lunes 30/11/20

Crónicas de Lanzarote

El Juzgado autorizó hace seis días el embargo por el conflicto del laudo de la desaladora del sur

Inalsa negocia con la UTE Edam Janubio para que no se embarguen sus cuentas

El equipo de Plácida Guerra recalca que la situación actual fue "heredada y enquistada" y vuelve a acusar a Mario Pérez (CC) de obviar y provocar el conflicto con la UTE

La dirección de Insular de Aguas de Lanzarote, Inalsa, ha asegurado este miércoles por la noche, a través de un comunicado, que ha llegado a un acuerdo con la UTE Edam Janubio para que no ejecute el embargo de las cuentas de la empresa pública.

Tras varios días de incertidumbre por el hipotético embargo de sus cuentas, motivado por una deuda de algo más de 12 millones de euros, según sostienen los actuales gerentes de la compañía en estos momentos Inalsa se encuentra "inmersa en un proceso de ejecución provisional del laudo que se tramita en el Juzgado de Primera Instancia Número 13 de Las Palmas y que ha llevado a acordar la mejora de embargo sobre las cuentas de Inalsa solicitada por la UTE en su momento".

La dirección de la empresa de aguas, encabezada por la actual consejera delegada, Plácida Guerra, está en disposición de confirmar que tras entablar conversaciones con la parte demandante, Edam Janubio, "se ha llegado a un acuerdo para que no se proceda a dicha ejecución tanto en cuanto el pleito en el que se dirime la nulidad o no del laudo arbitral, sea resuelto por la Audiencia Provincial".

Especulaciones

Inalsa justifica su respuesta a través de este comunicado por las "especulaciones y dudas" vertidas estos días en los medios de comunicación de la Isla.

La compañía pide "responsabilidad social y política a la hora de opinar y especular con una situación que afecta a todos y que está intentado ser resuelta".

La actual dirección de Inalsa subraya que encontró la actual situación "heredada y enquistada" cuando llegó a la empresa, y acusa al anterior consejero delegado de la empresa, Mario Pérez (CC), de obviar este asunto e incluso de provocar esta situación.

Inalsa exige también a sus trabajadores "responsabilidad para mantener sus puestos de trabajo y la identidad de Inalsa" pues, asegura, "los intereses en juego obligan a ser respetuosos y responsables con las negociaciones que se mantiene".

Inalsa negocia con la UTE Edam Janubio para que no se embarguen sus cuentas
Comentarios