sábado. 02.07.2022

Plan Insular, ¿malversación o inutilidad?

El PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL, sector renovador, liberal y progresista, ha decidido, por mandato expreso de su Secretaria Insular, Presidenta del Cabildo, Parlamentaria autonómica y otras lindezas, que hay que archivar el proyecto de Plan Insular de Ordenación del Territorio de Lanzarote, que había elaborado el equipo experto en estas lides, liderado por el Ilustre y afamado arquitecto Don Jose María Ezquiaga.

Así, sin anestesia ni vaselina que suavice la decisión.

Según declaraciones de esta, sin par ni parangón, experta en asuntos urbanísticos y territoriales, todo el trabajo realizado por uno de los mayores expertos y experimentados urbanistas que hay en el panorama nacional había que tirarlo abajo porque una sentencia o decisión judicial, que está por ver, dice que el plan elaborado no sirve al incumplir flagrantemente la normativa legal que afecta a este tipo de planeamientos urbanísticos.

No vale nada de lo trabajado? ¿No hay nada que se pueda modificar para adaptar dicho plan a la legalidad vigente? ¿Tan malos son los redactores del plan que no se puede salvar nada del trabajo realizado durante tanto tiempo?

No soy un experto en la materia, pero escuchando las declaraciones del Sr. Ezquiaga me asaltan muchas dudas.

No quiero pensar que esta decisión obedece a razones oscuras relacionadas con financiaciones partidistas o similares, en el 2023 hay elecciones.

No quiero pensar que el PSOE piensa en el dinero público como si fuera exclusivo de ellos y como tal, manejarlo a su antojo,

En prueba de la transparencia y buena fe que se les presupone a los iluminados cerebros que nos gobiernan, me gustaría que me aclararan unas cuestiones que considero importantes.

1-. ¿Dónde está y cuál es el proyecto elaborado que ahora se declara incompatible con la legalidad vigente?

2-. ¿Cuánto dinero ha costado este plan?

3-. ¿Cuál es la sentencia o resolución judicial que afirma que todo el plan elaborado no sirve?

4-. Puesto que las sesudas cabezas pensantes han decido echarlo abajo en base a no sé qué resolución judicial, ¿cuál es la fórmula que van a llevar a cabo para la elaboración del nuevo plan? Si es, como se está comentando, una encomienda de gestión, ¿a quién se le va a encargar este nuevo proyecto?

5-. ¿Cuál va a ser el presupuesto o el coste de esta nueva redacción?

Tengo la impresión que no voy a obtener respuesta a ninguna de mis dudas.

La verdad es que esta forma de trabajar, por decirlo de manera suave, que tienen nuestros dirigentes no debería cogerme por sorpresa.

Al fin y al cabo, los políticos manejan dinero que no es suyo, deciden sobre terrenos o actividades económicas que no les afecta a su patrimonio y el tiempo no les importa en absoluto, al fin y al cabo si llevamos tantos años sin planeamiento insular, que importan unos años más.

Eso sí, el nuevo redactor no creo que tenga la cara suficiente para ir al despacho de Ezquiaga y le pida lo elaborado para adelantar trabajo y tiempo.

¿No sería más fácil, como ya sucedió cuando este mismo PSOE decidió tirar abajo el plan general de Arrecife y algún experto apunto la posibilidad de modificar y no anular por completo, que se modificaran aquellos aspectos que habían quedado obsoletos por el paso de los años, aplicando las nuevas normativas al trabajo que se había realizado, como la entrada en vigor de la nueva Ley del Suelo?

También es verdad que, si esta teoría se aplica y se aprovecha el trabajo realizado, alguien no cobra.

Pero no pasa nada, el dinero es del ciudadano y este les volverá a votar el año que viene y lo saben.

Ya lo ha dicho el experto que lo redacto, no se aprobó porque no había la mayoría política suficiente en las instituciones.

Una vez más y van demasiadas, los políticos anteponen sus propios intereses a los de los ciudadanos.

Ya lo dice el acerbo popular, llámame cerdo y échame pienso.

Plan Insular, ¿malversación o inutilidad?
Comentarios