viernes 22/10/21
Martín Alonso y la Asociación Tinguafaya explican que los 250.000 euros del Gobierno canario fueron entregados al Cabildo este verano, y alegan que, según el Defensor del Pueblo, los niños tendrían que haber ingresado en el centro el pasado 22 de julio

Adislan sigue sin cobrar el dinero del Cabildo para la acogida de los 20 niños con discapacidad psíquica en Lanzarote

Inés Rojas confirma la entrega de los 250.000 euros mientras Joaquín Caraballo pide el plazo de una semana para incorporar a los pacientes al centro de Adislan

Los pacientes psíquicos de la isla de Lanzarote siguen sin solución. Después de que el Cabildo de Lanzarote se comprometiera a aportar una suma de dinero para que la Asociación de Discapacitados de Lanzarote (ADISLAN) se hiciera cargo de los 15 menores que, a día de hoy, carecen de instalaciones apropiadas en la Isla, a estas alturas todavía no se ha transferido dicha partida. Las consecuencias de esta nefasta gestión, por supuesto, las pagan los de siempre, los más desfavorecidos. Y es que este grupo de pacientes llevan unos 14 meses sin ser atendidos adecuadamente, con la lucha que ello conlleva para sus padres y familiares.

Este miércoles los niños que cada año tienen plaza en Adislan se han incorporado al centro de esta Asociación en la Isla. Sin embargo, muchos menores del colectivo de pacientes psíquicos no han podido ingresar en dicho centro, precisamente por la falta de medios económicos que aduce Adislan para hacerse cargo de los mismos. Al parecer, hay unos técnicos en Adislan que van analizando la situación de cada niño, y así deciden el orden en que entran en el centro.

El problema lo volvió a denunciar este miércoles por la mañana en Agustín Acosta Radio Martín Alonso Santana, el padre de Yeray, uno de estos niños de la Isla discapacitados psíquicamente, y que involuntariamente se ha hecho famoso gracias a la desidia de algunos gobernantes. “Adislan no ha recibido nada del Cabildo. 14 meses después seguimos sin solución y el verano tampoco ha servido para nada”, explica este padre desesperado, que pregunta a Joaquín Caraballo [consejero de Empleo y Asuntos Sociales del Cabildo] “a qué está jugando” (…) “Si usted no sabe sacar esto adelante en 14 meses, ¿qué pinta usted ya?”

Como representante de la Asociación Tinguafaya, Martín Alonso sostiene que desde Adislan se les ha explicado a los familiares de los niños “que para la próxima semana llamarán a Yeray y a otro niño más, y que en cuanto vaya entrando el dinero del Cabildo irán ingresando más niños en el centro”. Indignado y sin saber qué destino han tenido los 250.000 euros que, en teoría, transfirió el Gobierno canario al Cabildo para dicho fin, Martín Alonso advierte de que a estas alturas ya no se trata de un grupo de 15 niños con problemas psíquicos en la Isla, sino de casi 20. “¿Cuándo va a entrar el último niño en el centro? ¿En noviembre? Que yo sepa todos los niños entran el mismo día en un centro”, lamenta.

Debían ingresar el 22 de julio

Según la carta del Defensor del Pueblo remitida al colectivo de acuerdo a la información aportada por el Cabildo, los niños tendrían que haber ingresado en algún centro adecuado el pasado 22 de julio. “Supongo que habrán desviado 100.000 euros para otra cosa y que los otros 100.000 se los habrán metido en el bolsillo. No tengo otra explicación”, insiste. “¿Dónde está el dinero de nuestros hijos que ha aportado el Gobierno de Canarias?”, cuestiona.

Es más, la propia madre de Yeray, que este mes cumple los 22 años, asegura que el propio Cabildo les remitió una misiva en la que anunciaba que a partir del 4 de julio el ingreso de su hijo en el centro de Adislan sería una realidad.

Otra de estas madres afectadas, Rosa, se mostraba desesperada esta mañana en la tertulia de Agustín Acosta Radio. "Aparte de Jesús, tengo otro hijo, y yo ya no sé si tirarme por el Risco o qué hacer", dijo.

Pero los familiares de estos “20 niños que no tienen adonde ir” no sólo responsabilizan al Partido Socialista en el Cabildo de esta mala gestión. “El resto de partidos en la oposición, Coalición Canaria, el PIL, el PNL, el PP, … todos son culpables. Deben salir y hacer algo para que esto no siga aquí”, afirma Martín Alonso.

Para el componente de Tinguafaya, "los políticos ya nos han tocado bastante la fibra sensible. No tienen dignidad porque estamos hablando de personas, no de bloques ni de edificios. Aquí viene una patera y ya estamos ayudando a esos niños como sea. ¿entonces por qué no se hace lo mismo con estos niños de la Isla?", pregunta.

En cuanto al centro para estos pacientes cuya apertura estaba prevista en los próximos meses, Martín Alonso sostiene que “es una quimera, no se ha puesto ni se sacará a concurso sino tres meses antes de las elecciones. Ya sabemos lo que hay aquí; no somos tontos”. Añade que “aparte de estos 20 niños hay otras 25 plazas residenciales que están cubiertas pero que no se están dando”, y advierte de que “si lo que pretenden ciertos políticos es callarme la boca concediéndole una plaza a mi hijo, Yeray no entrará si no entran los demás niños”.

Los miembros de Tinguafaya tenían previsto acudir este miércoles a la sede del Cabildo insular de Lanzarote para comprobar "si la presidenta [Manuela Armas] tiene la suficiente dignidad para recibirnos y darnos una fecha y hora". Sin embargo, en cuanto se ha anunciado esta visita al Cabildo el propio consejero de Empleo y Asuntos Sociales, Joaquín Caraballo, ha llamado por teléfono a Martín Alonso. Según éste, Caraballo les ha convocado a una reunión para este mismo jueves, y les ha pedido el plazo de una semana para materializar el ingreso de estos niños en el centro de Adislan.

Asimismo, Tinaguafaya ha estado realizando gestiones para tratar de localizar a la consejera de Juventud, Vivienda y Bienestar Social del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, quien ha confirmado que en su día el Cabildo recibió los 250.000 euros del Ejecutivo regional.

Adislan sigue sin cobrar el dinero del Cabildo para la acogida de los 20 niños con...
Comentarios