martes. 05.07.2022

Un vecino de Lanzarote con un fuerte dolor de espalda, indignado después de que le den cita para dentro de dos años

No entiende que no le hagan una prueba al menos para determinar qué le causa el dolor y qué posible tratamiento puede llevar
Imagen de la entrada a Urgencias del hospital Doctor José Molina Orosa de Arrecife.
Imagen de la entrada a Urgencias del hospital Doctor José Molina Orosa de Arrecife.

Auque los responsables de los Servicios Sanitarios de Lanzarote han asegurado en varias ocasiones a este medio de comunicación que se están reduciendo los tiempos de espera en la mayoría de especialidades, lo cierto es que hay algunas, como traumatología, donde la falta de especialistas y otras circunstancias están provocando que no se puedan atender al momento asuntos que deberían ser resueltos sobre la marcha. Es el caso de un ciudadano, Pedro Ramón García, que se ha puesto en contacto con este medio para denunciar que le han dado cita como mínimo para dentro de dos años tras explicar en el hospital Doctor José Molina Orosa que sufre un fuerte dolor en la espalda que no le deja dormir por las noches. Este vecino no entiende que algo así esté sucediendo en cuestiones muy elementales, como es por ejemplo que se haga un diagnóstico para que al menos pueda saber qué le sucede y qué tipo de tratamiento debería llevar.

“Esto es una denuncia pública ante la penosa situación en que desgraciadamente se encuentra la sanidad pública en Lanzarote, concretamente en lo que respecta a las consultas de traumatología y reumatología que atañen al caso. No se trata de una crítica a los profesionales sanitarios de ningún nivel, sino al inoperante conjunto de burócratas y políticos implicados que, sin mejorar la atención al ciudadano, al menor problema personal no dudan en acudir a la sanidad privada porque nuestra pasividad e impuestos hacen que se lo puedan permitir”, aclara el vecino antes de explicar su caso.

“Llevo diez meses durmiendo a razón de tres a cuatro horas diarias por fuertes dolores en la espalda, brazos y hombros que si bien disminuyen al levantarme, siguen latentes a lo largo del día. Cansado de tomar toda clase de analgésicos y antiinflamatorios que de nada me sirven. He acudido en varias ocasiones al servicio de atención al paciente, donde se limitan a darme un impreso a rellenar y a los dos meses me responden lo siguiente: el tiempo de espera es de dos años para la consulta debido a la sobrecarga asistencial que soporta esta especialidad”, denuncia el afectado.

“Sólo pido acceder a unas pruebas en las que se me confirme si se trata de hernia discal, pinzamiento, artritis reumatoide o artrosis y que se me ponga un tratamiento adecuado y paliativo del dolor. Si lo que esperan es que se forme un colectivo de damnificados y nos encadenemos frente a la Delegación del Gobierno, hospital o Palacio de la Mareta en espera de que vuelva el presidente del Gobierno, de aparato locomotor bien cuidado, que lo digan para actuar en consecuencia. Recordarles que hay una expresión que se llama Inversión Sanitaria para zonas específicas”, señala por último el ciudadano afectado por la situación.

Un vecino de Lanzarote con un fuerte dolor de espalda, indignado después de que le den...
Comentarios