domingo. 14.07.2024

El alcalde de Valle Gran Rey, Ruymán García, ha sido acusado por “abuso y acoso sexual, chantaje emocional, chantaje laboral y engaño” ante el puesto de la Guardia Civil del municipio por una trabajadora municipal, según publica el diario digital Gomeranoticias.com.

El alcalde ha manifestado que en breve emitirá un comunicado de prensa aclarando la situación.

Gomeranoticias.com recoge en su información que la denunciante es Ágata González, encargada de programar actividades lúdico-festivas en el consistorio.

Además, indica que desde hace seis años, la empleada Ágata González, de 26 años de edad y madre de dos niños, pertenece al personal laboral del Ayuntamiento y es responsable del desarrollo de actividades como la formación de un grupo de baile o comparsa que aglutina a más de cien personas de distintas edades, desde niños hasta ancianos del municipio.

La tarea desempeñada por esta profesora de baile comenzó en el mes de septiembre y finalizó con la llegada del verano, el 30 de junio, señala el diario digital, que indica que ante el cambio de Gobierno en el municipio, González confiaba en que se mantuviera la relación laboral, ya que el propio García le había dicho que contara con el trabajo y que matriculara a sus hijos en el colegio del pueblo, teniendo en cuenta el comienzo del nuevo curso escolar.

Según señaló González, al percatarse de que “los días pasaban y cada vez el mes de septiembre estaba más próximo”, se puso en contacto con el nuevo alcalde y le preguntó acerca de su trabajo, por lo que éste la citó el 7 de agosto en su ciudad de residencia, Santa Cruz de Tenerife, en el Hotel Atlántida, a las once de la mañana, para hablar de su contrato.

A la cita acudió acompañada de su marido y uno de sus hijos, que la esperaron en la calle. Según recoge Gomeranoticias.com, González se encontró en el bar del hotel con García, quien la invitó “a tomar un cortado” y le pidió su opinión sobre la moción de censura en el municipio, según la profesora, que se excusó de opinar. “Le dije que yo de política no entendía y entonces me pidió que le acompañara a una oficina que tenía en un piso superior, donde guardaba su agenda de trabajo”, dijo.

Subió con él, pero grande fue su sorpresa cuando al abrirse la puerta vio dos jacuzzis, unas hamacas y una sauna. “Me sorprendí y él lo notó en mi cara porque le pregunté: ¿esto qué es? Me dijo que no me asustara y que me relajara”. Tras ello, le dijo que lo acompañara a su habitación, a lo que González se negó.

El digitla Gomeranoticias recoge las manfestaciones de González, quien explica que "a partir de ahí, me cogió por los hombros y me empujó contra la pared... me empezó a lamer el cuello y me dijo un montón de cosas que yo jamás pensé que ese hombre supiera decir”, relató González. Ante su resistencia, aseguró que García frenó su afán posesorio, pero “me advirtió que si hablaba sería mi palabra contra la de un alcalde”, dijo.

El alcalde de Valle Gran Rey, acusado de acoso sexual
Comentarios