domingo 22/5/22

César Manrique, BIC

La interesada confusión creada por la Alcaldía de Arrecife con la propuesta de declarar tres nuevos Bienes de Interés Cultural (BIC) en la ciudad, ha provocado que pase bastante desapercibido que el Cabildo plantea varios BIC en otros municipios. Entre ellos se encuentran diversas obras de arte público de César Manrique y la Iglesia de Femés y su entorno (Yaiza).

Entre las obras del artista hay tres espacios que forman parte de nuestra red de Centros de Arte, Cultura y Turismo. Se trata del restaurante El Diablo en las Montañas del Fuego (Tinajo), los Jameos del Agua y su Auditorio (Haría) y el Museo Internacional de Arte Contemporáneo del Castillo de San José (Arrecife). Además, se incluyen sus dos antiguas residencias reconvertidas en museos y gestionadas por la Fundación César Manrique: Taro de Tahíche (Teguise) y Casa-Museo (Haría).

“El Cabildo se ha propuesto garantizar la protección de estos bienes”

En ejercicio de las competencias que nos atribuye la Ley de Patrimonio Cultural de Canarias, que fue aprobada por unanimidad por el Parlamento autónomo, el Cabildo de Lanzarote se ha propuesto garantizar la protección de estos bienes inmuebles, así como su trasmisión a futuras generaciones en el mejor estado de conservación posible.

Dicha Ley establece que se declararán BIC aquellos bienes muebles, inmuebles e inmateriales más sobresalientes, así como los que constituyan testimonios singulares de la cultura canaria. En ese sentido, está fuera de discusión que los bienes antes citados forman parte destacada del patrimonio cultural lanzaroteño, y, de hecho, hace años que se intentó declararlos BIC, aunque, lamentablemente, los expedientes no concluyeron su tramitación y decayeron.

“Habría que declarar a Manrique Bien de Interés Cultural”

La declaración de BIC es la máxima protección patrimonial que otorga la Comunidad Autónoma de Canarias. Todos disponen de entornos de protección exterior que dan apoyo ambiental al bien, con independencia de los valores patrimoniales que contenga. Esta delimitación se realiza para prevenir, evitar o reducir la incidencia de obras, actividades o usos que repercutan en el bien a proteger. Un entorno que, por otro lado, ha de ser lo suficientemente amplio como para posibilitar el entendimiento y la comprensión del bien y permitir la continuidad espacial del mismo.

El Grupo de Gobierno del Cabildo de Lanzarote está particularmente satisfecho del tratamiento que le hemos dado a los Jameos del Agua. La concepción artística empieza mucho antes de llegar al centro, ya que el artista quiso colocar en la carretera LZ-1, a menos de un kilómetro antes de la entrada al recinto, un segundo ejemplar del mismo modelo escultórico que da la bienvenida a los Jameos. Como recoge el expediente, esta escultura de cangrejo es un elemento que forma parte del BIC, lo cual avala su protección.

Pero, por encima de todo, arropar con la Ley de Patrimonio Cultural la obra de arte público de César Manrique es hacer justicia con su genio creativo y su valioso legado, porque, de poder ser, también a él habría que declararlo BIC, es decir, patrimonio común de toda la ciudadanía lanzaroteña.

César Manrique, BIC
Comentarios