jueves 21/10/21
Las autoridades portuguesas requisaron las 21 toneladas de pescado capturadas entre el 1 y el 6 de julio pero el pesquero las trae de vuelta para su comercialización, por lo que se han tenido que abonar los 22.000 euros

Los 12 tripulantes del atunero retenido regresan a Lanzarote tras el pago de 22.000 euros y una multa de 750 euros

El pesquero retenido ya ha abandonado tierrras portuguesas y arribará a Lanzarote entre el domingo y el lunes

FOTOS: DORY HERNÁNDEZ

El atunero lanzaroteño Zeruko Erregiña, apresado este martes en Portugal por faenar en aguas prohibidas, ha sido liberado este jueves por la mañana por las autoridades lusas tras satisfacer el pago de 22.000 euros por el pescado capturado, que ha sido autosubastado, y una multa de 750 euros.

Según informa Cristóbal Olivero, vicepatrón mayor y portavoz de la Cofradía de San Ginés, en Arrecife, al atunero apresado le han sido requisadas un total de 21 toneladas de pescado, cantidad que la tripulación, compuesta por ocho españoles, un portugués y tres marroquíes, había conseguido reunir en los últimos días. En concreto, los kilos de pescado confiscados ascienden a 21.050 y fueron capturados entre el 1 y el 6 de julio.

Autosubasta

Según recoge la agencia Europa Press, la Organización de Productores de Túnidos (Optuna) de Lanzarote ha llevado a cabo durante este jueves los trámites bancarios para hacer efectivo el pago de los cerca de 22.000 euros a las autoridades portuguesas, para poder liberar así al atunero canario Zeruko Erregiña.

Así lo informó este miércoles el presidente de Optuna, Andrés Cedrés. Tras contactar con la Policía de Puertos y con la lonja en Azores, Cedrés manifestó que el pescado salió a subasta en la lonja, "se presentó un subastador y tuvieron la obligación de decirle al armador [el propietario del barco, Manuel de la Cruz] que tenía preferencia si quería comprar el pescado" a un euro el kilo. De este modo, Optuna decidió hacerse cargo del pescado. "Así no se tiene que sacar de la bodega, pagamos 21.050 euros y lo comercializamos como hemos hecho hasta la fecha", añadió el máximo representante de Optuna.

En este sentido, Cedrés recordó que Optuna está conformada por diferentes armadores que comercializan el pescado apresado por sus siete barcos.

De regreso a casa

Está previsto que la embarcación, con bandera española y de 33 metros de eslora y 7,4 de manga, arribe a la isla de Lanzarote en un plazo de unos 3 ó 4 días, con lo que, habiendo abandonado este jueves Portugal, los 12 marineros podrían estar en tierras canarias nuevamente entre el próximo domingo 12 de julio y el lunes día 13. Llegará directamente al puerto de Los Mármoles, en Arrecife, donde se descargará el pescado recogido tras lo que los marineros disfrutarán de un merecido descanso.

El atunero llegó este miércoles a San Miguel de Azores, tal y como informó el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, a través del secretario general de Pesca, Martín Ferreiro.

Una vez en tierra portuguesa, las autoridades lusas decidieron imponer una sanción económica inferior a la que en principio se preveía, pues se esperaba una multa de unos 3.000 euros, y retirar la carga de pescado, aunque finalmente el barco vuelve a tierras canarias con la mercancía caputarada

8 de los 12 tripulantes son españoles, de origen lanzaroteño, y viajan junto a un portugués y otros 3 marineros marroquíes. El atunero está dirigido por un patrón portugués y otro español, también lanzaroteño, José Hernández Toledo, conocido como 'Pepito el de La Graciosa'.

Según las mismas fuentes, la invasión de las cien millas del Archipiélago portugués podría deberse a un despiste o error de navegación cometido. De hecho, desde la propia Cofradía de San Ginés, que ha mantenido contactos con la tripulación y el propio armador del pesquero, Manuel de la Cruz, se recuerda incluso que el patrón de navegación portugués que ha faenado junto a los españoles y los marroquíes es nuevo y tiene poca experiencia.

Licencia caducada

El pesquero fue apresado en aguas de Las Azores por autoridades portuguesas por tener caducada su licencia para pescar dentro de las cien millas de ese Archipiélago aún teniendo en vigor los permisos para hacerlo dentro de las aguas de Madeira.

Según un convenio firmado entre España y Portugal en 2008 que entró en vigor en mayo del presente año, determinados pesqueros portugueses podían pescar en aguas canarias la especie del sable y, a cambio, pescadores canarios podían faenar en aguas de Madeira y Azores.

No obstante, los pesqueros canarios sólo tenían permiso para pescar en aguas de Azores hasta el 30 de junio, de manera que la embarcación que este martes fue retenida, se encontraba pescando en esta zona cuando había terminado el permiso para poder hacerlo. El buque tenía permiso en vigor para faenar dentro de las cien millas de las aguas de Madeira entre el 1 al 15 del presente mes.

Caja azul

Además, si bien el Gobierno de Canarias informó que el pesquero se encontraba faenando entre las 200 y las 100 millas náuticas, donde está permitido la presencia a toda embarcación con bandera comunitaria, el Gobierno central ha asegurado que en el momento de ser retenido se encontraba dentro de las 100 millas, tal y como ha confirmado el Centro de Información Satelital del que dispone el Gobierno de España gracias a la caja azul de la embarcación, que permite indicar la posición de un barco vía satélite en todo momento.

En este sentido, desde el propio Centro de Control de Buques se ha confirmado también al Ministerio de Medio Ambiente que los aparatos satelitales comprobaron que, efectivamente, el pesquero había invadido las cien millas de Las Azores. Al respecto, fuentes del sector en la Isla aseguran que tras esta advertencia de las autoridades portuguesas, la sanción económica que se impondría si hay una segunda infracción podría rondar ya los 40.000 euros.

Los 12 tripulantes del atunero retenido regresan a Lanzarote tras el pago de 22.000...
Comentarios