viernes 24/9/21
Casimiro Curbelo, presidente de la Agrupación Socialista Gomera

“¿Por qué no puede ser presidente de Canarias un ciudadano de La Graciosa?”

casimiro curbelo cope
Casimiro Curbelo en Cope Canarias.

"Yo creo que hay fundamento para extender el proyecto de la Agrupación Socialista Gomera"

“No es razonable que salvo el diputado del común, que está en La Palma, no haya ningún área en ninguna otra isla”

“Buena parte de los líderes de la política canaria la ejercitan de forma teórica y la política tiene que ser el contacto directo y el ciudadano tiene que ser el referente”

“Aunque el ciudadano crea que en política siempre hay sentido común, está equivocado”

El presidente de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), Casimiro Curbelo, está convencido de que su proyecto político podría expandirse en Canarias siempre que él viera fundamento en las propuestas que le van haciendo desde las diferentes islas. Tiene claro que no va a perder el tiempo y en el programa “A Buena Hora” de Crónicas Radio – Cadena Cope de este lunes apostó por una política cercana al ciudadano y no “teórica”, como practican muchos cargos públicos del Archipiélago. Aseguró que es una persona cuerda y con las ideas muy claras y que nadie puede manipularle. Opina que tal y como están las cosas con esta crisis sanitaria, no es el momento de romper el pacto, que augura que llegará hasta el final de la legislatura. No entiende la relevancia que suelen tener sus manifestaciones públicas, como tampoco entiende que haya personas en el Archipiélago que se sorprendan cuando un político de una isla que no es Gran Canaria o Tenerife dice que aspira a ser presidente de su Comunidad. Es más, a su juicio, ya debería haber llegado el momento de que alguien de La Gomera, de El Hierro, de La Palma, de Fuerteventura, de Lanzarote o de La Graciosa llegara a lo más alto de la política regional. 

- Cuesta levantar la moral de las tropas tal y como está la situación del covid…

- Efectivamente. Tenemos que llenarnos de moral para superar esto y no es fácil. Ya no se trata solo de la realidad en la que estamos inmersos sino la incertidumbre que tenemos. El ritmo de vacunación es bueno pero no sabemos si vamos a necesitar otra dosis para tener la pauta completa.

- ¿No cree que con Tenerife se ha actuado un poco tarde?

- Es una isla con una dimensión demográfica importante y desde el punto de vista sanitario se ha actuado razonablemente bien. Eso no quiere decir que no haya habido fallos. Lo que pasa es que los ciudadanos también tienen su parte de responsabilidad. Lo digo por La Gomera. Cuando nosotros anunciamos que los ciudadanos que llegaran a la isla provenientes de Tenerife fueran al centro de salud del municipio en el que se alojaran para hacerse un cribado, la gente no lo hizo y contra eso no se puede hacer nada. Eso no quiere decir que yo quiera atribuir la responsabilidad de lo que ocurre al conjunto de los ciudadanos pero algunos son responsables y otros no.

- Curiosamente, el primer caso de coronavirus que saltó en España fue en La Gomera. ¿Cómo está actualmente la situación?

- Todos los contagios que tenemos vienen importados. Los turistas que llegan a La Gomera en un día son los que llegan a El Hierro en un mes; es decir, vienen miles de personas diariamente. Esto quiere decir que tenemos una tarea colectiva que compartir y ahora hemos pasado de nivel 1 a nivel 2. La situación está controlada pero todo va a depender de lo que hagamos cada día.

- ¿Qué le traslada Yaiza Castilla de la situación turística de cara a la temporada otoño - invierno?

- Está trabajando en ella. Sobre la temporada de verano hay que tener en cuenta que los dos países emisores de Canarias, Reino Unido y Alemania, nos hacen ser optimistas para la recuperación. Lo que pasa es que la situación epidemiológica de otros países nos ha jugado una mala pasada y vivimos en una realidad global. No perdemos nuestra capacidad de trabajo. Ahora se está reaccionando con los bonos y estamos moviendo al turismo entre islas y es la realidad con la que podemos contar ahora mismo.

- Como cada día es una noticia nueva, lo que hay que hacer es ir día a día…

- No queda otra porque no sabemos cuál es la realidad final. Sabemos que el turismo para Canarias es como el agua para la vida y nadie podría haber imaginado que un día íbamos a tener turismo cero después de recibir 15 millones de turistas cada año.

- ¿Ve fuerte a Yaiza Castilla o ya se le están acabando las pilas?

- Yaiza Castilla es una mujer con una vitalidad increíble y lo hemos visto. Se dedica en cuerpo y alma todos los días para superar esta realidad y yo sé que lo vamos a lograr.

- Hace unos días dijo José Montelongo que había estado hablando con usted y confirmó su intención de ir consolidando su proyecto por otras islas. ¿Cómo va en Lanzarote?

- Yo no sé por qué llaman tanto la atención mis declaraciones. Yo siempre digo que hay que poner sentido común al día a día porque aunque el ciudadanos crea que siempre lo hay, están equivocados. Aquello que yo dije fue algo que se estaba produciendo ese mismo día, una reunión que mantuvimos con representantes de gente que tiene inquietudes políticas de las islas orientales; es decir Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria. Es cierto que la reunión que anuncié la aplacé entre otras cuestiones, por motivos epidemiológicos, pero va a continuar. Lo que estoy haciendo es prospeccionar en el seno de cada una de las islas para ver si la Agrupación Socialista Gomera, que es un partido que tiene su ámbito territorial en La Gomera, puede crecer. Yo creo que hay fundamento para expandir el proyecto de la ASG; entre otras cosas porque buena parte de los líderes de la política canaria la ejercitan de forma teórica y la política tiene que ser el contacto directo y el ciudadano tiene que ser el referente y mucho más ahora que hay tantas necesidades como consecuencia de la pandemia. Por tanto, este proyecto político está ahí; lo hacemos con transparencia ya que creemos que hay una forma de entender la política más cercana a la gente y vamos a ver cómo podemos consolidar ese proyecto. Lo que no sabemos es si se va a consolidar. Ya veremos cómo van yendo estas relaciones y estas reuniones que estamos manteniendo ahora entre islas y si se consolida, pues muy bien y si no, pues bueno.

- Usted ya dijo que no estaba para perder el tiempo…

- Claro. Esto no es una tarea fácil sino que conlleva esfuerzo y la implicación de la gente. Si hay fundamento, tiraremos para adelante y si no, pues no.  Esto lo sabremos de aquí a final de año. No queda tanto.

- Ha llamado la atención que una persona de La Gomera diga que quiere ser presidente de la comunidad autónoma. Oswaldo Betancort también lo digo en Lanzarote e incluso la gente de su partido se asombró. Parece que sólo puede haber presidentes de Gran Canaria o Tenerife…

- ¿Por qué no puede ser presidente de Canarias un ciudadano de La Graciosa? Y cuando digo de La Graciosa digo La Gomera o el Hierro... Estamos acostumbrados a que todo se frague en las islas capitalinas porque tienen una dimensión demográfica mayor. ¿Es razonable que haya duplicidad para repartir consejeros y que haya recelo entre Gran Canaria y Tenerife? No lo es. Lo que pasa es que la autonomía la diseñamos así. Salvo el diputado del común, que está en La Palma, no hay ningún área en ninguna otra isla. ¿Eso es razonable en un archipiélago que queremos construir de igual a igual? No es razonable. Esa es una forma muy torpe de ver la política y los equilibrios territoriales. No por nacer en Gran Canaria se es más inteligente que por nacer en La Gomera.

- ¿No cree que cuando rompieron la triple paridad rompieron gran parte del equilibro del Parlamento?

- Perdemos la memoria. Del mismo modo que en el plano nacional no tienen ni idea de lo que es nuestro régimen económico y fiscal y nuestras singularidades por ser una región ultraperiférica alejada del continente, donde nos cuesta mucho más arrancar una empresa, los estudios de un joven… no se dan cuenta de que Canarias se construyó con la triple paridad para los equilibrios. Hay que darles una representación a las islas no capitalinas de tal forma que tengan en el caso de La Gomera 4 parlamentarios, en El Hierro 3 y así sucesivamente para mantener los equilibrios. Ahora es cuando está hablando la gente moderna de la nueva realidad canaria pero se olvidan de que Canarias se construyó en equilibrios y que la triple paridad formaba parte de esos equilibrios. Ahora los quieren romper los que quieren tener peso electoral en una isla como Gran Canaria o Tenerife. Un diputado autonómico por La Gomera o de La Palma tiene que conocer la realidad canaria pero hay algunos que quieren acomodarse en las islas capitalinas siendo diputados sin que nadie defienda la voz de las que no son capitalinas.

- También ha tenido que salir a ratificar que el pacto se va a mantener hasta el final. ¿Se ha visto obligado a hacerlo por alguna circunstancia?

- No. Incluso después de eso nos reunimos los líderes políticos del pacto y hablamos de todo. Quien me conoce sabe que a mí no me presiona nadie y que tengo las cosas muy claras para este pacto de gobierno en Canarias. ¿Alguien cree que yo voy a romper un pacto en un momento tan difícil cuando el Gobierno está haciendo todo lo que puede y con serias dificultades? Yo soy una persona cuerda. Lo que pasa es que no estamos acostumbrados en Canarias a decir lo que uno piensa. No hay ningún tipo de fisuras en el pacto. Ángel Víctor es un presidente que vale la pena, un tipo noble, trabajador y este pacto llegará hasta el final de la legislatura.

- ¿No le parece que los medios de comunicación en Canarias también propician mucha tensión?

- En cualquier sociedad democrática la pluralidad es la savia y lo que hay que preguntarle a cada cuál es cómo ejercer esa pluralidad.

- ¿Se ha visto perjudicado por esa falta de pluralidad?

- Yo creo que cuando uno tiene capacidad en la toma de decisiones en el ámbito autonómico y no tiene una dimensión territorial desde el punto de vista del partido político, a lo mejor esos impulsos se frenan pero qué duda cabe de que quien tiene un espectro más dimensionado sufre las consecuencias. Yo no tengo ningún reparo con esas causas. Hago lo que tengo que hacer, trabajo y ayudo a los ciudadanos de Gran Canaria, de Lanzarote… En Gran Canaria hay un asunto que me preocupa, que es lo de la cementera y ya he visto cómo se está posicionando todo el mundo pero al final la decisión la adopto yo, que tengo la Consejería. Veo que hay gente que no calcula. Cuando uno toma una decisión que tiene trascendencia para la ciudadanía debe equilibrar los beneficios y los perjuicios. Lo que pasa es que esto no se valora mucho habitualmente y me refiero al que toma las decisiones.

- Cuando sea presidente del Gobierno de Canarias ¿va a seguir atendiendo a los medios locales?

- Indudablemente y a esta casa, como siempre.

“¿Por qué no puede ser presidente de Canarias un ciudadano de La Graciosa?”
Comentarios