sábado 29/1/22
La Guardia Civil vuelve a rastrear la zona de la playa de Las Cucharas en busca de más pruebas, mientras se espera la confirmación oficial de los forenses a través de los análisis de ADN

Confirman que los restos hallados son de Romina Celeste

Los restos hallados el pasado 5 de enero por los socorristas de la playa de Las Cucharas, en Costa Teguise, pertenecen a la joven paraguaya Romina Celeste Nuñez. Así al menos lo aseveran fuentes de la investigación, que explican que los restos biológicos, en estado de deterioro notable, eran parte de un órgano vital, posiblemente un pulmón de la joven latinoamericana.

Estos restos, que fueron arrojados a un contenedor cercano al puesto de socorro en la playa, fueron recuperados el pasado 15 de enero por la Guardia Civil tras el aviso de los propios socorristas, que fueron conscientes de la posibilidad de que tuvieran algo que ver con la joven desaparecida cuando el caso saltó a la opinión pública.

Aunque los agentes asignados a la investigación siguen a la espera de que los forenses les confirmen al cien por cien que tales restos pertenecen a Romina Celeste gracias a las pruebas de ADN, las mismas fuentes advierten de que los primeros datos arrojan más de un 90% de coincidencias. Además, el hecho de que desde el Instituto Armado se haya reactivado durante toda la jornada de este jueves la búsqueda de más pruebas en la playa de Las Cucharas es otro indicio claro de que, a su juicio, han dado con una prueba palmaria del fallecimiento de la mujer.

Los socorristas alertaron a la Policía Local de Teguise tras encontrarse los restos flotando en la orilla, tirándolos a un contenedor de obra próximo a la zona de residencia de la víctima. Ahora, la confirmación genética de que corresponden a la paraguaya suponen un importante avance en la investigación.

Los técnicos de investigación científica de la Guardia Civil han localizado, aislado e investigado el citado contenedor y han reforzado la investigación en esta línea.

Así, han encontrado restos que se han puesto en manos de expertos para cotejarlos con ADN que tienen de Romina Celeste de cuando se hizo una investigación en su casa este mes en presencia de su esposo, el citado detenido.

La pasada semana el Juzgado de Instrucción número 1 de Arrecife ordenó el ingreso en prisión del marido de Romina Celeste Núñez por delitos de homicidio o asesinato y de maltrato habitual.

La magistrada encargada de ese Juzgado ha asumido el caso en su condición de juez con competencias en delitos de violencia machista en Lanzarote, ya que considera que existen indicios de que Raúl D.C. mató a su esposa, en contra de lo que ha sostenido hasta ahora: que se la encontró muerta la noche de Año Nuevo al regresar a casa, que se puso nervioso y que se deshizo de su cadáver.

La conversación interceptada a Raúl Díaz

Raúl Díaz estaba sometido a vigilancia por la Guardia Civil desde el mismo momento en que acudió al cuartel a denunciar la desaparición de su esposa, con una semana de retraso.

Los investigadores interceptaron una conversación del sospechoso con un familiar en la que contaba cómo se había deshecho del cadáver de su mujer, cuando hasta ese momento había sostenido que no sabía qué le había pasado.

El detenido defendió entonces ante los agentes que no había matado a su mujer, pero reconoció que había intentado hacer desaparecer su cadáver, primero quemándolo en el jardín de su casa y luego arrojando sus restos al mar en diversos puntos de la costa.

Mientras el Juzgado realizaba esas diligencias, la Guardia Civil continuó con el registro de la vivienda del matrimonio en Costa Teguise, en busca de pruebas de cómo murió Romina Celeste.

Los agentes también han seguido recogiendo indicios del coche de alquiler que el detenido asegura que utilizó para desplazarse por la costa de Lanzarote para tirar los restos de su mujer al Atlántico.

La madre de Romina Núñez, Miriam Rodríguez, confirmó la pasada semana que el anterior fin de semana las autoridades policiales se pusieron en contacto con ella y le "dijeron el domingo [cuando Raúl Díaz fue detenido] a las 17:07 que falleció". La Guardia Civil ha estado buscando a la joven en el mar con medios náuticos, terrestres y aéreos.

La hermana de Celeste Núñez, Helena, publicó en las redes sociales sobre el detenido el siguiente texto: "te odio desde el más profundo de mi corazón por arrebatarle la vida a mi hermana, te odio porque no pensaste que puede pasarle lo mismo a tus hijas, a tu hermana y tu madre. Le robaste la vida, le robaste la ilusión de verle crecer a sus dos hijos. Maldito el día en que te conoció. Ojalá que te llegue la justicia divina".

También desde Paraguay, la madre de la fallecida afirmaba días atrás que la última vez que habló con su hija fue cuando "me llamó desde otro móvil que tengo", es decir, desde un número diferente al habitual. Raúl Díaz dijo a la Guardia Civil que la mujer se había marchado de su casa con su teléfono tras discutir por teléfono.

La madre de la mujer desaparecida ha negado que su hija tuviera adicciones y expresó expresó su confianza en "que alguien la encuentre".

Se reanudan los rastreos en Costa Teguise

La Guardia Civil está buscando el cadáver de Romina Celeste Núñez en varios puntos de la costa de Lanzarote. La Guardia Civil ha creado que un dispositivo formado por buzos, un helicóptero y embarcaciones del Servicio Marítimo están buscando a la joven en la costa.

Esos rastreos en busca del cuerpo de Romina Celeste Núñez se realizarán durante un plazo limitado de tiempo en lugares concretos de la costa.

Confirman que los restos hallados son de Romina Celeste
Comentarios