jueves. 30.06.2022

“Habría que preguntar a los que no me quieren en el PP por qué no me quieren”

“Espero que estos partidos que no forman parte del bipartidismo tiendan a la desaparición”

“Es un error hablar de solidaridad con un compañero porque la solidaridad tiene que ser con los ciudadanos y con el municipio”

“La administración en el ámbito central está teniendo una actitud completamente arbitraria y más de una república bananera que de una democracia consolidada en el asunto del Tres Islas y el Oliva Beach”

Dice la alcaldesa de La Oliva, Pilar González, que estaría encantada de presentarse con el Partido Popular (PP) en las próximas elecciones, que ella nunca se fue de “su casa” y que fueron otros los que no la querían en ella. También asegura que habría que preguntarles a ellos por qué. Está convencida de que la irrupción de los últimos partidos nacionales, como Podemos  o Ciudadanos, que decían que venían a regenerar la vieja política, ha sido algo nefasto y confía en que desparezcan para volver a dejar un escenario bipartidista. En otro ámbito de cosas, en el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio – Cadena Cope de este lunes aseguró que no pensaba quedarse en minoría en el Ayuntamiento cuando expulsó a la concejal de En Marcha y que entiende que la solidaridad hay que demostrarla con los ciudadanos y no con una persona que no ha respondido a las exigencias que se le marcaron. Por último, quiso trasladar una vez más su apoyo a los trabajadores del Tres Islas y el Oliva Beach ante la arbitraria actitud del Gobierno central que tiene como hoja de ruta el cierre de estos establecimientos.

- ¿Han preparado algo en el Ayuntamiento por el Día de los Enamorados?

- La verdad es que no. Tenemos demasiado trabajo aunque veremos si llega algo.

- ¿Cómo valora la reestructuración del equipo de gobierno del Ayuntamiento?

- El día 29 de diciembre tuve a bien cesar a una de las concejales del grupo En Marcha y  a raíz de eso, el 13 de enero, parte del grupo En Marcha, tanto su jefe de filas como su compañera, que ostentaba la Concejalía de Cultura, decidieron abandonar el Gobierno y por lo tanto, a pesar del llamamiento que hice a un concejal de Nueva Canarias para que entrara en nuestro Gobierno, el partido no se lo permitió y ahora mismo estamos gobernando en minoría. A pesar de eso, creo que no va a haber ningún problema y espero que podamos culminar la legislatura, toda vez que Pedro Amador ha dicho que no va a haber moción de censura.

- Fuerteventura se ha “lanzaroteñizado” en el sentido de que los líos políticos que había en Lanzarote se han trasladado a Fuerteventura. ¿No cree?

- Son cosas que pasan. Es cierto que ha habido mucha inestabilidad política en muchísimas instituciones de la Isla, en Pájara, en Tuineje, en el Cabildo y ahora en La Oliva. La atomización del voto produce estas cosas. Íbamos muy bien en España cuando teníamos dos partidos grandes pero la atomización de voto da pábulo a este tipo de actuaciones que son penosas porque lo que producen son inestabilidades. Yo cesé a la concejala de Economía y Hacienda pero no al resto del grupo y por lo tanto, intuí que iba a mantener la mayoría para ejercer el gobierno. Finalmente no ha sido así y el resto del grupo, menos un concejal que ha decidido quedarse en el grupo porque con buen criterio, dijo que él había firmado una moción de censura en la que daba el apoyo a esta alcaldía y que por lo tanto, de ahí no se movía, independientemente de que ahora le puedan estar llamando tránsfuga. Cuando se habla de solidaridad con un compañero, creo que es un crasísimo error porque la solidaridad es para con los ciudadanos y con el municipio y no con una persona que no estaba cumpliendo con lo que se le exigía.

- En las elecciones de Castilla y León de este fin de semana se ha visto que las nuevas formaciones como Ciudadanos y Podemos están prácticamente desapareciendo y el único que se consolida es Vox. ¿Cómo lo interpreta?

- Me parece penoso. Creo que la división del centro derecha hace un flaquísimo favor y propicia que sigan gobernando los que están hoy en día, que son absolutamente perniciosos para España. Espero que para las elecciones de 2023 se reconduzca un poco y que estos partidos que no forman parte del bipartidismo tiendan a la desaparición. Vox ha tomado mucho fuelle en Castilla y León pero yo creo que ha bebido de los votos de Ciudadanos. No le ha quitado votos al PP, que ha crecido, aunque no en la medida que yo creía que iba a crecer.

- Usted es una mujer del PP de toda la vida. ¿Ya tienen claro cómo irán en las próximas elecciones?

- A mí me preguntaron en diciembre que si iba a volver a casa por Navidad y yo dije que nunca me había ido de mi casa sino que en mi casa no me quieren. Habría que preguntarles a los que no me quieren por qué no me quieren. Me encantaría volver al PP porque aunque salí para presentarme en las elecciones, nunca me he afiliado a otro partido. Son las siglas en las que creo, es la ideología en la que creo y creo muchísimo en el liderazgo de Pablo Casado. Por lo tanto, me encantaría concurrir en las próximas elecciones por el PP pero son ellos los que deben decidir si se me permite la entrada.

- ¿Qué sensaciones tiene respecto a la recuperación turística para este verano?

- Hemos sido el municipio con los mejores datos de ocupación turística en todo el verano y me gusta decir que no son datos casuales sino que forman parte de la estrategia que se ha diseñado desde el Consistorio para poder atraer a esos turistas. El concejal de Turismo está haciendo una fantástica gestión a favor de este municipio y ha hecho múltiples campañas no solo en España sino también en el exterior y eso ha dado sus frutos. La Oliva está de moda; tenemos una ocupación muy buena y creo que solo hay que ir por la calle y ver cómo están los negocios de restauración o los comercios. La coyuntura es muy buena y muy beneficiosa.

- Cada vez es más la gente que se ha unido para apoyar a Tres Islas y al Oliva Beach. ¿Hay algún cambio a la vista?

- No, la administración en el ámbito central está teniendo una actitud completamente arbitraria y más de una república bananera que de una democracia consolidada. Por lo tanto, desde este Ayuntamiento siempre se les ha dado el máximo apoyo, no solo con la aprobación de dos mociones en dos plenos por unanimidad de todos los grupos políticos, tanto de la oposición como del Gobierno. Yo me trasladé a Madrid donde tuve la oportunidad de reunirme con el actual secretario de Estado, Hugo Morán, y salí desolada porque pude percibir que la finalidad de este gobierno es terminar con estos dos hoteles. Por otro lado, también hemos encargado dos informes socioeconómicos por parte del Ayuntamiento y tengo unos datos que son absolutamente alarmantes. En primer lugar, una pérdida de casi el 27%  de las plazas hoteleras del municipio y por otro lado, un impacto económico de más de 45 millones de euros anuales, lo que es una barbaridad en una economía como ésta. También se han perdido casi 1.000 puestos de trabajo, una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta que el municipio de La Oliva y Fuerteventura por extensión, es de las islas más dañadas por el desempleo. Por lo tanto, nuestro apoyo será incondicional y estamos siempre que nos requieren. Me gustaría agradecer a todos los partidos políticos de Fuerteventura porque hemos ido siempre todos de la mano en este caso.

- ¡Menudo papelón tiene el PSOE insular!

- Así es. Ellos tienen poco margen de movimiento cuando en Madrid tienen una hoja de ruta perfectamente trazada. No obstante, el PSOE de Fuerteventura, y Blas Acosta siempre  ha apoyado de forma muy contundente a estos trabajadores. También tengo que decir que ellos achacan parte de esta desidia del Gobierno nacional al de Canarias porque tenemos un Estatuto de Autonomía que recoge las transferencias de las competencias de Costas al Gobierno de Canarias y a pesar de que se anunció que se trasladarían el 1 de julio de 2021, todavía no se ha producido ningún hecho relevante en relación con este tema.

- Por último, ¿cree que también hay desatención por parte del Gobierno central en materia migratoria?

Quizá sí. Ya lo vivimos en 2005 y 2006. Es un fenómeno penoso y lejos de arreglarles los problemas a las personas que llegan aquí, lo que hacen es generar un nuevo problema a los ciudadanos de estas islas.

“Me encantaría concurrir por el PP en las próximas elecciones”
Comentarios