sábado 29/1/22
El militante denuncia que las ansias de poder propiciaron el reparto de cargos orgánicos a dedo

Las elecciones remueven al PVPS, que saca de su dirección a José Luis Gálvez

Gálvez cree que la asamblea que tomó las decisiones no se rigió por los estatutos y estima que es fácilmente impugnable

Las elecciones movieron los pilares del Partido Vecinal para el Progreso. Hubo remesón y una asamblea realizada hace pocos días nombró como vicepresidente y portavoz al concejal electo por San Bartolomé, Manuel Rodríguez Fernández, lo que supone la despedida a José Luis Gálvez, quien todavía se siente miembro de la cúpula de la formación “porque yo aún no he dimitido del Comité Nacional”. Para Gálvez es inexplicable que en un partido en donde hubo pocas personas que metieron el hombro para estructurarlo ahora entren ansias de poder y se monte una asamblea que, según él, puede impugnarse en cualquier momento. A él lo citaron a través de un mensaje al móvil sin comunicarle el orden del día.

Violación de los estatutos

Gálvez asegura que los partícipes de la asamblea no han tenido en cuenta los estatutos, por tanto, cree que quienes desean “quedarse” con el partido están certificando el engaño a los electores. El militante dice que en los estatutos está claramente explícito que una asamblea para nombrar Comité Nacional debe ser libre y secreta y la designación de los dirigentes fue prácticamente a dedo. “No hubo candidatos y no se hizo la exposición que deben hacer cada uno de ellos”, agrega. Gálvez asegura que no se cumplieron los estatutos porque el interés estaba centrado en el reparto de cargos y sacarlo de la dirección del partido al no compartir dicho cometido. A la luz de lo sucedido, Gálvez sostiene que cualquier afiliado del PVPS está en situación de indefensión. El político piensa que a partir de ahora se fraccionará el partido y sobrevendrá una crisis que acabará con las posibilidades de consolidarse como una fuerza democrática alternativa. Gálvez está convencido de que las personas impuestas para dirigir el partido no están capacitadas para hacerlo. “El concejal electo no puede ocupar cargo orgánico porque ya es miembro del Comité por el hecho de haber resultado elegido, pero el problema es que han hecho un paripé sin tener ningún conocimiento de los estatutos”. Gálvez no tiene claro su futuro político pero revela que ya ha recibido algunas llamadas para que colabore en otros proyectos.

Las elecciones remueven al PVPS, que saca de su dirección a José Luis Gálvez
Comentarios