domingo. 03.07.2022

Los consejeros del Grupo Popular en el Cabildo de Lanzarote consideran que una vez que la institución ha recobrado la normalidad tras los momentos más duros de la pandemia es hora de analizar la gestión realizada y, lo que es más importante, las previsiones del Gobierno PSOE-Podemos de cara a lo que resta de mandato.

“Es cierto que el estado de alarma y la evolución de la pandemia puso a las distintas administraciones patas arriba y las prioridades cambiaron de la noche a la mañana. Lo prioritario dejó de serlo y la gestión de pandemia se convirtió en lo urgente y más importante, debiendo las corporaciones locales reorientar todas sus políticas a las nuevas necesidades”, reconocen los populares este martes en nota de prensa. “Ahora bien, dos años después, y con la vuelta progresiva a la normalidad, es momento de encarar todo lo que se quedó pendiente, en un segundo plano, y que los proyectos y actuaciones en los que han estado trabajando los departamentos ajenos a la pandemia se comiencen a tramitar”, señalan.

Cabe recordar que el Reglamento Orgánico del Cabildo establece dentro de los instrumentos de información, control y fiscalización, la comparecencia sobre el estado de la isla, señalando que “La Presidencia del Cabildo de Lanzarote convocará, al menos una vez por año desde que se constituyera la Corporación, una sesión extraordinaria de Pleno” destinada a tal fin.

Los populares insisten en que la convocaría del pleno de debate es una prerrogativa, única y exclusiva, de la presidenta por lo que le corresponde cumplir con lo que el reglamento establece para garantizar el derecho de fiscalización que asiste a la oposición, así como el principios de transparencia que rige en la administración y que Corujo tanto defiende.

Aunque la propia presidenta llegó a anunciar que la convocatoria se llevaría a cabo antes de finalizar el 2021, lo cierto es que no ha sido así, por lo que los populares preguntarán a Corujo por este particular en la próxima sesión que celebre la corporación.

“Asuntos como la crisis migratoria, el PIOL, la asistencia sociosanitaria a los mayores, el bloqueo de la nueva residencia, la diversificación económica, la gestión del agua o los fondos europeos para la recuperación son asuntos pendientes que Dolores Corujo ha ido retrasando y que se deben poner ya sobre la mesa y analizar sin más demora”, afirman desde el Grupo Popular.

Lo que no es de recibo es la política obstruccionista en la que se ha instalado la presidenta retrasando de forma sistemática los plenos ordinarios y no queriendo celebrar el debate del estado de la isla a sabiendas de la nula labor que ha realizado en las áreas que son de su responsabilidad y bandera socialista. “No debe ser agradable exponer tu gestión y poco menos que sea un folio en blanco porque el peso de la gestión efectiva durante los últimos dos años corresponde a las áreas de gobierno que llevaba el Partido Popular”.

Al final, Corujo para ellos está demostrando que detrás del buenísimo de sus palabras solo existe oscurantismo y una falta total de transparencia muy alejada del diálogo y de la verdad con mayúsculas que dice defender.

El PP exige a Dolores Corujo que deje de bloquear el pleno de debate del estado de la Isla
Comentarios