos entre los puertos peninsulares y los canarios pero nos enteraremos cuando tomen la decisión"

"Lo del Telamón está en su última fase. Vayan haciendo fotos porque va a desaparecer. El precio del hierro lo ha acelerado todo"

“Pongamos que la salida puede estar en Las Palmas y que puedan trabajar en Gran Tarajal, Corralejo, Playa Blanca o La Graciosa. Eso te da un abanico de escalas contra la que no se puede luchar”

“Obviamente, nosotros retranqueamos el muro pero para que la ciudadanía recupere esa zona, no para que se quede como está y sin ningún tipo de mejora”

El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, confía en que en 2023 se lleve a cabo prácticamente la totalidad de las obras pendientes en el puerto de Arrecife y posteriormente se comenzaría a trabajar en el proyecto de las piscinas naturales, para convertirlas en un lugar de ocio y disfrute de toda la sociedad conejera. En el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio de este jueves también explicó que están pendientes de que el Cabildo de Lanzarote les envíe un proyecto de parque con el que podrían quitar la barrera arquitectónica que priva de las vistas a la marina capitalina desde Puerto Naos. Sobre la polémica de los cruceros en el sur de la Isla, cree que es más práctico que los barcos de gran tamaño lleguen a Arrecife porque tienen más puntos de interés turístico cerca pero también entiende, como ha defendido el consejero Sebastián Franquis en contra del criterio de su compañera María Dolores Corujo, que no se puede cerrar el abanico de posibilidades que plantea que un velero o una embarcación de tamaño medio pueda hacer escala en Playa Blanca o en La Graciosa. También, además de hablar sobre su jubilación en el pueblo donde nació su madre, Haría, aprovechó para adelantar cómo van las obras en el puerto de Puerto del Rosario y cómo la mala praxis de una empresa ha retrasado un proyecto que cuenta con fondos europeos y que podría ver cómo pierde esa financiación millonaria.

- Usted tiene un vínculo muy especial con Lanzarote, que quizá mucha gente desconozca…

- Yo estoy contando los meses que me quedan para jubilarme para irme a vivir a Lanzarote. Como en Lanzarote se está en pocos sitios. Mi madre nació en Haría y tengo casa en Órzola y Ye. Gracias a Dios, mi madre está viva pero como no tengo hermanos para competir, algo me tocará.

- A no ser que su madre le desherede por meterse con ella…

- (Se ríe) Es posible. Mi madre es muy pepera pero no creo que llegue a ese nivel.

- En Lanzarote siempre se piensa que Fuerteventura va por delante en materia de infraestructuras pero vemos que con el puerto de Corralejo, que es una obra de la Comunidad Autónoma, no es así. El puerto de Puerto del Rosario también tiene que crecer. ¿Cómo lo ve usted?

- Lamentablemente se nos retrasó la obra de Fuerteventura porque una empresa contratista nos hizo la gracia de recurrirnos la propuesta de adjudicación indicando que no estaba en baja temeraria porque en una obra de 29 millones iba a ganar 25.000 euros y nos retrasó cuatro o cinco meses el procedimiento hasta que al final, el juez lo desestimó. Cuando firmamos el nuevo contrato con la nueva empresa empezó la guerra en Ucrania, lo que ha derivado en que esta obra de 29 millones se nos vaya a 34. Llevamos dos meses con temas jurídicos con Puertos del Estado viendo posibles soluciones y ya parece que esto se va a desatascar en el Consejo que tenemos en julio. Tenemos el visto bueno favorable de los técnicos jurídicos de la Autoridad Portuaria y de Puertos del Estado a la propuesta de la constructora y esperamos que en agosto empiece la obra con una agilidad tremenda porque es una obra financiada con fondos europeos que vencen a finales de 2023 y la diferencia entre que te paguen el 85% por ciento de la obra a pagarlo tú solo es tremenda. En agosto empieza la obra.

- ¿Todavía hay empresas que recurren a las bajas temerarias?

- Sí y es lógico que haya empresas que vayan al límite. Cuando ellos presentan un recurso es porque tienen absolutamente claro que están ganando dinero con esa obra. Los técnicos lo revisan y son los que dicen que no van a tener capacidad de hacer esa obra con esos precios y al final, va a generar un problema. Que esto se haya recurrido porque nosotros en nuestro escrito de contestación hiciéramos una suma mal y ellos se acogieran a esta filosofía de que terminaban con 25.000 euros no lo habíamos visto nunca; sobre todo porque esos 25.000 euros son 5 millones de euros más de gasto. Suele ser frecuente en algunas ocasiones; cada vez menos. A mí este tema de los 25.000 euros me ha resultado decepcionante y vergonzoso. Todos los que miramos aquella obra sabemos que esta empresa no tenía capacidad con la propuesta que había hecho de soportar esa obra.

- En Arrecife estaba pendiente el famoso proyecto de las piscinas naturales, que también se ha ralentizado. ¿Cómo va ese tema?

- Hay buenas noticias, en parte. El problema que teníamos era que en el alargue del muelle de Naos hay una parte que es toda de arena y los técnicos llevan solicitando desde Madrid informes complementarios a nuestros técnicos de forma que el cajón donde se soporta el muelle fuera capaz de aguantar encima de un banco de arena. Nos exigían una serie de pruebas adicionales; no había forma de ponerse de acuerdo así que hemos optado por sacar, también con fondos europeos, el muelle un poco más reducido, de en torno a 200 metros en la parte en la que no hay discusión técnica, o sea, en la parte en la que se soporta encima de piedras y dejaremos la otra parte para más adelante para hacer un estudio con más rigor o buscar otra alternativa. Esta obra ya está mandada a Madrid; creo que recibiremos el ok favorable en cuestión de días y la vamos a llevar a adjudicar en el consejo de julio, donde vamos a dar también el ok a la continuación de las obras de Fuerteventura. También nos corre una prisa tremenda porque son 12 millones de euros de fondos europeos y vamos a intentar que se pueda hacer la obra prácticamente en su totalidad en 2023. Después vendría el proyecto de la piscina porque hay que ver por dónde entra el agua y demás pero es un espacio ideal, detrás de la marina, porque es un sitio espectacular para que la gente de Arrecife se pueda acercar y pegarse unos baños. Todo va lento pero tenemos la hoja de ruta.

- Ha tenido una reunión con la presidenta del Cabildo. ¿Pudieron hablar también de la eliminación de la barrera arquitectónica que se puso?

- Lo que se ha acordado es que se supone que en estos días, habría que preguntarle al Cabildo, nos presentaran un proyecto de parque en esa zona donde está el bergantín de madera, que es el espacio que queremos que recupere la ciudad y nosotros retranquearíamos el muro. En estas ultimas semanas hemos hablado con Aduanas para verificar qué tipo de muro podemos poner. Parece que hay un consenso de hacer un muro más bajo de un metro y pico y terminar con algunas cámaras de vigilancia o con alguna defensa en cristal forjado. Esto lo tendríamos que determinar en las próximas semanas pero el paso previo es que el Cabildo nos presente el proyecto de parque para que, en base a esa solicitud, autorizarla y modificar el muro. Obviamente, nosotros retranqueamos el muro pero para que la ciudadanía recupere esa zona, no para que se quede como está y sin ningún tipo de mejora.

- Se ganaría mucha vista y daría muchas más posibilidades de disfrute de la zona…

- Exacto. Supongo que el Cabildo estará trabajando en el proyecto porque tiene que ser un parque simple porque el espacio no es muy grande. Tendrá que ser como quieran el Cabildo y el Ayuntamiento. Nosotros ahí no vamos a entrar. Tan pronto como tengamos ese visto bueno, tendremos una reunión técnica con Aduanas y procederemos a retrotraer el muro.

- El director general de MSC dijo en este programa que tienen intención de traer cruceros a Lanzarote en verano. ¿Lo ve posible?

- Nosotros siempre cogemos con mucha cautela todo tipo de pronunciaciones. Es verdad que MSC Cruceros, que hasta la fecha no se ha prodigado mucho en Canarias, está planteándose recuperar el mercado, sobre todo en verano y poder tener movimientos entre los puertos peninsulares y los canarios pero nos enteraremos cuando tomen la decisión. A pesar de que es la mayor naviera del mundo, es una empresa familiar y toman las decisiones con un gran secretismo y las comunican cuando las han adoptado. Parece que estamos viendo que la apuesta que hizo Canarias en 2020, en época de pandemia, de mantener en el único espacio en todo el hemisferio norte la temporada de cruceros ha dado su fruto en la confianza que han tenido con nosotros. El número de escalas ha sido bastante importante para lo que fue 2022 y vemos que también Norgewian quiere empezar con un barco en el próximo otoño - invierno así que estamos contentos.

- ¿Sabe que ha habido cierta polémica en Lanzarote ante la posibilidad de que lleguen cruceros al puerto de Playa Blanca porque hay quien dice que le restaría cruceristas a Arrecife?

- Los grandes barcos de cruceros tendrían que estar en Arrecife. Eso fue una apuesta y un acuerdo que adoptó la comunidad lanzaroteña hace tiempo. Donde hay que trabajar es en tener una hora de ruta entre los puertos canarios y creo que es posible tener algún tipo de embarcaciones reducidas o de tamaño medio que hagan unas escalas diferentes a las que ya se están haciendo en Canarias. Estoy convencido de que un buen velero o un barco de motor reducido puede tener una salida en Playa Blanca. Pongamos que la salida puede estar en Las Palmas y que puedan trabajar en Gran Tarajal, Corralejo, Playa Blanca o La Graciosa. Eso te da un abanico de escalas contra la que no se puede luchar. Lo que yo haría es buscar una actividad complementaria. Si yo fuera en crucero preferiría ir a Arrecife porque Los Jameos, el Volcán de la Corona y otros centros turísticos están en el norte y la comunicación es más fácil. En Guatiza está el Jardín de Cáctus. El norte es muy atractivo y yo tiro para el norte. Yo me ofrezco al Ayuntamiento de Haría encantado por si necesita algo.

- Para disgusto de muchos, no se ha encontrado una solución al Telamón. ¿No han conseguido que la gente irresponsable que se sube deje de hacerlo?

- Nosotros aquí no tenemos competencias. Al ser un barco encallado, las competencias son de la Armada. Por lo tanto, la solicitud la ha tramitado la Armada Española. Nosotros solo intervenimos en la actividad portuaria que está cerca del Telamón, con los temas de seguridad y este tipo de actividades ligadas a la actividad extractiva. Yo entiendo a las dos partes porque hay que comprender los temas de seguridad y que la gente sigue subiendo a pesar de estar en una situación deplorable y más tarde o más temprano va a haber una desgracia pero también es verdad que es un icono para muchas personas. Ya está en la última fase. El precio del hierro está tan caro que ahora sí que lo hace atractivo así que no quedará otra que sacarle fotos y tenerlo en el recuerdo, más allá de los que tienen madera de ese barco en sus casas, que hay unos cuantos.

“Vamos a intentar que se pueda hacer la obra del puerto de Arrecife prácticamente en su...
Comentarios