viernes 24/9/21
Los miembros de esta red empleaban a menudo la violencia. El líder daba órdenes mediante terceros desde una cárcel en Rumanía

Doce detenidos acusados de explotar a rumanas en Lanzarote y Fuerteventura

Agentes de la Brigada Central de Redes de Inmigración, en colaboración con la Brigada Provincial de Las Palmas, han detenido a doce personas de nacionalidad de rumana, los cuales se dedicaban a explotar sexualmente a chicas de esta nacionalidad y búlgara, en clubes ubicados en las islas de Lanzarote y Fuerteventura, según ha adelantado este miércoles la Policía en un comunicado adelantado por la agencia ACN Press.

Desde hace más de dos años, por parte de las Unidades intervinientes, venían desarrollando una investigación sobre un entramado criminal dedicado a la Trata de Seres Humanos con fines de Explotación Sexual de mujeres de nacionalidad rumana, para el ejercicio de la prostitución en clubes de alterne situados en diversas islas pertenecientes al archipiélago Canario.

Las investigaciones comenzaron en el año 2.008 cuando la Brigada Central de Redes de Inmigración empezó a recibir diversas informaciones procedentes de las Autoridades Rumanas, a través de las cuales informaban de la existencia de una organización delictiva de origen rumana, la cual estarían llevando a cabo de forma sistemática la explotación sexual de jóvenes rumanas tanto en la calle como en distintos clubes de alterne y prostitución.

Asimismo dichas autoridades advertían que la referida organización y con la finalidad de mantener el control de sus víctimas utilizaba un nivel muy alto de violencia y amenazas tanto contra las chicas como contra sus familiares en Rumanía. Las citadas informaciones también comunicaban que el referido grupo se encontraba en fase de expansión de actividades delictivas en nuestro país.

Clubes en varias islas

Los clubes donde operaban eran los llamados Club Exotic, situados uno en la localidad de Puerto del Carmen, en la isla de Lanzarote y el otro en la localidad de Corralejo, en Fuerteventura. Ambos administrados por sendos ciudadanos rumanos que responden a las siglas F.M.V. y A.M.B., respectivamente.

Dentro del modus operandi de esta organización de gran envergadura, la complejidad de la misma y la diversidad de funciones de sus miembros, las instrucciones e indicaciones eran emitidas por la cúpula de la organización. El máximo líder se encuentra en prisión en Rumanía por liderar esta red, pero impartía las órdenes a seguir a través de comunicados a terceros.

Ninguna de las mujeres han declarado en contra de los integrantes de la banda, al sentir un fuerte temor hacia ello, y pese a haber sido objeto de retenciones en pisos, agresiones físicas y psíquicas y coacciones.

A los detenidos les han sido imputados los delitos de: Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual, Relativos a la Prostitución, Pertenencia a Organización Criminal, Detención Ilegal, Coacciones y Contra los Derechos de los Trabajadores.

Doce detenidos acusados de explotar a rumanas en Lanzarote y Fuerteventura
Comentarios