jueves 19/5/22
La embarcación arribó a Arguineguín el 19 de septiembre con 22 inmigrantes, seis de ellos menores

La Audiencia condena al patrón de un cayuco a cinco años de prisión por un delito contra los derechos de los extranjeros

La Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a cinco años de prisión al patrón de un cayuco que arribó en septiembre pasado a Gran Canaria como responsable de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. La embarcación, interceptada en alta mar cerca de Arguineguín, traía a 22 inmigrantes.

Los hechos ocurrieron sobre las 19.25 horas del día 19 de septiembre de 2008, cuando fue interceptado un cayuco a 4,5 millas de Arguineguín con 22 inmigrantes, seis de ellos menores de edad, que habían sido embarcados tres días antes en las costas de Noaudhibou (Mauritania) para su introducción en España y a cambio de diferentes cantidades de dinero, por parte del acusado, Mohamed Sech, indocumentado y natural del mismo país.

Queda acreditado, según la sentencia dada a conocer este viernes por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, que durante los tres días de travesía en alta mar, los inmigrantes "estuvieron desprovistos de chalecos salvavidas o de cualquier otro medio que evitara, o al menos disminuyera, el riesgo que para sus vidas o su integridad pudiera derivarse de un posible hundimiento de la embarcación o de cualquier otra incidencia, dada la fragilidad de la misma".

La Audiencia condena al patrón de un cayuco a cinco años de prisión por un delito...
Comentarios