lunes 8/3/21

Crónicas de Lanzarote

El retraso en la recepción de las obras se debe a la falta de conexión eléctrica, último trámite que requiere de un permiso de la Consejería de Industria, según explican desde el Gobierno canario

Turismo anuncia la inminente inauguración del Islote de la Fermina

Los trabajos de rehabilitación y acondicionamiento han durado cerca de tres años cuando el plazo de ejecución previsto era de nueve meses, y han costado tres millones de euros aunque el presupuesto inicial era de 1, 7millones

- La Fundación César Manrique, en buena sintonía con el Ayuntamiento de Arrecife, ha preferido esperar una explicación de la Consejería regional antes de pronunciarse sobre la demora en la apertura del Islote

Las cuadrillas de trabajadores finalizan los escasos frentes pendientes en el Islote, que será inaugurado en pocas semanas.

La Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias anunció este miércoles la “inminente” apertura del Islote de la Fermina, en Arrecife, que durante casi tres años ha sido sometido a un lavado de cara aprovechando el proyecto que en su día dejó el propio César Manrique.

Según fuentes de la Consejería regional, el ritmo de las obras ha estado siempre dentro de plazo -“teniendo en cuenta las dificultades de los trabajos”-, pero el retraso en la recepción del proyecto ejecutado se ha debido debe a la falta de conexión eléctrica dentro del Islote. Éste es, según explica la Consejería de Turismo del Gobierno canario, el último trámite que queda pendiente para la inauguración del reformado Islote. Dicha conexión está esta semana todavía pendiente de un permiso necesario y que debe emitir la Consejería de Industria del Ejecutivo regional.

“La apertura es inminente, su inauguración tendrá lugar en las próximas semanas”, precisaron. Las mismas fuentes de la Consejería del Gobierno de Canarias desmintieron los rumores sobre un retraso excesivo en la intervención. Eso sí, reconocieron que el ritmo de las obras, como estaba previsto, se ha visto afectado por las dificultades de accesibilidad al también conocido como Islote del Amor y, en concreto, por la capacidad de carga del puente que conduce a él. Y es que desde el mismo momento en que se firmó el contrato de rehabilitación del Islote de La Fermina, el entonces consejero de Turismo del Gobierno de Canarias, Manuel Fajardo Feo, ya advirtió del grado de dificultad de la intervención debido a estas limitaciones.

El ritmo de las obras se ha visto frenado por factores como la limitación en el tráfico de carga pesada.

De hecho, a la entrada del puente es más que visible una señal que prohíbe la entrada de vehículos de 3,5 o más toneladas. Sin duda, la limitación en el tráfico de carga pesada ha representado la mayor incomodidad para los ejecutores del proyecto. Así, el peso que puede llevar un solo camión ha tendido que transportarse en varios para no debilitar la plataforma.

El espíritu de César

Según explicó en su día el que fuera titular del Área de Turismo, el lanzaroteño Manuel Fajardo Feo, el Gobierno adjudicó el concurso pensando siempre en conservar el espíritu de la idea concebida para el islote que tenía el fallecido artista lanzaroteño César Manrique. En este sentido, fuentes de la Fundación César Manrique (FCM) han reconocido esta misma semana que desde la institución que lleva el nombre del artista lanzaroteño existía cierta preocupación por el supuesto retraso en las obras, de las que en su día incluso se llegó a asegurar que estarían finalizadas en verano de 2007.

Sin embargo, y más ahora que se han normalizado algo más las relaciones entre la FCM e instituciones como el Ayuntamiento de Arrecife, desde la Fundación se ha preferido guardar cautela y esperar una respuesta por parte de la Consejería de Turismo del Gobierno canario, que finalmente ha llegado en forma de anuncio.

La rehabilitación del Islote

La rehabilitación de La Fermina fue adjudicada por el Gobierno canario a la Unión Temporal de Empresas Lanzagrava - Sampol, y estaba presupuestada en 1.838.510.162 euros. En principio la intervención contemplaba un plazo de ejecución de nueve meses.

La obra forma parte del Plan de Infraestructura y Calidad Turística redactado por la Consejería de Turismo del Ejecutivo regional. La rehabilitación del Islote del Amor contempla como elemento fundamental la adecuación del lago piscina, alrededor del cual habrá una cafetería, un solarium, paseos y jardines. El ex consejero de Turismo explicaba entonces que la intención es convertir a La Fermina en un espacio de disfrute lúdico como alternativa de ocio, pero también en un sitio de promoción para la práctica de la vela latina.

La restauración del puente, que ya presentaba un notorio desgaste antes de empezar la intervención, no está incluida en el proyecto de rehabilitación del Islote. Además, desde su construcción desató numerosas críticas por su poco o nulo valor estético.

La futura piscina de agua salada y el eje sobre el cual girará el resto del equipamiento de ocio están ya terminados. La obra civil, que ha costado tres millones de euros al Gobierno de Canarias, está más que acabada y también la instalación del portón de entrada, diseñado por Juan Gopar. Faltan por confirmar aspectos como la concesión de los servicios y del mantenimiento, algo que podrá resolverse en cuestión de días.

Contiguos a la pileta se han construido varios aljibes para almacenar el agua de mar que luego pasará por unos filtros para ser impulsada hasta la piscina. Pintadas ya no existen, el Islote ha sido pintado de blanco y los servicios están listos. Al pasar el puente se observa lo que será el puesto de control de acceso a La Fermina.

En unas semanas comprobaremos, con la inauguración, si efectivamente en su conjunto el nuevo Islote de la Fermina se asemeja a la idea que tenía César Manrique.

Turismo anuncia la inminente inauguración del Islote de la Fermina
Comentarios