lunes. 04.07.2022
José Valle, nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Lanzarote y La Graciosa

“Nunca se había visto en Lanzarote a prácticamente todo el sector empresarial en la misma dirección como ahora”

 "Ahora es cuando hay que empezar a trabajar y tenemos que aprovechar para que Lanzarote salga muy bien parada de lo que va a ser la reconstrucción de la economía. Lo primero que te piden es una colaboración público-privada"
José Valle, presidente de la Cámara de Comercio de Lanzarote y La Graciosa.
José Valle, presidente de la Cámara de Comercio de Lanzarote y La Graciosa, este jueves en el estudio de Crónicas Radio-COPE Lanzarote.

“Si somos capaces de darles a los turistas una oferta complementaria, mejorarla y continuar en esa línea, vamos a conseguir diversificar dentro de lo que es nuestra propia economía, el kilómetro 0, a nuestros artesanos y todo aquello que puede aportar valor a la Isla”

“Lanzarote tiene que empezar ya a pensar que no podemos seguir viviendo de las rentas”

“La inversión es nula en Lanzarote porque no hay un plan”

El recientemente nombrado presidente de la Cámara de Comercio de Lanzarote y La Graciosa, José Valle, insiste en conceptos como reflexión, unión y proyectos. Estas son tres cuestiones que cree prioritarias a la hora de que los empresarios y la sociedad definan de forma conjunta qué isla queremos, para que esté preparada cuando pase “el tren” de las inversiones. En el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio – Cadena Cope de este jueves se mostró orgulloso del equipo que ha formado, un grupo de hombres y mujeres que representan a un amplio espectro de tejido empresarial insular. Apuesta por las iniciativas público – privadas y por conseguir un turismo que salga de los hoteles y valore puntos fuertes como la gastronomía o los propios Centros Turísticos, que hacen de Lanzarote una isla única.

- ¡Enhorabuena! Acaba de ser elegido presidente de la Cámara de Comercio de Lanzarote. ¿Cómo ha llegado hasta aquí?

- Creo que el sector empresarial tiene que tener su sitio. Tenemos unos proyectos en los que nos gusta estar unidos. Nunca se había visto en Lanzarote que prácticamente todo el sector empresarial está en la misma dirección como ahora, mejorar la isla y la vida de las personas que viven aquí. Tenemos que darle todas las herramientas posibles al sector público para que el desarrollo de la isla vaya en una única dirección, modernizarla y conseguir que nuestra economía sea un referente dentro de Canarias y de España.

- ¿Por qué le cuesta tanto al sector empresarial darle a entender a la parte pública lo importante que es ir coordinados?

- Podemos verlo con todos los fondos de recuperación post covid. Ahora es cuando hay que empezar a trabajar y tenemos que aprovechar para que Lanzarote salga muy bien parada de lo que va a ser la reconstrucción de la economía. Lo primero que te piden es una colaboración público-privada. A día de hoy no se entiende que el sector público en general, independientemente de qué partido gobierne, vaya por un lado y el sector empresarial vaya por el otro. Tenemos que buscar ese equilibrio. Hay que poner las bases en ambos sectores y entenderlos en lo posible con el único fin, Lanzarote.

- ¿Les resulta complicado trabajar con el sector político en un lugar como Lanzarote, con tanta inestabilidad, rupturas de pactos y nuevas alianzas?

- Al final, a los partidos políticos los pone el ciudadano y nosotros lo que tenemos que hacer es adaptarnos a los dirigentes y a los equipos que se van conformando. Durante todo este tiempo, en las distintas organizaciones que he venido representando, hemos intentando tener una buena comunicación con todos y se ha logrado. Hemos conseguido sacar adelante proyectos y planes y ahora nos toca hacer las cosas bien durante los próximos cuatro años en la Cámara de Comercio. Lanzarote ha sido la peor zona, junto a Fuerteventura, en la crisis del covid, con una caída del PIB del 28%. Es un dato demoledor. Por ello, ahora tenemos que hacer las cosas muy bien para que cuando pase el primer tren, que van a ser los fondos europeos, Lanzarote esté muy bien preparada para que el tren pare y podamos salir reforzados.

- En Lanzarote se ha hablado mucho de diversificación pero al final, dependemos casi exclusivamente del turismo. No se ha apostado por el sector primario, por las energías renovables…

- Va a ser difícil que en una isla como Lanzarote podamos cambiar nuestro primer sector y va a seguir siendo el turismo. Lo que yo haría es una gran reflexión para depender menos de lo que es la touroperación y más de la venta directa porque el covid ya nos dio una serie de señales para ver cómo hay que traer a turistas que visiten la isla, que vayan a los Centros Turísticos, que valoren la gastronomía y que el turista haga vida fuera de la instalación. Si somos capaces de darles esta oferta complementaria, mejorarla y continuar en esa línea, vamos a conseguir diversificar dentro de lo que es nuestra propia economía, el kilómetro 0, a nuestros artesanos y todo aquello que puede aportar valor a la isla. Esta es una gran reflexión que tenemos para los próximos años y estoy convencido de que todos queremos ir en esa línea.

- En Lanzarote ha habido una falta importante de unidad empresarial. ¿Han podido ir limando las asperezas que hayan surgido?

- La unidad empresarial ha sido uno de los pilares desde otra asociación que también presido. Tenemos que dejar nuestros intereses personales a un lado con el único fin, que es Lanzarote, y lo hemos conseguido. No es sencillo pero lo hemos conseguido y en el momento en que hemos entendido que ese es el camino, puedo garantizar que las cosas han empezar a funcionar mejor. Cada uno tiene sus rivalidades o sus intereses personales pero hay veces que tenemos que tener un interés de isla, que es lo que necesita hoy Lanzarote. Tenemos que hacer un plan a 10 años y tener muy claro dónde queremos estar porque lo que planifiquemos hoy va a ser el futuro de mañana y estoy convencido de que lo vamos a conseguir.

- Han conseguido un equipo con gente de todos los sectores. Llama la atención que hayan contado con Artemio Callero, del gremio del transporte, y otra gente muy de la sociedad como Miguel Páez, Nicolás López, del Rancho Texas… Tienen muchas mujeres, gente de todas las edades…

- Sí. Hemos conseguido hacer un pleno muy equilibrado y un comité ejecutivo pensado en representar al máximo de los sectores. Miguel Páez está en el comité ejecutivo porque tenemos que tener un miembro en La Graciosa, que sea quien nos traslade todo lo que los gracioseros necesitan. Ya me está contando muchos planes y a La Graciosa hay que darle sentido de isla porque necesita mucha inversión, muchos servicios y la Cámara tiene que ser una fiel defensora de esta isla, como ha venido siéndolo. Estoy seguro de que los próximos años vamos a llevar a cabo muchos planes de mejora.

- También está José Javier Balaguer, que va a estar apretándoles todo el día…

- Es bueno tener dentro del pleno a gente que nos apriete porque si no, nos dormimos.

- Las mujeres que hay no son para representar una cuota sino porque son personas importantes dentro del sector empresarial…

- Efectivamente. Una de las cosas que se pidió en el comité ejecutivo fue que fueran personas que quisieran trabajar porque nos espera una legislatura muy potente. Tenemos que continuar con el gran trabajo que ha hecho el anterior presidente y su equipo y consolidar la recuperación y darle a la isla las herramientas que va a necesitar los próximos años. Por eso, se hizo una composición de trabajo y vamos a dividir muy bien todas las áreas para llegar al máximo posible y que no sea una cámara presidencialista. En poco tiempo empezaremos a ver el nuevo funcionamiento y vamos a preparar muy bien el futuro que nos espera.

- Entenderá la importancia que tiene que haya una relación cordial con los medios de comunicación locales para que puedan trasladar sus proyectos o recibir críticas, si fuera necesario…

- Ya me irán conociendo un poco más. Yo no pongo vetos y acepto las críticas. Yo tengo una figura pública y mi gestión me la tienen que validar prácticamente a diario. Yo aprovecho las críticas para ver dónde hay que mejorar y por dónde hay que continuar. Del mismo modo, la clase política tiene que entender que hay momentos en los que hay que ser críticos porque nos la jugamos todos.

- Hay muchas cosas por hacer en Lanzarote y dinero hay…

- Sí. Lo que faltan son proyectos. Una cosa que llama mucho la atención es el desarrollo de los proyectos y Lanzarote tiene que empezar ya a pensar que no podemos seguir viviendo de las rentas. Tuvimos la suerte de que César Manrique hizo una transformación de la isla que nos ha permitido la llegada del turismo y tenemos una isla que es única. Si viniéramos de cualquier lugar de España, nos parecería increíble lo que ofrecen los Centros Turísticos. Por ello, tenemos que creérnoslo y tenemos que continuar en esa línea. Eso no quita que tengamos que modernizar la isla y adaptarla a los nuevos tiempos. Lanzarote necesita una gran reflexión para saber qué queremos hacer con la isla. Yo no me veo con una isla con 250.000 habitantes que parezca Benidorm.

- Parece claro que nadie quiere que nos convirtamos en Benidorm pero también es cierto que necesitamos inversiones. Hay que ver si se hace el soterramiento del que tanto tiempo se lleva hablando o se mejora el estado de las carreteras…

- La inversión es nula en Lanzarote porque no hay un plan. Estamos hablando de soterramiento y a la vez de hacer una circunvalación. Esto ya nos dicen que no tenemos un camino claro. Tenemos que ser mucho más ágiles. Voy a poner un ejemplo, han adecuado la terminal del aeropuerto de Tenerife Sur pero paralelamente han contratado un estudio de necesidad con 8 millones de euros para trazar los próximos diez años. Nosotros también necesitamos saber qué queremos hacer con nuestro aeropuerto. Podemos empezar a hablar de infraestructuras sobre las que falta una planificación.

- Tenemos un Plan Director para el aeropuerto del que nadie dice nada, el Plan Insular… se habla mucho, se gastan cientos de miles de euros en contratar equipos redactores y no se culmina nada… ¿Le da la sensación de que hay determinados ámbitos a los que les interesa el inmovilismo?

- Mientras discutimos, no hacemos y eso es lo que venimos sufriendo en los últimos años. Cuando a veces ves las partidas de presupuestos de inversiones de ayuntamientos y Cabildo ejecutas los últimos años, te llegas a asustar porque prácticamente pasamos los ejercicios con una inversión mínima. Tenemos que hacer planes a medio plazo para no tener que estar poniendo parches. Tenemos que ir adaptando la isla a los retos que nos van a venir.

- ¿Se le ha quedado alguien fuera del equipo?

- No. Lo que se ha buscado con el pleno es representar al máximo posible de los sectores. Hemos pasado de un pleno de 40 personas a 24, que es más práctico y en el comité ejecutivo, también se ha producido una reducción.

- Hablaba de ayudas que llegarán de Europa. Habrá que saber canalizarlas bien…

- Gracias a la Cámara se pudieron gestionar las ayudas a las empresas porque las tramitaron muy bien. De hecho, Lanzarote fue de los sitios que mejor las tramitó. Ese es el valor que le da la institución al sector empresarial. También tendremos que poner muchos planes para que cuando llegue todo este dinero de Europa en un fondo de reconstrucción, Lanzarote sea uno de los sitios donde más inversión se haga. No nos podemos permitir que pase el tren y nos quedemos mirándolo porque no hemos sido capaces de presentar proyectos. Tenemos una serie de líneas en sostenibilidad, movilidad, energías renovables, digitalización que nos van a permitir mejorar mucho nuestra economía y prepararla con otros muchos destinos que sí se van a poner las pilas. Ese es uno de mis grandes retos y voy a poner todo lo que pueda para que a Lanzarote le llegue el máximo de proyectos a ejecutar.

- ¿Le ha dado algún consejo el anterior presidente?

- Me ha dado la enhorabuena. Se ha puesto a disposición de lo que pueda necesitar. He quedado con él porque me gustaría conocer cuál es su opinión y lo voy a hacer con mucho gusto porque creo que ha sido una persona que ha pasado a la historia por ser un gran presidente de la Cámara de Comercio. Ha desarrollado la institución, le ha tocado vivir dos grandes crisis en su mandato, más el tema de Thomas Cook, y eso no ha sido fácil. La Cámara ha estado a la altura en momentos en los que ha habido más problemas que beneficios. Reconozco su labor y contaré con él para muchas cosas.

- ¿Ha recibido ya las llamadas de los políticos?

- Sí, la verdad es que me ha llamado gente de prácticamente todos los partidos. Todos los partidos con posibilidades de gobernar me han llamado.

- ¿Va a cursar visitas por las instituciones?

- Sí, ahora tendremos una presentación. Me gustaría escuchar a todos los órganos administrativos públicos para saber en qué podemos ayudar y creo que todos estaremos encantados en llevar una línea única.

- Tienen que conseguir que la gente vea que la Cámara no sea un ente elitista de empresarios y que puede llegar a toda la sociedad…

- Esa es mi línea. Haré una línea de comunicación para poder explicar las cosas y si creen que hay algo que no está bien, me den la oportunidad de explicarlo.

“Nunca se había visto en Lanzarote a prácticamente todo el sector empresarial en la...
Comentarios