jueves. 30.06.2022
El consejero José Antonio Valbuena se pronuncia sobre la instalación dispersa de renovables

"No sólo entiendo la postura de Lanzarote y Fuerteventura, sino que la comparto"

El Consejero de Transición Ecológica ratificó el compromiso de no aprobar desde el Gobierno de Canarias más declaraciones de interés general vía decreto, hasta la puesta en marcha de un Plan de Transición Energética (PTECan) que defina las zonas donde instalar los parques de renovables. Aseguró que el modelo actual, aun siendo las energías limpias más baratas, no repercute en la factura de la luz, y que "eso es un error de las administraciones". Un día después de estas declaraciones, el Gobierno de Canarias publicó la declaración de interés general aprobada en mayo de 2021, para una subestación eléctrica en Puerto del Rosario, destinada a prestar servicio a diversos parques de renovables aún no instalados
José Antonio Valbuena, consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias.
José Antonio Valbuena, consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias.

El consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena, se pronunció en los micrófonos de Cope Fuerteventura sobre los 12 proyectos de parques de renovables previstos en las islas de Lanzarote y Fuerteventura que, según informó la propia consejería en un comunicado, no se van a aprobar, en respuesta a los cabildos de Fuerteventura y Lanzarote, que han rechazado la instalación de este tipo de energías de manera dispersa.

"Los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura habían plateado que no ven necesario en estos momentos implementar nuevas potencias de renovables que están en fase de planificación, y nosotros lo que hacemos es apoyar esta decisión, hacerla nuestra, y compartirla. Frenar la instalación de aquellos parques que no tengan cobertura desde el punto de vista del planeamiento, hasta que tengamos la planificación y sepamos realmente donde se pueden instalar".

Manifestó Valbuena que entiende el posicionamiento de las dos islas orientales: "no solo lo entiendo, sino que lo comparto", poniendo en duda el actual modelo energético, al declarar que "con los grandes parques de generación de renovables, al final estamos viendo que no tienes ningún tipo repercusión en la factura directa que estamos pagando. Sabemos que estamos sometidos a la fijación de un precio de la generación de energía marginalista. Sabemos cómo es, y da lo mismo como se genera la energía, porque al final se va a cobrar como si se estuviera generando gas. Eso no está teniendo una repercusión directa en los ciudadanos".  Por lo tanto, continuó, "más allá del discurso ambiental, de que hay que reducir emisiones, está claro que el ciudadano quiere ver que esto tiene una repercusión directa". 

Sobre las protestas vecinales y daños ambientales que han provocado los aerogeneradores en Fuerteventura, dijo que el ciudadano ve "cómo se consume territorio, y los posibles beneficios económicos que están asociados a las renovables en forma de ahorro no se están produciendo", y que "ese ha sido el gran error cometido por parte de todas las administraciones en estos últimos años. No solo hay que reducir la emisión de gases de efecto invernadero, sino también apostar por un modelo de generación energética más económico".

Y añadió en sus declaraciones a esta emisora, que las zonas para este tipo de energías se definirán en el Plan de Transición Energética de Canarias. "Será con la planificación energética, que tendremos más pronto que tarde, y que ya se va a empezar con los trámites ambientales", la manera en que "se van a definir claramente cuáles son los espacios y las zonas donde se pueden instalar los puntos de producción de renovables, principalmente solar y fotovoltaica, en Lanzarote y Fuerteventura". Y en el caso de que el PTECan llegue antes que los planeamientos insulares, "esta planificación energética canaria va a tener un carácter obligatorio", aseguró. "Por tanto, lo que está claro es que no se podrá instalar ninguna instalación de renovables fuera de los espacios que delimite el PTECan".

El consejero Valbuena ratificó su compromiso de asegurar que, si los condicionantes ambientales no se cumplen, no se autorizará ninguno de esos parques. "Este Gobierno no ha aprobado, ni aprobará, ni un solo parque eólico o fotovoltaico vía decreto y saltándose los trámites ambientales, tal y como se hacía en legislaturas pasadas", había informado el consejero días atrás.

Declaración de interés general para la subestación eléctrica de Puerto del Rosario

Un día después de estas declaraciones, el Boletín Oficial de Canarias publicaba el día 7 de abril de 2022 resolución por la que "se declara de interés general las obras necesarias para la ejecución del proyecto Subestación colectora Fuerteventura Verde 66 KV, en el municipio de Puerto del Rosario", Esta resolución habría sido aprobada desde otra consejería ("vista la Resolución de Directora General de Energía"), el 16 de mayo de 2021, y dictada según una norma actualmente no vigente ("al amparo del entonces vigente artículo 22.2.B.m"), según el Reglamento Orgánico de la extinta Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento.

La resolución que habilita este proyecto, según el anuncio, "tiene por objeto la incorporación a la red de transporte de las instalaciones fotovoltaicas ISF Rosa de la Arena de 10,45 MW, ISF Quebrada del Mojeque de 7,6 MW, ISF Puerto Lajas, de 5,9 MW, ISF Las Cabras de 11,5 MW, Proyecto Solantes: Parque Eólico I+D+i Solana de Tesjuate, y del Parque eólico Puerto del Rosario de 29,2 MW. Estas instalaciones suman un contingente de generación con energías renovables de 88,15 MW en la isla de Fuerteventura".

Esta subestación no estaría en suelo rústico, según las fuentes consultadas, aunque sí lo estarían algunos de los mencionados parques eólicos y renovables mencionados en el anuncio.

En relación a las decenas de parques eólicos y fotovoltaicos que están actualmente en trámite, y que aparecen en el visor de recursos energéticos del propio Gobierno de Canarias, y entre los cuales se encuentran los mencionados en el BOC, señaló Valbuena que "el hecho de que aparezcan ahí, no significa que se vayan a autorizar".

Muerte de guirres en los aerogeneradores

Sobre la muerte de dos ejemplares de guirre durante las últimas semanas bajo las aspas del parque eólico de Naturgy en Puerto del Rosario, suceso que dio lugar a la paralización de los aerogeneradores, José Antonio Valbuena explicó que "ahora estamos en espera de que Naturgy nos dé los elementos de valoración, para ver si se puede minimizar el riesgo, y en base a eso, veremos qué decisión se adopta. Es algo preocupante, porque el guirre es una especie en peligro de extinción a nivel global, y no podemos permitir este tipo de daños que son irreparables".

"Al final, un aerogenerador se podrá parar, se podrá poner en marcha, pero nos cuesta mucho la recuperación de la población del  guirre en Fuerteventura, con una inversión pública muy importante.  Esto hay que tenerlo muy presente. No solo son importantes las energías limpias, sino que son igual de importantes, o más, los recursos ambientales que tiene Canarias. Hay que saberlos conciliar, y en caso de duda, siempre va a prevalecer el valor ambiental", concluyó.

El PTECan nace con vacación de consenso

En la ficha resumen del Plan de Transición Energética de Canarias, la iniciativa se define a sí misma como "un plan que aporta seguridad energética y resiliencia frente al cambio climático. El PTECan promoverá el desarrollo de un modelo energético sostenible, basado en la eficiencia energética y las energías renovables, identificando las acciones que contribuirán a la descarbonización de la economía en el horizonte de 2040".

Así lo recoge la propia web del Gobierno de Canarias, estableciendo que el PTECan será el marco de ordenación y planificación en materia energética para cumplir con la Ley Canaria de Cambio Climático, y que debe coordinarse con su propia estrategia y con los objetivos propuestos por la Unión Europea en materia de reducción de gases de efecto invernadero. En su propia definición, establece que tiene un exclusivo carácter planificador y un "consenso social", contando con entidades locales, colegios profesionales, universidades, empresas, grupos medioambientalistas y consumidores.

"No sólo entiendo la postura de Lanzarote y Fuerteventura, sino que la comparto"
Comentarios