sábado. 25.05.2024

El que parecía que iba a ser un domingo normal de puente se ha convertido en un auténtico lío en el antes tranquilo pueblo marinero de La Santa, en Tinajo. Allí, un grupo de menores que se encuentran alojados en el Albergue que desde hace años funciona como centro de recogida y alojamiento de inmigrantes la ha emprendido a pedrada limpia y a insultos contra algunos vecinos del pueblo, muchos de los cuales han tenido que salir corriendo asustados por lo que podía pasar. La situación es tan tensa que, según ha podido saber este diario a última hora de este domingo, la Concejalía de la Policía Local de Arrecife que dirige el nacionalista Jacobo Lemes ha tenido que reunir al mayor equipo posible de su Unidad de Seguridad Ciudadana e Intervención (USCI) para que se desplace a la zona y ayude a controlar la situación. En total, de momento se ha activado a un total de ocho agentes que se han desplazado este domingo por la noche hasta La Santa, aunque no se descarte que se envíe alguno más en las próximas horas. 

Aunque en principio no se sabía cuál había sido el origen exacto de la batalla campal que se ha organizado en esta jornada, los vecinos cuentan a Crónicas que simplemente es "una más", que esto cada día es más frecuente y que cuando no es una cosa es otra, todo con la connivencia de las autoridades políticas que a su juicio no hacen nada para acabar con lo que sucede allí a todas horas. El de esta vez, sin embargo, y según fuentes policiales consultadas por este diario, tiene su origen en una agresión que sufrió un joven del pueblo el día anterior por parte de alguno de los menores, todo porque el agredido salió en defensa de una chica que había sido increpada en una guagua. No es desde luego la primera vez que se monta un lío con los menores, que van como es lógico en grupos muy numerosos, dentro de las guaguas que salen y entran del pueblo. Eso pasó el sábado y ha sido el domingo cuando algunos jóvenes y otros no tan jóvenes de la localidad han dicho basta ya y se han enfrentado a los menores inmigrantes, con la batalla campal que muestran las imágenes como fiel reflejo de una convivencia que es de todo menos pacífica en estos momentos. "Cuando no es el alcalde prometiendo que se va a plantar con la gente del Cabildo es la gente del Cabildo justificando que no se puede hacer nada. El caso es que llevan años allí los menores creando todo tipo de conflictos en el pueblo y aquí en Lanzarote los únicos que pagamos somos los vecinos de La Santa", ha comentado a Crónicas una vecina visiblemente molesta. "Se armó la revolución entre los moros y la gente del pueblo. Le pegaron a uno del pueblo, a Ginés, y luego se dedicaron a tirar piedras como locos y estaba todo lleno de gente y se fue todo el mundo corriendo. La gente está corriendo detrás de ellos, todo el pueblo, y ellos han respondido con piedras", contó otra vecina alarmada a este diario tratando de dar con el origen del problema. 

Y el problema no es otro que lo que narran los vecinos, el hartazgo de tener que aguantar durante tantos y tantos años un centro de internamiento de menores inmigrantes que no lo debería ser, dentro de un albergue juvenil reconvertido en teoría de forma transitoria pero que, como sucede con muchas cosas en Lanzarote que no se atienden como se tienen que atender, pasa a ser definitivo. 

En este caso agentes de la Policía Local de Tinajo y de la Guardia Civil han tenido que intervenir para evitar que se produjeran situaciones peores de las que ya se han visto, que hubiera heridos de consideración. Eso no quita para que vuelvan los conflictos en cuanto se calme la situación, mucho más con el goteo constante de inmigrantes que siguen llegando a Lanzarote en estos tiempos de patera. Los ánimos en estos instantes están cada vez más caldeados y los vecinos esperan algún tipo de reacción por parte de las autoridades, no la reacción que han tenido hasta el momento. 

El alcalde de Tinajo, Jesús Machín, comentó esta semana en el programa "A buena hora" de Crónicas Radio que ya iba a poner fecha al desmantelamiento del Albergue, que no era otra que las fiestas de Los Dolores de 2024. Lo dijo a pocas semanas de unas elecciones y desde luego fijando en el calendario un instante que a los vecinos ni les vale ni les consuela. A los vecinos esa supuesta amenaza no les sirve de nada, puesto que creen que Machín ha sido demasiado blando a la hora de exigir al Cabildo que preside la socialista María Dolores Corujo que se termine con el gueto que se ha creado en esa zona del pueblo, algo de lo que no se habla para evitar que en seguida cuelguen etiquetas como racista o xenófobo a todo aquel que se le ocurra hablar de la verdad, que se hace cada día más cuesta arriba la convivencia con este grupo que hay ahora y con los cientos y cientos de menores que han pasado por allí en los últimos años. 

Ni el Cabildo por tanto ni el Ayuntamiento han hecho nada y el Gobierno de Canarias, que es el que tiene las competencias, se ha limitado a propiciar el traslado de los menores más conflictivos cuando las cosas se han puesto realmente feas y poco más. 

Momento de la detención del menor inmigrante en el parque Islas Canarias
Momento de la detención del menor inmigrante en el parque Islas Canarias.

En estos días este diario publicaba la imagen en exclusiva de la detención de uno de estos menores vendiendo drogas en el centro de Arrecife, en el parque Islas Canarias. Unos días antes la Guardia Civil había tenido que ir al centro porque se produjo una fuerte pelea entre los menores y sus cuidadores. Y así suma y sigue hasta que alguien decida hacer algo y no prometer que lo va a hacer. Los vecinos desde luego, sobre todo después de lo sucedido este domingo, están más que hartos y es muy probable que se manifiesten pronto para exigir responsabilidades políticas y alguna solución concreta. 

Batalla campal con los menores marroquíes del Albergue de La Santa
Comentarios