sábado 29/1/22

La consejera de Sanidad, Mercedes Roldós, presentó este viernes al presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, un plan de choque para reducir las listas de espera sanitarias, que se desarrollará en seis meses y que tiene una dotación presupuestaria de 30 millones de euros.

Mercedes Roldós, durante su reunión de este viernes con el presidente regional, Paulino Rivero.

AGENCIAS

Roldós indicó a los periodistas, tras la reunión con Rivero, a la que también asistieron, entre otros, los directores de área y gerentes de los hospitales de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, que este plan se evaluará cada tres meses.

Dijo que a parte de este plan de choque hay un plan estratégico de reducción de listas de espera dotado para el próximo año con 18 millones de euros y recordó que el objetivo de esta legislatura es reducir los tiempos de espera de dos meses en intervenciones quirúrgica y de un mes en consultas especializadas así como dotar a la asistencia primaria de una mayor capacidad resolutiva.

Roldós cifró en 122,72 días el tiempo de espera que existe en la actualidad y señaló que de acuerdo con los últimos datos en Canarias hay 24.000 pacientes en listas de espera quirúrgica.

Respecto al plan de choque, explicó que contiene medidas como incrementar la actividad de los hospitales en horario de mañana, en implementar unos programas de tarde, especialmente para aquellas patologías que son más prevalentes, y promover una mayor derivación a los centros privados concertados.

Roldós dijo que ello no significa que se proceda a la privatización, ya que los pacientes que acudan a los centros privados no pagarán ni un solo euro por su asistencia sanitaria.

Afirmó que el gran objetivo es que con todos los recursos que permite la ley se pueda atender "más, mejor y cuanto antes" a los pacientes y aseveró que su departamento tiene previstas actuaciones a corto, medio y largo plazo para reducir los tiempos de espera sanitario.

Potenciar la cirugía mayor ambulatoria, uno de los principales objetivos

Indicó que desde el verano todos los hospitales están incrementando su actividad y señaló que para reducir las listas de espera quirúrgicas, uno de los principales objetivos es potenciar la cirugía mayor ambulatoria.

Puso como ejemplo el Hospital de La Candelaria, que desde este verano ha incrementado su actividad en cirugía mayor ambulatoria más de un 67% y señaló que esta actuación es muy rentable porque supone muy poco tiempo de estancia quirúrgica del paciente.

La consejera explicó que en Atención Primaria también se quiere potenciar la cirugía menor ambulatoria.

Roldós dijo que en los seis meses de ejecución del plan de choque espera la "máxima" reducción de las listas de espera y señaló que en los primeros meses de este año se han realizado más de 75.000 intervenciones quirúrgicas.

La consejera, que también este viernes se volverá a reunir con el presidente en Las Palmas de Gran Canaria en un encuentro al que asistirán los gerentes de hospitales y directores de área de la provincia de Las Palmas, recordó que el presupuesto de su departamento para 2008 crece un 11,7% y destacó que en las cuentas de la Consejería hay un incremento en un 16% del gasto destinado al capítulo de personal.

El director del Servicio Canario de la Salud, Guillermo Martinón, dijo que las medidas para reducir las listas de espera están consensuadas con las direcciones de área y las gerencias de los hospitales.

Plan de choque para reducir las listas de espera en un plazo de seis meses
Comentarios