jueves. 18.08.2022

“Entiendo que la dimisión de Blas Acosta se presenta para mantener viva durante la legislatura la posibilidad de presentar una moción de censura”

“Hay una tradición importante en Canarias de que muchos de los presidentes de los cabildos terminen en el Senado”

“Creo que las declaraciones de Blas Acosta respecto a la justicia fueron equivocadas y me parece muy correcta su rectificación”

“Hemos demostrado que somos una organización de la que puedes fiarte claramente”

El portavoz parlamentario y coordinador territorial de Nueva Canarias (NC), Luis Campos, explicó de forma pormenorizada durante su intervención en el programa "A buena hora" de Crónicas Radio – Cadena Cope el proceso que ha llevado a que el pasado jueves el Cabildo de Fuerteventura tuviera un nuevo grupo de gobierno. Reconoció que su responsable insular, Alejandro Jorge, necesitó un tiempo de reflexión, de ahí que estuviera varios días sin que pudieran contactar con él, como adelantó este diario, y dejó claro que NC ha sido la gran perjudicada de este nuevo pacto. Aun así, cree que su partido puede presumir de ser una formación política de la que fiarse y que cumplen con lo que firman. Comentó que no da por perdida la reconducción de la situación de la parlamentaria autonómica Sandra Domínguez, a la que pretenden reincorporar al grupo en el momento en el que se calmen las aguas, y explicó que la decisión de Blas Acosta de postularse como candidato al Senado era totalmente legítima. Es más, recordó la tradición de que muchos presidentes de cabildo han sido elegidos para la Cámara Territorial. Dijo, eso sí, que no le gustaron las críticas del ex presidente a la Justicia pero que supo rectificar esas declaraciones. La entrevista, aunque cobra actualidad por lo que va a suceder esta semana y por los cambios en el Parlamento autonómico, se realizó unas horas antes del pleno en el que Sergio Lloret tomó posesión como nuevo presidente del Cabildo majorero. 

- Román Rodríguez dijo hace dos días que para hablar de temas de partido, hay que hablar con usted, así que le hemos hecho caso…

- A Román Rodríguez hay que hacerle caso casi siempre pero no siempre…

- Este jueves va a haber un pleno importante en Fuerteventura que implica el cambio de gobierno del Cabildo. El coordinador de NC en Lanzarote, Armando Santana, dijo que Alejandro Jorge estuvo perdido en combate tras la dimisión de Blas Acosta. ¿Qué fue lo que pasó?

- Todos éramos conscientes de que la moción de censura se estaba fraguando y una de las personas que estaba en el Gobierno era nuestro compañero Alejandro Jorge, que era además el vicepresidente. Son momentos de mucha tensión y creo que al final, se juntaron multitud de circunstancias. Sí que creo que al final hubo un momento de incomunicación entre la Organización y el propio Alejandro. Yo he tenido la oportunidad de hablar estos días por fin con él porque además tenemos una magnífica relación en el ámbito político y en el personal porque llevamos muchos años trabajando de manera conjunta. Sí es cierto que él había avisado que iba a estar unos días desconectado pero le hicimos saber que no era la manera adecuada. Él reconoció que la presión le superó y que quería evadirse un poco hasta el día del pleno. A partir de ahí ha ido aconteciendo lo que ya sabemos. Lo que yo destacaría de forma notable fue ese empeño y firmeza por parte de NC como organización como del propio Alejandro Jorge en aquel primer intento hace mes y medio cuando nos pidieron que dimitiera para que pudiera entrar Sandra Domínguez como consejera en el Cabildo y dijimos que por supuesto que no, que bajo ningún concepto porque eso sí que supondría que aunque nosotros no estábamos detrás de la moción de censura, habríamos sido la pieza clave para que se produjera. Esa negativa implicaba que en teoría Sergio Lloret, que era la persona que los tres grupos iban a presentar como candidato a la presidencia del Cabildo no pudiera ser ya que era Alejandro quien encabezaba la candidatura en la que Sergio Lloret fue conjuntamente con nosotros y como sabe la gente, solo los cabezas de lista pueden presentarse a una elección como presidente del Cabildo. A partir de ese instante, dimite Marcelino Cerdeña, que en teoría tendría que ser quien dimitiera y con esa dimisión ya entraba Sandra Domínguez. Estaba absolutamente cantado que la moción de censura iba a salir adelante. En ese momento entramos en una negociación con AMF en el sentido de que si lo que ya estaba sobre la mesa no era la moción de censura, lo único que se podía discutir era quién iba a ser el presidente del Cabildo.

- ¿Cómo cambia el panorama la dimisión de Blas Acosta?

- Hay un punto que me había saltado y tengo que recordar que Sandra Domínguez era diputada en el Parlamento por NC y pasó a grupo de los no adscritos. Esa negociación para recuperar ese escaño estuvo ahí. Llegó el día del pleno en el que iba a tomar posesión Sandra Domínguez y supongo que para ese momento, ya tenían pactada la presentación de la moción de censura y Blas se adelanta y presenta su dimisión. El efecto prácticamente es el mismo y lo único que cambia es el sistema de elección. Es cierto que desde el punto de vista socialista tiene una ventaja y es que se mantiene viva durante el resto de legislatura la posibilidad de una moción de censura. Entiendo que ese ha sido el movimiento por el que Blas Acosa presenta su dimisión. La gente debe saber que los miembros de una institución que puede ser un ayuntamiento, un cabildo o el Gobierno de Canarias no pueden presentarse dos veces a una moción de censura. Por tanto, abortando esta moción de censura, todavía quedan muchos miembros de esa institución que en un futuro podrían presentarla. Es un tema muy complejo pero que hay que entenderlo. Nosotros no lo defendemos en absoluto porque somos los grandes perjudicados de esta operación pero entendemos que es un mecanismo legítimo. Hemos tenido una ejecutiva en NC, hemos hablado con Alejandro de recobrar la normalidad y de seguir trabajando por Fuerteventura. Seguiremos avanzando y creciendo a nivel orgánico y creo que hemos demostrado que somos una organización de la que puedes fiarte claramente. Cuando firmamos un pacto lo cumplimos y ahora lo importante es seguir trabajando.

- ¿Lo de Sandra Domínguez es reconducible o lo dan por perdido?

- En absoluto lo damos por perdido. Yo esta misma mañana he tenido la ocasión de hablar con ella. Yo he intentado no tocar el tema de Fuerteventura en el marco del Parlamento y la relación es buena. Pienso que las relaciones personales deben estar absolutamente separadas en el sentido de que no deben contaminar la posición política. Yo puedo discrepar con que haya pasado al grupo de los no adscritos y se lo hice saber. Nosotros seguimos en contacto con AMF y lo hemos hecho durante todo este periodo aunque hayamos tenido posiciones distintas obviamente y estamos intentando que ese escaño vuelva a NC. Probablemente a partir del pleno de este jueves será también consejera en el Cabildo y habría que preguntarles a ella y a AMF si dan por rota la relación. Espero que se pueda reconducir la situación porque creo que es bueno para la propia isla de Fuerteventura y porque podrá estar centrada en su actividad en el Cabildo y porque todos sabemos que ese escaño pertenece a Nueva Canarias.

- ¿Qué le parece la semana que ha tenido el secretario general del PSOE en Fuerteventura?, porque ha sido movidita para Blas Acosta…

- Ha sido intensa. Nosotros, como organización política, no solemos pronunciarnos en los temas relacionados con la justicia porque en estas cuestiones la vida va y viene. Hemos tenido mucha experiencia de gente a la que ya se ha sentenciado cinco años del juicio con la peor de las condenas y luego sale absuelto. Por tanto, la presunción de inocencia debería estar en primer lugar. Para eso está la justicia y hay que respetarla. Sí creo que sus declaraciones respecto a la justicia fueron equivocadas y me parece muy correcta su rectificación. Me parece que fue bastante elegante en ella porque los que estamos en el ámbito de lo público no podemos sembrar dudas sobre uno de los pilares de los poderes fundamentales del Estado, que es la justicia. Podremos no estar de acuerdo con alguna decisión pero no podemos sembrar dudas. En cuanto al tema de la plaza de senador y otra serie de decisiones, no nos corresponde a nosotros evaluarlas pero es legítimo que alguien aspire a cualquier instancia. En el momento en que él se postuló todavía era presidente del Cabildo de Fuerteventura y hay una tradición importante en Canarias de que muchos de los presidentes de los cabildos terminen en el Senado. No hay que olvidar que el Senado es una cámara de representación territorial y en el caso de Canarias, por islas. Por tanto, en ocasiones tiene mucho sentido que alguno de los candidatos sean los presidentes insulares. Es absolutamente legítimo pero la decisión la tiene que tomar el partido. Finalmente la decisión cayó en Santiago Pérez, que este miércoles se ratificará en el Parlamento.

“En absoluto damos por perdido reconducir la situación con Sandra Domínguez”
Comentarios