sábado 29/1/22
CO.BAS asegura que la Consejería de Educación permite a los centros escolares contratar servicios de catering para cubrir las vacantes

Los sindicatos denuncian “la privatización” de los comedores escolares

Las plantillas de comedores se han reducido este curso por el incumplimiento de los ratios en los colegios de Infantil y Primaria

El Sindicato de Comisiones de Base de Canarias (CO.BAS) está dispuesto a parar los comedores escolares del Archipiélago si no se atienden sus demandas, basadas en un decreto del Gobierno de Canarias de 25 de mayo de 2007, y en los acuerdos sindicales resultantes de la huelga de abril de 2002. Ambas resoluciones se refieren concretamente a los ratios de atención en los comedores escolares de Infantil y Primaria, que según el sindicato se incumplen desde que diera comienzo el presente curso escolar. Según estos ratios, en un comedor de Infantil debe haber un cuidador por cada 25 niños, proporción que asciende hasta 35 en el caso de los cursos de Primaria. Andrés Allí, portavoz de Comisiones de Base en Lanzarote, explica que “en este curso escolar la Consejería está empeñada en no contratar a más gente, pero sí curiosamente dan autorización a los comedores de contratar personal externo”.

Crece la demanda de los comedores

Por todos es sabido ya que la demanda de los comedores escolares crece de forma casi exponencial en toda Canarias. Esto se debe a que en una sociedad cada vez más competitiva y con un estilo de vida más acelerado, los progenitores dedican más tiempo al trabajo y procuran que sus hijos sean atendidos en los colegios. Una situación que se agrava con la cada vez mayor presencia de familias monoparentales. Todo ello hace que el número de usuarios en los comedores crezca todos los años. Es más, muchos padres recurren a todo tipo de triquiñuelas para que sus retoños puedan beneficiarse del comedor. Y así las cosas, a menudo no escatiman en el precio de este servicio, dispuestos a pagar demás con tal de no tener que hacerse cargo ellos mismos de sus hijos.

Sin embargo, y al tratarse de un servicio que proporciona una institución pública, el negocio de los comedores no es demasiado rentable para la Consejería de Educación. Ante el problema que supone el cada vez mayor número de beneficiarios, opta por dejar la gestión del servicio en manos de las direcciones de cada centro, que a su vez contratan a menudo empresas de catering. De esta forma, Educación deja sin empleo a los opositores a plazas públicas, que tras superar un examen tienen que ver cómo el trabajo para el que se han preparado pasa a manos privadas.

Con la contratación de personal externo, se está obviando una lista de reserva que existe para cubrir las plazas de auxiliares de servicio complementario, cocineros y ayudantes de cocina. Algunas situaciones que se dan como consecuencia son vergonzosas para la Consejería. “En colegios de Gran Canaria trabaja gente de una subcontrata que de hecho se presentaron a las oposiciones de Educación y han suspendido”. De esta forma, “se está incumpliendo el acuerdo de que el servicio debe ser público y desempeñado por el personal de la Consejería”.

¿Comedores o comederos?

La saturación de los comedores escolares, el excesivo ritmo de trabajo, el incumplimiento de los ratios, y por si fuera poco, la dudosa profesionalidad de los empleados externos, hace que a menudo “los comedores escolares se conviertan en comederos”, explica Andrés Allí.

Con este panorama, resulta complicado enseñar a los pequeños los preceptos de una buena alimentación, que es lo que desearían los sindicatos. “Creemos que los comedores deben ser una actividad complementaria, dónde a los niños se les enseñe la conducta, hábitos de alimentación”. Lejos de conseguirlo con la contratación de más personal, la realidad ha empeorado este curso 2007 - 2008. “Los comedores se han convertido en un río de niños, que entran y salen con la comida en la boca. Así es imposible que aprendan a masticar bien la comida y tener comportamientos de alimentación saludables”.

Preaviso de huelga

Comisiones de Base está preparando la huelga. Hay han dado un preaviso y ahora están a la expectativa de negociar con la Consejería. Si no hay acuerdo, “al principio empezaremos con las movilizaciones de los representantes sindicales” de los comedores, “en las puertas de la Consejería” y las direcciones insulares. Las exigencias son el cumplimiento de las normas y acuerdos sindicales y “la creación de tantas plazas como sean necesarias en las diferentes categorías que afectan a los comedores escolares para cubrir las necesidades de los centros en los que la ratio aumente”.

Los sindicatos denuncian “la privatización” de los comedores escolares
Comentarios