domingo 28/11/21
Sebastián Franquis, consejero de Obras Públicas del Gobierno de Canarias

“La ampliación del puerto de Playa Blanca no está pensada para competir con Arrecife sino para complementar”

Comisión-de-obras-Públicas-Transportes-y-Vivienda-en-la-que-comparece-el-consjero-Sebastián-Franquis-2
El consejero durante una comisión de su departamento.

“Me sorprendió que Oswaldo Betancort me dijera que el debate sobre el puerto de Playa Blanca no existía en Lanzarote y que si me lo estaba inventando yo”

“Si no se ha licitado ninguna obra en Lanzarote en estos dos primeros años, es responsabilidad de quien no encargó los proyectos cuando tenía que hacerlo”

 “No vamos a tomar ninguna medida sobre los cruceros en Playa Blanca sin un consenso con el Cabildo”

 “El Cabildo debe coordinar cuáles son las prioridades y cómo se marcan los servicios que puede utilizar cada puerto y nosotros estaremos encantados de poder ayudar”

 “Es difícil que las obras de Titerroy se puedan llevar a cabo en lo que queda de legislatura”

“Las primeras viviendas de obra pública de toda Canarias que se van a construir son las de Arrecife”

“Vamos a construir 200 viviendas. Estamos ahora encargando el proyecto; ya se ha licitado y nuestra idea es empezar esas obras en los primeros meses del año que viene así que acabaremos con una demanda histórica de los ciudadanos de Lanzarote, que hace más de 26 años que no se construye una vivienda pública en la isla”

“Hay que seguir tomando medidas para reducir el índice de contagios dentro de la capacidad que tiene el Gobierno y con las dificultades que hemos tenido para aplicarlas en base a la respuesta del TSJC”

El consejero de Obras Públicas del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, asegura que la ampliación del puerto de Playa Blanca no se ha planteado para competir con Arrecife sino para ser complementarios. En cualquier caso, insiste en que el Gobierno no tomará ninguna medida sin llegar a un acuerdo previo con el Cabildo de Lanzarote sobre la posibilidad de que haya cruceros allí en un futuro todavía por definir. En el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio – Cadena Cope de este jueves quiso dejar claro que si no se ha hecho ninguna obra en la isla durante la primera mitad de la legislatura es porque quien tenía que presentar los proyectos no lo hizo y deja así toda la responsabilidad en las administraciones insulares. Tras reunirse esta semana con el presidente de la Asociación de Vecinos de Titerroy, Ismael Montero, se ha mostrado pesimista sobre una solución a corto plazo del problema de las viviendas de este barrio y también aquí alude al Ayuntamiento de Arrecife, que no hizo su trabajo y que ahora se ve en la obligación de devolver el dinero que recibió para la ejecución de estas obras y que no llevó a cabo. Adelantó que las primeras viviendas de Obra Pública que se hagan en Canarias serán en Lanzarote y aseguró que el Gobierno hará todo lo que esté en su mano para reducir el incremento de contagios de covid en el Archipiélago.

- Esta semana se ha reunido con Ismael Montero, el presidente de la Asociación de Vecinos de Titerroy, para hablar de los doce años que han transcurrido desde que se pusieron a rehabilitar viviendas en ese barrio y los vecinos tuvieron que desalojarlas. ¿A qué conclusión han llegado?

- En primer lugar, hay que estudiar la situación actual. Hay un convenio que se ha prorrogado hasta el 2022, que fue la petición que nos hicieron hace año y medio por parte del Ayuntamiento. Conseguimos que el Ministerio lo prorrogara pero ha pasado un año y medio y la situación sigue siendo la misma. Por eso hemos pedido los informes técnicos y jurídicos y de arquitectura para saber si lo que estaba previsto hacer, se puede llevar a cabo en el tiempo que nos queda. Si nos dicen que es imposible que se pueda ejecutar, habrá que buscar una fórmula distinta porque si no nos estaríamos engañando todos y no podríamos cumplir con las exigencias ya que en el año 2022 será imposible que se pueda seguir prorrogando.

- ¿Es el Ayuntamiento de Arrecife el que no ha tramitado lo que debía?

- Sí. No se ha firmado la prórroga y no se han ejecutado las obras. Nuestra función en este convenio es la de coordinar y el trato con el Ministerio. El Ayuntamiento, que es el que recibe los fondos, era el responsable de ejecutar las obras. Nosotros hemos desarrollado con normalidad muchos ARRUs en Canarias. Es cierto que en muchos casos costaba cumplir los plazos pero luego se prorrogaban y se hacía. En este caso, ni siquiera se ha podido empezar la obra, con lo cual, la situación es mucho más grave. Ahora el propio Ministerio nos obliga a solicitar al Ayuntamiento que se reintegre ese dinero porque hay una parte que se ingresó en el Ayuntamiento ya que se iban a iniciar las obras. No ocurrió así y la obligación que nos plantean los distintos servicios de Intervención, tanto del Gobierno como del Ministerio, es que ese dinero se reincorpore. Ahora es el momento de concretar si eso se va a ejecutar o no. Inicialmente, los técnicos nos dicen que es difícil que esas obras se puedan llevar a cabo en el plazo que queda porque habría que ajustar el proyecto a la realidad y eso complica aun más la cosa. El proyecto hay que modificarlo porque tiene más de 12 años; las viviendas todavía estarán peor, y eso llevará su tiempo.

- Esta semana usted firmó un nuevo convenio para la rehabilitación de viviendas de 96 millones de euros para todo Canarias que sería más que suficiente para este tipo de actuaciones…

- Sí. Además, los fondos europeos priorizan la rehabilitación de la vivienda. Hay recursos para eso y estamos en contacto con los ayuntamientos para ir firmando convenios y que esos recursos se puedan distribuir por toda Canarias. Por eso es triste. En este caso concreto llevamos 11 años con esta circunstancia y yo he tratado este asunto no sólo ahora que estoy en el Gobierno sino cuando estaba en el Congreso, a través de iniciativas, de proposiciones no de ley, y finalmente, el asunto no ha arrancado. Hay familias que fueron desalojadas de sus casas, que llevan años sin que se les dé una respuesta concreta, hay pagos de alquileres así que el sufrimiento ha sido mucho y ya no podemos seguir engañándonos todos. Hay que concretar la realidad, reunirnos las administraciones públicas y adoptar las decisiones que haya que adoptar.

- Sabe que Lanzarote ha sido el talón de Aquiles de todos los gobiernos respecto a la vivienda pública. No se ha invertido en ella. Parece que es algo que están corrigiendo pero ¿habrá oferta suficiente para toda la gente que la necesita en la isla?

- Las primeras viviendas de Obra Pública de toda Canarias que se van a construir son las de Arrecife. Vamos a construir 200 viviendas. Estamos ahora encargando el proyecto; ya se ha licitado y nuestra idea es empezar esas obras en los primeros meses del año que viene así que acabaremos con una demanda histórica de los ciudadanos de Lanzarote, que hace más de 26 años que no se construye una vivienda pública en la isla. El esfuerzo va a ser importante porque vamos a priorizar a Lanzarote por esa razón. Vamos a empezar por unas 200 y nuestra idea es incrementarlas y llegar a unas 400.

- Se produjo una polémica importante después de la intervención de Oswaldo Betancort con usted en el Parlamento para hablar sobre el Puerto de Playa Blanca. ¿Cuándo se va a terminar esa obra? y ¿hay alguna posibilidad de que llegue el turismo de cruceros a ese puerto?

Según el proyecto realizado, inicialmente, en las memorias que tiene el proyecto no estaba planteado que esa ampliación llevara consigo el poder atracar determinados cruceros de tipo medio en Playa Blanca. Es verdad que técnicamente, por la dimensión que tiene la ampliación, se puede hacer. Hace año o año y medio, una de las primeras preguntas que me plantearon en el Parlamento fue si había intención por parte del Gobierno de ampliar para que pudieran atracar los cruceros. Yo dije que no era la previsión del Gobierno que atracaran pero en cualquier caso, visto que hay un debate sobre ese asunto, haríamos lo que convendríamos con el Cabildo de Lanzarote. Nosotros no vamos a tomar ninguna medida sin un consenso con el Cabildo. Esa fue mi respuesta. Me sorprendió ver que el diputado de Lanzarote me dijera que ese debate no existía en Lanzarote y que si me lo estaba inventando yo.

- Debate ha habido muchísimo…

- Por eso me sorprendió, porque yo sé que ha habido debate. Conozco la opinión de la Cámara de Comercio y de las diferentes administraciones, de los sectores económicos y por tanto, esta inversión, que es muy importante, con más de 40 millones de euros, que va a modernizar de forma definitiva el transporte, que va a comunicar muchísimo mejor a Lanzarote con Fuerteventura, no puede tener una dificultada añadida, una vez que se ponga en marcha. Al contrario, si finalmente las instituciones deciden que puedan atracar cruceros de tipo medio, porque los grandes no pueden, será bienvenido pero si dicen que no, no van a atracar. El Gobierno se lo ha trasladado a la presidenta del Cabildo, que nosotros no tomaríamos ninguna iniciativa sin llegar a un acuerdo con ellos. Está previsto que la obra acabe en noviembre y están cumpliéndose los plazos que habíamos indicado. Ahora estamos con los ensayos de entrada y salida del dique para ir entrando esas maniobras.

- ¿Cree que podría ser competencia del puerto de Arrecife?

- No está diseñada la ampliación para eso y no lo va a estar. Será un puerto complementario al de Arrecife. Sería una locura que entráramos en esa dinámica. Es verdad que el puerto de Playa Blanca ofrece unos servicios que hasta este momento no ofrecía, que se va a rentabilizar, pero la intención no es que compita con Arrecife. Creo que el Cabildo debe coordinar cuáles son las prioridades y cómo se marcan los servicios que puede utilizar cada puerto y nosotros estaremos encantados de poder ayudar en el desarrollo económico y en las conexiones interinsulares.

- También hubo polémica con la contestación que le dio a Oswaldo Betancort con el tema de las carreteras. Dice Coalición Canaria que vamos con retraso en la proyección de carreteras para Lanzarote. ¿Es cierto?

- No, es lo que dije cuando me hicieron la pregunta, que las cosas no se hacen de la noche a la mañana. Cuando llegué a la Consejería o había ni un solo proyecto de Lanzarote. Hemoss adjudicado obras en todas las islas menos en Lanzarote porque no había ningún proyecto para poder hacerlo. Lo que hemos hecho es encargar un proyecto, licitarlo y ahora están redactándolos. El año pasado le informamos al Cabildo de Lanzarote de los proyectos que estaba previsto redactar, que se están redactando en estos momentos y cuando lo tengamos hecho, dentro de unos diez meses o un año, los sacaríamos a licitación. En aquella ocasión dijimos que nuestro objetivo era que las principales obras de Lanzarote estuvieran iniciándose en la segunda parte de la legislatura. Le informé al parlamentario sobre las fechas y me sorprende que luego diga a los medios de comunicación que no hemos concretado ninguna respuesta. Le hemos dicho la fecha en la que se firmó con la empresa, la redacción de los proyectos , que fueron prácticamente todos en abril, y que ya se están redactando. Por lo tanto, la mayoría de ellos los vamos a tener a final de año, principios del que viene e inmediatamente procederemos a licitar las obras. Si no se ha licitado ninguna obra en Lanzarote en estos dos primeros años, no responsabilidad de quien no encargó los proyectos cuando tenía que hacerlo.

- ¿Cómo valora lo que está pasando con el coronavirus en Tenerife y Gran Canaria?

- Desgraciadamente, la situación es dramática y se están volviendo a disparar los contagios, como está pasando también en la península y en Europa. Era de esperar. Hay que decir que afortunadamente, la incidencia que está teniendo es menor que la que había hace un año porque afortunadamente, la vacuna está respondiendo. Sí que hay contagios y además, esta variante del virus es muy rápida, lo que está provocando que se disparen las cifras. Ahora tenemos que ver si está tensionado o no el sector sanitario y en principio parece que no  y afortunadamente, el número de fallecidos ha descendido enormemente. Hay que seguir tomando medidas dentro de la capacidad que tiene el Gobierno y con las dificultades que hemos tenido para aplicarlas en base a la respuesta del TSJC. Se ha visto que el gran elemento que ha reducido la transmisión del virus es limitar la movilidad, el toque de queda, pero no ha sido posible aplicarlo y ahora estudiaremos qué otras medidas se pueden llevar a cabo para frenar los contagios.

“La ampliación del puerto de Playa Blanca no está pensada para competir con Arrecife...
Comentarios