jueves. 25.07.2024

Sonidos Líquidos concluyó de manera brillante el pasado sábado, 10 de junio, en La Geria, ofreciendo a sus asistentes un festival lleno de euforia y espectáculo. Este evento, reconocido por su enfoque sostenible, buen cartel musical, los vinos de Lanzarote y los impresionantes paisajes de la isla, logró un éxito rotundo tras agotar todas las entradas para su evento estrella un mes antes. 

Durante tres días, el festival deleitó a los amantes de la música en vivo con actuaciones en dos localizaciones distintas. El jueves y viernes, el dúo Fetén Fetén y Hoonine cautivaron al público en la Sala Buñuel, en El Almacén. 

Sonidos Líquidos hizo bailar en La Geria a 3.000 personas aproximadamente. Con su potente cartel, fusionó la mejor música, el vino y el utópico escenario volcánico de Lanzarote en una experiencia única. El sábado, el evento arrancó con la enérgica presentación de la banda canaria Tabaiba. Un inicio que siguió con DJ Checha Tambo, quien, junto con Ifara Melián, fueron los encargados de animar a los asistentes durante los cambios entre artistas. 

La banda neoyorkina Miranda and The Beat sedujo al público con su incansable e intensa actuación. Su puesta en escena fue recibida con fervor, demostrando que la energía del rock y garage de la Gran Manzana siguen siendo incombustibles. El ambiente festivo se multiplicó cuando Depedro tomó el escenario, e incluso bajó a cantar con sus seguidores, conquistando a todos con sus pegadizas y frescas canciones que invitaban a disfrutar un momento excepcional. 

El atardecer llegó con Dûpré, el talentoso grupo local que dejó a todos atónitos con su increíble dominio del rock de Lanzarote. En cada nota y cada acorde el grupo se entregó en un directo lleno de pasión. Seguidamente, el escenario lo ocupó una de las bandas del momento: Arde Bogotá demostró su destreza musical y su habilidad para embelesar al público con un rock lleno de actitud, dejando a todos los asistentes con la miel en los labios. 

El clímax de la noche llegó con Crystal Fighters, con un directo lleno de energía y emoción, el grupo interpretó sus grandes piezas que remitieron a un house ibicenco y rozaron el drum'n'bass, regalando al público un espectáculo digno del escenario utópico de La Geria. La adrenalina y las buenas vibras se desataron durante esta actuación, ofreciendo una experiencia inolvidable y cargada de sensaciones para todos los presentes. 

Finalmente, el turno fue para We Are Not Dj’s, el dúo formado por Yoli y Paco sorprendió a la multitud con sus impactantes collages sonoros. Su combinación única, de habilidad técnica y conexión emocional, les permitió pinchar temas reconocidísimos que resonaron en la afición. El resultado fue una armonía perfecta que llevó a todos los fieles de Sonidos Líquidos a alcanzar el nirvana, despidiendo esta edición con los brazos en alto y elevando la atmósfera a niveles insuperables. 

Además de la música que hizo saltar a todos, el festival estuvo repleto de sabores irresistibles gracias a Taberna de Niño. Los productos locales y las opciones para veganos y celíacos coprotagonizaron el evento. Y, por supuesto, los vinos de las reconocidas bodegas La Geria y El Grifo maridaron perfectamente con esta experiencia sensorial donde cada recuerdo fue un brindis de alegría. 

Pero, sin lugar a dudas, lo más destacado fue el compromiso del festival con la sostenibilidad y la preservación del entorno. Sonidos Líquidos implementó, en esta edición, más de 80 medidas sostenibles, asesorados por los expertos de MJC Ambiental. Y para hacer las cosas aún más fáciles, introdujo el sistema de pago con pulsera cashless, permitiendo a los asistentes acceder y adquirir productos de forma práctica y segura. 

En cuanto a la movilidad, la organización se aseguró de facilitar el transporte de los asistentes con servicios exclusivos de lanzaderas y guaguas. Además, utilizaron una flota de vehículos híbridos y eléctricos para el traslado de los artistas al recinto, demostrando su compromiso con una movilidad más sostenible. Una vez más, Sonidos Líquidos dejó claro que su preocupación por el frágil entorno de La Geria y la responsabilidad son tan importantes como la música. 

Un evento con carácter internacional y de primer nivel para Lanzarote. 

En esta edición, es más que evidente el impacto internacional que tiene Sonidos Líquidos, ya que más del 60% de los asistentes vienen de diversos destinos, tanto nacionales como internacionales. Esto consolida al festival como un destacado punto de interés turístico y cultural de Lanzarote. Con un amplio alcance geográfico demuestra el atractivo y la reputación del evento, convirtiéndolo en una experiencia que trasciende fronteras y atrae a amantes de la música y la cultura de todo el mundo. 

Sonidos Líquidos ha sido organizado por Arenao Producciones con el patrocinio del Cabildo de Lanzarote, Turismo de Islas Canarias, Turismo Lanzarote, Centros de Arte, Cultura y Turismo, Ayuntamiento de Yaiza, Grupo TSC e Instituto Canario de Desarrollo Cultural que aportan su grano de rofe en la propuesta musical y cultural del festival. Además, destacan la colaboración del Consejo Regulador de la D.O. Vinos de Lanzarote, Grupo Chacón Relaxia Resorts, Lumar Mantenimiento y Sonora. 

Cierra Sonidos Líquidos 2023 con una épica noche en La Geria
Comentarios