miércoles. 29.06.2022

El parlamentario lanzaroteño del Grupo Nacionalista Canario (CC-PNC-AHI) Jesús Machín Tavío ha informado a este medio a través de una nota de prensa que se ha dirigido a la Consejería de Transición Ecológica con el objetivo de conocer en qué situación se encuentra el expediente del parque eólico marino de Las Caletas en el municipio de Teguise; un proyecto de titularidad privada, que afectará al frente costero de Costa Teguise y al puerto de Arrecife, y que se encontraría a poca distancia de tierra, sobre una plataforma insular donde la profundidad oscila entre los 100 y 200 metros.

“Nosotros, el Grupo Nacionalista Canario, estamos a favor de la penetración de energía alternativa, ya sea eólica o solar, pero debe ser el Cabildo insular de cada isla quien decida dónde, y cómo quiere que sea”, ha subrayado Machín, destacando en su intervención que los nacionalistas defienden que ya que la implantación de determinadas energías provocan un impacto ambiental y paisajístico sobre el territorio, “que al menos seamos nosotros quienes decidamos dónde se ubican después de haber planificado y que siempre que sea de titularidad pública y distribuida”.

Es decir, “ya que comprometemos nuestro territorio para tener un medio ambiente más limpio y más sostenible, que la producción de energía se revierta en la isla”.

Al respecto, Machín ha recordado a la Consejería de Transición Ecológica, que, en el caso de Lanzarote, la iniciativa señalada no cuenta con el respaldo del Cabildo, según afirmó en su momento la propia presidenta, Mª Dolores Corujo.

“Desde el Cabildo se entiende que habrá un impacto visual notable, teniendo en cuenta las dimensiones de los equipos a instalar; además de que habrá riesgo de que se vean alterados flora y fauna, por lo que la primera institución prevé presentar alegaciones en contra, para salvaguardar el medio”, asegura el parlamentario.

El proyecto se basa en la instalación de cuatro aerogeneradores, todos ellos de idéntica forma y capacidad productiva, sobre plataformas flotantes, para alcanzar una potencia de 50 megavatios. Cada molino tendrá una altura de la torre de 130 metros, con una longitud de pala de 117 metros. También se ha programado una arqueta de transición para la conexión mar-tierra, con cableado submarino.

Machín Tavío recuerda al Gobierno que los cabildos deciden la ubicación de los...
Comentarios